'Herrera en COPE'

"El Gobierno de todos los catalanes está secuestrado en el salón de un fugado en Waterloo"

 

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 10:04

Son las 8, las 7 en Canarias:

¿Qué tal? Buenos días. Saludos de Sergio Barbosa en nombre de toda la gente que hace posible 'Herrera en COPE' en este miércoles 25 de julio, día de Santiago. Saben ustedes que Carlos Herrera siente una gran devoción por el apóstol. De hecho, no solo hizo el camino el pasado mes de junio, sino que ha aprovechado esta festividad para convocar el Comité de poligonismo ilustrado de 'Herrera en COPE' en el que se abordarán los próximos polígonos veraniegos, así que si les parece vamos aprovechar este periodo de reflexión para contarles las cosas que pasan por esos mundos de Dios.

Miren, hoy es imposible hincar el diente al relato informativo sin detenerse en Grecia. A estas horas nos cuentan que en Atenas, un destino turístico que congrega a miles de españoles cada verano, sigue oliendo a quemado. Siete grandes incendios mantienen en jaque a ese país que hoy llora a casi 80 muertos. Eso por no hablar de los casi 200 heridos, algunos de ellos en estado crítico, y un número indeterminado de desaparecidos. Gente que se abrazó en grupo antes de perecer carbonizada. Gente que se tiró al mar acosada por las llamas. Gente que deambula como zombies por pueblos en los que no ha quedado piedra sobre piedra. Y todo con la sospecha de que los fuegos han podido ser intencionados. Y todo con el relato de personas que han salvado la vida por los pelos.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS COMPLETO DE BARBOSA EN ESTE MIÉRCOLES 25 DE JULIO

España, otros países europeos y Estados Unidos están colaborando en las labores de extinción. Importante decir, por cierto, que de momento no hay víctimas españolas entre los fallecidos. Un dato importante porque estamos en esa época del año en la que miles de españoles cogen un avión para irse de vacaciones al extranjero. Hoy en Barcelona respiran tranquilos porque los trabajadores de tierra de Iberia desconvocaron los paros. Sin embargo, los tripulantes de cabina de Ryanair están de huelga desde esta pasada medianoche. De los 75.000 pasajeros afectados en España, la compañía asegura que unos 50.000 ya habrían recibido una solución, ya sea recolocados en otros vuelos o indemnizados económicamente.

Precisamente, la directora de la Agencia de Seguridad Aérea, Isabel Maestre, ha lanzado un mensaje para los que todavía estén como pollo sin cabeza por el aeropuerto. No haga el canelo pagando de su bolsillo los gastos generados por la huelga, ni el bocadillo, ni nada que se le precie. La compañía tiene que hacerse cargo y tiene que devolverle el precio del billete si usted así lo solicita.

Bueno, y contada la desgracia a la que... La desgracia de Grecia, y contado el incordio de los aeropuertos al que volveremos en directo en unos minutos, ¿del momento político qué tenemos? Pues, hombre, así a bote pronto tenemos un Gobierno al que le han entrado las dudas al ver que la que se le viene encima es importante. Que no es que estemos pensando en convocar elecciones, pero que como la cosa se ponga fea aquí no hay muchas ganas de pasarlo mal así porque sí. Isabel Celáa, la ministra de Educación y portavoz del Gobierno de España.

Una cosa es saber que tienes 84 diputados y que estás en Moncloa de prestado, pero entre que te haces fotos o vas a Benicassim, pues tira que te va. Y otra es ver venir de cerca el calvario que te espera. ¿Se imaginan ustedes al Gobierno socialista, que basó su oposición a Rajoy en las críticas a los recortes, teniendo que hacer ajustes económicos? ¿Se imaginan a ese Gobierno, que ha entrado en Moncloa para trabajarse una imagen de Ejecutivo amable antes de convocar elecciones cuando las encuestas se muestran favorables, teniendo que renunciar a las alegrías económicas?

Pues eso es lo que le espera si el nuevo PP de Pablo Casado cumple su promesa de vetar en el Senado con su mayoría absoluta el plan de gasto que relajaba el objetivo de déficit del 2,2 al 2,7%. Decía la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que hay que ver esta gente del PP tan obsesionada con no gastar 5 si solo ingresamos 4. O lo fácil que sería relajarse con el objetivo de déficit. Olvida la ministra, o quiere olvidar que lo que te pasas con el déficit se acumula a la deuda, y la deuda está en torno al 100% de nuestro PIB. Y la deuda hay que pagarla con intereses a países e instituciones que aprovechan ese poder para presionar a España y llevarla por donde les conviene a ellos. Es decir, problemas de soberanía.

Y luego está el problema de siempre, que lo que pagamos intereses como hámsters en una rueda, los que sueltan la gallina son los de siempre: la clase trabajadora con sus impuestos. El PSOE y Podemos, que le azuza para desbocar el gasto, no lo entenderán, pero el PP sí lo entiende al igual que el portavoz de ciudadanos, Juan Carlos Girauta.

Al margen del frente económico que ha llevado al Gobierno a enseñar ni que sea la puntita del mástil de la bandera blanca, pues unos operatistas catalanes que -oh sorpresa- son insaciables y más desde que Carles Puigdemont se ha hecho con el control del PDeCAT para que el sector más punky del soberanismo mantenga el desafío lo más alto. Eso incluye utilizar sus 8 diputados en el Congreso para boicotear cualquier iniciativa del Gobierno. Y Puigdemont va a por todas porque, entre otras cosas, él y los otros diputados fugados y presos ya han dejado de cobrar del Parlamento. Y eso, amigo, son palabras mayores.

 

Su hombre de paja, Quim Torra, por cierto, se lleva el sábado la reunión de consejeros a Waterloo para celebrarla allí, en la sala de estar del fugado. Esto son cosas, como les venimos contando esta mañana, que nos estamos acostumbrando a ellas. Pero si se las hubieran contado a Tarradellas, por ejemplo, a Tarradellas en vida, al hombre lo hubiese dado un apechusque. Eso de que el Gobierno de todos los catalanes esté secuestrado en el salón de un fugado en Waterloo, con el Parlamento cerrado hasta octubre o que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haya tenido que salir al paso para recordar en una sentencia que la plantación de cruces amarillas o esteladas en lugares públicos como los ayuntamientos, son ilegales porque vulneran la neutralidad política. El caso es que la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, insistía en recordar a Sánchez que ellos son sus caseros y que el alquiler de Moncloa no va a dejar de subir como no les conceda ese derecho ilegal de la autodeterminacion.

Ojo a la frase, eh. La estabilidad por la estabilidad no tiene sentido. Es decir, a la gente que la zurzan. La estabilidad está bien si nosotros conseguimos algo, pero si no, pues... No hay estabilidad que valga. Toda esa frase encierra el cinismo y la perversión de lo que es el soberanismo.

Y todo esto mientras el PP de Pablo Casado se ha propuesto quitarse los complejos, recuperando una parte de la historia del PP que había quedado en una vía muerta. José María Aznar volvió a la sede de Génova dos años y medio después. La izquierda ya tiene la foto para entretenerse demonizando a Casado como un dirigente muy muy muy muy muy muy de derechas. Pero Casado está siendo coherente con aquello que prometió. “Voy voy a intentar que el PP sea todo lo que hay a la derecha del PSOE”. Javier Maroto era el encargado de explicar la carga simbólica de esa foto.

El tiempo dirá si la estrategia es acertada en un contexto en el que ahora también juega Ciudadanos. La otra alma del PP decía que mejor no presumir mucho de ser de derechas-derechas que para picar de aquí de allí, del centro de los liberales que no son muy conservadores, y tal y cual. Mejor vender gestión económica sin entrar en muchas reflexiones ideológicas. A eso unos le llaman centro derecha pragmático y otros derecha acomplejada. ahí está el debate.

 

¿Quién sabe, tal vez las dos visiones del PP estén condenadas a entenderse precisamente para ser el partido “atrapa todo” que pueda recuperar una mayoría contundente en el Congreso? De ahí que Casado, por tal de no dejar a nadie fuera de servicio, se reunió ayer incluso con Hernández Mancha. Hoy también se verá con el Rey en Zarzuela después de haber celebrado la famosa reunión, la más esperada, la más decisiva, para el futuro inmediato del Partido Popular. Casado recibe a Soraya Sáenz de Santamaría para ver cómo integrar a los perdedores de las primarias en el nuevo proyecto. Sáenz de Santamaría está descartada para secretaria general y se debate entre continuar como diputada, asumir algún cargo intermedio o, incluso marcharse. Sea como sea, estamos en un momento político muy interesante que va a ser también decisivo para el futuro de España.

Lo más