• Sábado, 24 de febrero 2024
  • ABC

COPE

Barbosa: "Sánchez no se reúne con Vox, pero sí con un partido que no ha condenado la violencia de ETA"

El presentador de 'Herrera en COPE' analiza los titulares que marcan la actualidad de este viernes 13 de octubre

Sergio Barbosa

Sergio Barbosa

Periodista

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:47

Vídeo

A los que estamos enamorados de la radio, hay una noticia que nos ha provocado un serio disgusto. Resulta que se nos ha muerto a los 80 años un grande como Carlos Pumares, Para los más jóvenes, hay que decir que fue un enorme crítico de cine, que dejó también una enorme huella en la radio. Porque no era un crítico que hablara en la radio: era un personaje que creó su propio estilo de radio.

Yo no sé si fue el típico que se crea un personaje y ese personaje le acaba devorando o él era así de personaje, y con esa personalidad hizo fortuna en programas como el mítico 'polvo de estrellas', en la desaparecida antena 3 radio, pero para la historia queda ya aquel tono displicente con el que trataba a los oyentes que le pedían la crítica de una película o una canción difícil de encontrar... en aquellos tiempos en los que no había Internet.

Audio


Momentos clave en la celebración de la Fiesta Nacional

De las cosas de la actualidad, hemos salvado otra Fiesta Nacional, y este además con el aliciente de que este último 12 de octubre será recordado como el primero en el que la Princesa Leonor acudió como integrante de las fuerzas armadas. Desde luego, si algo tienen estos actos institucionales, es la “carga simbólica” de recoger “de donde venimos” y proyectarnos al futuro, al que no dirigimos.

Un futuro que nos podemos imaginar cómo puede ser o cómo deseamos que sea, pero que, en realidad, no está escrito. Y precisamente por eso tuvo su puntito simbólico ese momento en el que uno de los padres de la Constitución del 78, como es Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, saludó en el besamanos del Palacio Real a la Princesa Leonor.

De hecho, como don Miguel ya va con bastón y camina despacito, la Princesa y el Rey abandonaron su posición de saludo y salieron al encuentro de “uno de los hombres” que escribieron la Constitución, que ambos, padre e hija, están llamados a defender. De hecho, la princesa hará la jura solemne de ese compromiso en pocas semanas, cuando cumpla la mayoría de edad.

Claro, aquí con el panorama político que tenemos, ayer era inevitable que algunos pensaran aquello de cuando doña Leonor sea Reina de España a saber a las cuantas andará la Constitución del 78 a saber cómo habrán dejado Pedro Sánchez y el actual Tribunal Constitucional, la carta magna.

Una España muy dividida, entre quienes no tuvieron problemas en votar a Sánchez el 23 de julio, a pesar de todas las ocasiones en las que ha faltado a su palabra, de errores gravísimos como la Ley del Sólo sí es Sí y, sobre todo, de su política de alianzas con los separatistas y quienes, en cambio, están indignadísimos ante la posibilidad de que se conceda una ley de IMPUNIDAD a los golpistas y malversadores del 1 de Octubre.

Y por lo que se volvió a constatar ayer en las calles de Madrid, los españoles que acuden como público a los actos del Día de la Hispanidad suelen responder bastante más al segundo grupo. A diferencia del año anterior, Pedro Sánchez no hizo esperar al Rey para usarlo de parapeto y se comió de par en par los abucheos del respetable.

Abucheos que fueron tan evidentes, que no hubo retransmisión institucional que los pudiera ignorar. Más que nada, porque lo de ayer, más que silbidos fue un cántico perfectamente identificable, el famoso 'Que te vote Txapote'

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo de los abucheos a Sánchez ya lo hemos comentado en alguna ocasión. No es una situación agradable ni deseable: en la fiesta nacional, en el día que debe ser una fiesta para todos los españoles, con el Rey de por medio con la Princesa, en un día importante para ella no es lo ideal que haya esa tensión.

Pero, en todo caso, a uno le queda una cierta sensación de vacío. Porque más allá del desahogo puntual, a esos silbidos y a ese cántico de ayer hemos llegado porque Sánchez salvó el pellejo político el 23 de julio y porque esos silbidos no le van a parar. De hecho, Sánchez y el PSOE ya se han hecho las víctimas y los ofendidos porque "hay que ver cómo se meten con el pobre presidente y qué poca educación en un acto institucional, la culpa es de PP y VOX, y tal y cual".

Miren, a Sánchez lo que realmente le podría incomodar es que, como ha pasado en países como Israel o Polonia, la ciudadanía saliera, pacíficamente, cada semana o cada dos por tres a recordarle que tiene a mucha gente que no se va a resignar a sus posibles excesos.

Claro que entonces a Sanchez le faltaría tiempo para decir que la oposición está agitando la calle, etc, etc. Porque el Sanchismo, en realidad, lo que le molesta es que la gente proteste, que la gente le critique. Y si estás negociando una ley de impunidad que va a humillar al Estado de Derecho y va a convertir a esos “ciudadanos que te abuchean” en ciudadanos de segunda categoría ante la ley, habrá que convenir que estás haciendo muchos méritos para que te abucheen.

Sánchez se reúne con Bildu y Junts

Hoy, sin ir más lejos, el candidato socialista se va a reunir con los portavoces de Bildu y Junts para pedirles el voto de cara a su investidura. Es decir, estamos hablando de un presidente que, con tal de gobernar, ha pasado de decir que la amnistía era ilegal a reconocer que ya la está negociando y que hoy se va a sentar con un partido que no esconde que su principal objetivo es defender los intereses de los presos de ETA.

Sánchez no se reúne con Vox, pero se reúne con un partido que él mismo dijo en campaña electoral que todavía no ha dado todos los pasos necesarios para condenar la violencia de ETA como es debido. Pues hoy Sánchez se reúne con la portavoz de Bildu tan ricamente, como se va a reunir también con los portavoces de Junts.

Y todavía, espérate porque Sánchez, ayer en los corrillos, no descartó rotundamente que pueda hacer una llamada a Puigdemont igual que llamó el martes al indultado Junqueras para mostrarle su respeto y pedir humildemente que le permitan sacar adelante y sostener la próxima legislatura.

Sánchez se limitó a confirmar que ahora, en lo que está, es en hablar con los portavoces parlamentarios lo cual en alguien que cambia tanto de opinión puede significar cualquier cosa. Eso y bromear con la fecha de la investidura porque prometió que será antes del 27 de noviembre. Es decir, que sigue convencido de que llegará a un acuerdo con los separatistas, pero que no puede garantizar que sea sobre la campana.

El mundo sigue mirando a Israel

En la Franja de Gaza hay gente que, desde la ventana de su edificio, puede grabar con el móvil como los misiles israelíes caen muy cerca de otros edificios que acaban destruidos mientras la situación de los civiles palestinos cada vez es más dramática. Y los israelíes, con el trauma de sus 1.300 muertos, están en alerta porque los yihadistas han llamado a un 'viernes de la ira'.

La ofensiva terrestre de Israel en la Franja de Gaza, por cierto, no acaba de llegar, lo cual te da una idea de lo crucial y de lo dramático que puede llegar a ser ese momento en el que miles de soldados israelíes entren en ese laberinto. Una ratonera preparada por yihadistas perfectamente entrenados para la guerrilla urbana.

Y todo en un territorio donde la población civil palestina sigue sufriendo las consecuencias de la barbarie de los tipos que dicen defenderles, los de Hamás, pero que en realidad son sus peores enemigos. Porque Hamás ha hecho lo que ha hecho precisamente para que ISRAEL haga lo que está haciendo. Porque HAMAS, HIZBULÁ, IRAN y compañía no querían que se completase el proceso de acercamiento entre Israel y Arabia Saudí.

No quieren que se demuestre que la convivencia entre judíos y musulmanes es posible y por eso necesitaban provocar a Israel, para que respondiera con sangre y furia. Hamás quiere muertos, quiere muertos israelíes y muertos palestinos, porque los muertos palestinos alientan la maquinaria del odio de la que vive Irán, en su lucha por la hegemonía del mundo islámico. Si a Hamás le importara la vida de los palestinos de la Franja de Gaza, no habría rechazado el corredor humanitario que le ofreció Egipto.

Israel, por cierto, ha cuantificado en 97 los rehenes que están en manos de Hamás. Si esos rehenes están en los túneles de Gaza, a pocas horas de la invasión de ese territorio o han sido trasladados al Líbano sigue siendo una incógnita.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar