COPE

Barbosa: “Ante la inacción del Gobierno de España, media docena de territorios han formado una UTE pandémica"

Analiza Sergio Barbsala actualidad centrado en el aumento de contagios y la reacción de las autonomías para evitarlos

Sergio Barbosa

Sergio Barbosa

Periodista

Tiempo de lectura: 8'Actualizado 11:26

Vídeo

¿Qué tal, buenos días? Saludos de Sergio Barbosa, en nombre de la gente que hace posible ‘Herrera en COPE’ en este martes 28 de diciembre de 2021.

Decíamos hace un rato: cuidado con las inocentadas, que no está el horno para bollos y, además, que luego uno pierde credibilidad. Porque, miren, si a uno le cuentan que el Gobierno aprovechó el día de Navidad, así medio a escondidas, para aprobar la subida del gas natural, lo mismo se cree que es una broma.

Pero no, es cierto como la vida misma. A ver, es verdad que la subida de esa materia prima, que llega a ser del 231 por ciento, al final se queda limitada, de forma temporal, a un palo máximo del 15%, que ya es palo, aunque en comparación pueda parecer poco. Pero no deja de tener su gracia que, al tratarse de una nueva subida para los sufridos hogares españoles, pues el Gobierno lo haya publicado en el BOE el mismo día 25, para que pase más desapercibido en los medios de comunicación.

Que es un poco lo que el marido de la vicepresidenta Teresa Ribera vino a criticarnos a los periodistas, desde su cargo en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que le parecía inaudito, dijo, que abriésemos telediarios y programas con la subida de la energía. Claro, si es verdad que la subida de la luz es una tontería.

¿A qué viene este afán por hacer que los españoles no sean muy conscientes de que, a partir del 1 de enero, la subida de las tarifas reguladas de gas natural? Ah, pues el Gobierno sabrá.

Pero el hecho es ese. A partir del 1 de enero, el gas natural sube, como mínimo, un 5'5% hasta un 15% y luego ya se verá cómo se recupera lo que no nos cobran, de momento.

Gas natural

Gas natural


LAS CC. AA. TOMAN EL MANDO PARA FRENAR LOS CONTAGIOS

Decimos del uno de enero. Claro, muchas de las cosas que hoy son noticia. Lo son, precisamente porque se acaba el año, y cuando se acaba el año, por hache o por b, nos entran las prisas.

Y eso, por ejemplo, en la pandemia hace que a las autonomías les haya entrado la inquietud de tsunami de contagios (214 mil desde el jueves). Nochevieja, contactos sociales más contagios en enero, ¿aguantarán los hospitales como están aguantando hasta ahora?.Bueno, pues les ha entrado la angustia y, en las últimas horas, muchas autonomías han anunciado ya, o van a anunciar más pronto que tarde, una nueva ronda de restricciones con las que tratar de contener el incremento de los contagios.

Aragón, Cantabria y Navarra han aumentado las restricciones al ocio nocturno. Y luego, hay otra serie de autonomías como Galicia, País Vasco y La Rioja que están estudiando otro tipo de limitaciones a las celebraciones de Nochevieja.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Aquí, lo llamativo es que seis autonomías del norte han decidido coordinarse para tomar más o menos el mismo tipo de medidas. Es decir, ante la inacción del gobierno de España, que no quiere meterse en líos y solo se le ocurre lo de imponer la mascarilla en todo momento en la calle, media docena de territorios han tenido que formar una UTE pandémica. Una especie de cártel anti-covid, que trate de llenar el vacío legislativo y ejecutivo del gobierno central. Y ahí el que ha llevado la voz cantante ha sido el lehendakari Íñigo Urkullu.

Luego ya se puede entrar en el debate de si las medidas son acertadas o exageradas, o si ahora son necesarias, pero deberían haberse tomado antes para que ahora no fueran tan drásticas. Ese puede ser un debate, frente a un crecimiento, francamente, exponencial de los contagios:214 mil desde el jueves con récord de incidencia en 1.200 casos aunque, eso sí, con unos hospitales que siguen estando mejor que hace un año.

Ese es un debate pero, desde el punto de vista político y administrativo, no deja de ser muy llamativo que la pasividad del gobierno central sea tan evidente, que las autonomías se vean forzadas a colaborar entre ellas.

A todo esto, la Comunidad de Madrid no forma parte de esa UTE pandémica, sigue yendo por libre, sigue apostando por evitar los cierres, pero sí está estudiando no autorizar las macro fiestas. Así que hoy podría confirmarse que no se van a permitir esos cinco eventos masivos de entre 500 y 1.000 asistentes que están previstos en la región para Nochevieja.

Total, que esa será unas de las consecuencias inesperadas que nos va a dejar ómicron, en estas fiestas de fin de año, que nos prometíamos muy felices. La hostelería vio pasar la guadaña de cerca, pero evitó un cierre total, pero el que se va a llevar un buen golpe, justo en una de las noches más importantes de facturación, va a ser el ocio nocturno.

Seis comunidades autónomas pactan limitar horarios en la hostelería y el ocio nocturno


¿Y el presidente del gobierno qué se cuenta? Pues ha pedido prudencia y ha hecho un doble pronóstico. Que Sánchez se ponga a hacer pronósticos es para tentarse la ropa, porque como le salga como el pronóstico de la fuerte y vigorosa recuperación económica, o el pronóstico de la factura de la luz, estamos apañaos.

Hombre, lo primero, que los contagios van a subir en los próximos días, más de lo que ya lo han hecho, eso se puede dar por seguro. Viendo lo que ha pasado en Sudáfrica o en Alemania, haciendo las cosas bien, los contagios los podríamos tener a la baja antes de que termine enero, pero, de momento, ahora mismo, estamos en todo lo alto.

También es verdad que Sudáfrica tiene una población mucho más joven que la nuestra y que Alemania ha impuesto restricciones más duras que nosotros. Así que todo lo que digamos, a estas alturas, tiene que ser siempre con la debida cautela. Desconfíen de los que hagan pronósticos como si fueran la verdad verdadera cien por cien.

Eso, por lo que se refiere a los contagios. Luego está ese segundo pronóstico que ha hecho Sánchez sobre los hospitales, que ojalá se cumpla. Ojalá los hospitales sigan resistiendo y esto se quede únicamente (que no es poco) en un golpe brutal, otro más, para la sufridísima Atención Primaria, para los laboratorios que realizan diagnósticos y para el día a día del mundo laboral y de la vida personal de muchos ciudadanos.

Ahora mismo tenemos a 1.715 personas en las UCI. Eso es el 18%, cuando hace un año estábamos en el 21%. Y las plantas están al 7%, cuando hace un año estaban al 10%.

En esa delgada línea de los pronósticos nos seguimos moviendo. ¿Tiene pinta de que los hospitales pueden aguantar sin colapsar? Tiene pinta, si los contagios no crecen exponencialmente hasta tal punto que, por muchos contagios que hagan falta para un ingreso en UCI, al final los acabemos generando en enero. Ese y no otro, es ahora el dilema de los políticos que, después de haberse dormido otra vez en los laureles, ahora quieren prevenir un enero complicado como sea.

En lo que no hay no hay debate posible es que los fallecidos son muchos menos a día de hoy, gracias a la vacuna. Si el año pasado, por estas fechas, teníamos días de 200 o 300 fallecidos, ahora tenemos 120 en un intervalo que va del jueves al lunes. Sigue siendo un dato lamentable, pero la pandemia, ciertamente, ha perdido algo de dramatismo.

Y esto es lo que hay, y esto es lo que la gente de a pie pues estos días está tratando gestionar a su manera. Yo no sé si usted lo notará en su entorno más cercano, pero muchos notamos que la gente ha subido bastante la guardia, entre otras cosas, para evitar problemas de cuarentenas, problemas familiares y fastidios vacacionales.

La verdad es que es curioso como la pandemia nos ha habituado a cambiar de pantalla mental tan rápido, de una manera tan drástica, ¿no? No hace ni dos semanas, aquí el personal estaba como loco con las cenas de empresa y las fiestas de Navidad, y otra vez, sin comerlo ni beberlo, nos hemos metido un poco en el caparazón pandémico.

Bueno, bien está si todo eso no está sustentando en el miedo, sino simplemente en la prudencia y la responsabilidad individual para salir del paso de un repunte puntual de la pandemia de los que esperamos que, cada vez, queden menos.

De hecho, miren, por poner un poco de optimismo a todo esto, los expertos siguen pensando que estamos mucho más cerca del final que del principio. Amós García es el presidente de la Asociación Española de Vacunología y cree que, aunque ómicron nos haya amargado un poco las fiestas, el objetivo marcado sigue siendo factible.

¿Cuándo volveremos a tener controlada la incidencia y el virus dejará de pegarnos estos sustos, bien sea con una letalidad demasiado alta o, como ahora, con una explosión de contagios tan tremenda? Pues en buena medida va a depender de la rapidez con la que se vacune a la población mundial, para evitar que ese virus, que va probando cerraduras, encuentre otras mutaciones que nos vuelvan a complicar la vida.

En fin, que la vida sigue más allá de la pandemia y, como decimos, hoy van a suceder cosas que tienen su importancia en el plano económico.


PRESUPUESTOS Y REFORMA LABORAL

Primero, la aprobación de esos Presupuestos Generales del Estado en el Congreso que nacen ya con muy poca esperanza de ser equilibrados y poderse cumplir. Porque son una cuentas absolutamente expansivas, que se hicieron tomando como referencia unas previsiones de crecimiento, que ya no se cree ni el propio gobierno. Y por más que las cuentas lleven el dopaje de una parte de los fondos europeos, y por más que en 2022 nos espera una subida de impuestos de no te menees, esas cuentas no son realistas.

Y en este contexto, hoy se aprueba por el Consejo de Ministros, para entrar en vigor mañana mismo, la reforma laboral. La famosa reforma que, al final, no ha sido derogada pero incluye cambios con los que, dicen, se va a combatir la temporalidad.

Ahora, vamos a ver, porque resulta que los partidos que sustentan al gobierno PSOE-Podemos amenazan con aprovechar su tramitación parlamentaria para modificarla o tumbarla.

Y la patronal CEOE (ya nos lo dijo aquí su presidente Antonio Garamendi) como se toque una sola coma de ese pacto, se bajará del acuerdo. Y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, hablaba ayer aquí con nosotros y también descartaba que se pudiera modificar una reforma laboral que ya está pactada.

Audio


Es la emoción de vivir en un país gobernado por una coalición, con un partido en su seno, de izquierda radical apoyado en otros partidos también de izquierda radical, más separatistas que sólo buscan el “cuanto peor, mejor”, aprovechar cualquier chantaje para sacar una nueva tajada.

Y como también se acaba el año, el Ayuntamiento de Madrid también ha sacado sus Presupuestos sobre la bocina. Y aunque parezca una cosa así muy local, desde el punto de vista político, pasa como con el adelanto electoral en Castilla y León, que tiene su miga política, por lo que conlleva de movimientos tectónicos entre los diferentes partidos.

Al final, PP y Ciudadanos, que en casi toda España se llevan a matar, han tenido que apoyarse en los cinco carmenistas, que suenan así a secta milenaria del desierto del Gobi pero que en realidad son los cinco concejales de Más País que se salieron del grupo, que anteriormente había roto peras con Podemos, porque la izquierda madrileña es como las matriuskas rusas, una muñeca dentro de otra hasta el infinito y más allá.

Bueno, la cuestión, que las cuentas de PP y VOX salen adelante, pero con cesiones. La rebaja no será tan grande para los que tengan un piso superior a los 300 mil euros.

Y se hace hija predilecta a Almudena Grandes, la escritora a la que Pedro Sánchez y la izquierda han ensalzado notoriamente, con motivo de su muerte, pero que todo lo que tenía de buena escritora lo tenía de personaje controvertido, con ramalazos sectarios.

En su momento, la derecha se negó a hacerla hija predilecta de Madrid o darle una calle porque la escritora había deseado el fusilamiento de la mitad de los madrileños y, claro, está feo. Bueno, pues al final, Almudena Grandes, hija predilecta de Madrid y ahora la típica lucha por el relato….

¿Son PP y Ciduadanos unos flojos, que ceden a las exigencias ideológicas de la izquierda? ¿Es VOX el que ha propiciado esa cesión, por no ser un socio fiable y encasquillarse con lo del uso del coche en el centro de las ciudades?

Pues cada uno que elija la versión que más le acomode, pero las elecciones de Castilla y León son en febrero. Andalucía está en cartera para 2022 y los movimientos tecnónicos en el bloque de la derecha no dejan de sucederse casi, casi como el tremor que se sentía en La Palma antes de la erupción.

El fachaleco, abrirme un plan de pensiones.

Audio



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar