'Herrera en COPE'

"Anna Gabriel se quita el pelo de la dehesa, se pone desodorante y pide asilo en Suiza"

 

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 15 jun 2018

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

¿Cómo les va la mañana?  Verdad que es simpática la mañana de hoy, ¿verdad? Martes 21 de febrero. Excepto Canarias, Melilla y el Estrecho parece que en todo el resto del país van a bajar las temperaturas. Hay viento fuerte en el norte, en el Valle del Ebro lluvia, la habrá durante la mañana en el Cantábrico. Y bueno y así, vamos viendo pasar los días, ya es el que hace 21 de este mes que tiene 28, o sea que, en una semana esto fenece.

Bueno, esta noche se ha registrado un pequeño terremoto de 2,9 grados al sur del municipio murciano de Fortuna. No, pues por allí, Santomera, Molina de Segura, esos municipios lo han… En fin, parece que no ha pasado nada  o no se registran, por ahora, daños en las viviendas.

ANNA GABRIEL SE QUITA EL PELO DE LA DEHESA, EL FLEQUILLO MUTANTE, SE PONE DESODORANTE Y PIDE ASILO

La fotografía. Hoy es la crónica de una fotografía que reproducen casi todos los medios gráficos, que se ve en el Internet, en las televisiones. La fotografía de otra cobardona en estampida como están haciendo prácticamente todos los independentistas involucrados en el intento del golpe de Estado, la proclamación de la república catalana. Y en este caso, la conocida como Anna Gabriel, con además cambio de imagen. Con ese quitarse el pelo de la dehesa o el flequillo mutante como dice Barbosa. Es lo primero que hizo Puigdemont cuando llegó a Bélgica, ¿no?. Descorrerse la cortina y peinarse, vamos, fundamentalmente. Pues aquí es lo mismo que ha hecho Anna Gabriel en Suiza: abandonar el feísmo, ponerse desodorante, vestirse un poquito de Chanel. Es tan pija que parece Rita Maestre. Ahora que, en el fondo, cuando la mona se viste de seda mona se queda, ¡eh! Toda la vida rebelde, toda la vida antisistema, toda la vida reivindicando la tribu, y tal y cual. Y ahora, pasa por la peluquería, abandona el feísmo y pide, va a pedir seguramente, asilo político en Suiza. ¿En Suiza? Sí, bueno, vamos a ver... El juez del Supremo Pablo Llarena mantiene la citación a las nueve y media a la que ya ha dicho ella que no va a acudir. En fin, habla de conflicto, que es una perseguida política, que corre el riesgo de no tener un juicio justo. Las mentiras de siempre.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE CARLOS HERRERA DE ESTE MIÉRCOLES 21 DE FEBRERO

¿Por qué ha elegido Suiza? Porque aunque sea territorio Schengen no es Unión Europea. Es decir, allí la eurorden no funciona. Si mañana pide su extradición el juez Llarena digamos que el caso es más lento de lo que parece y además Suiza te extradita siempre que el delito por el que tú, del que tú acuses a esa persona, esté contemplado en la legislación de Suiza. Y la rebelión y la sedición no está contemplada en Suiza. O sea que, bueno… En primer, habría que convenir que Anna Gabriel no está acusada de nada. Simplemente se le iba a interrogar para ver su relación con la rebelión y para ver si había cometido un delito de rebelión. Hasta ahora lo único que va a hacer o en lo que va a incurrir Anna Gabriel es en no acudir a una citación judicial, nada más. O sea, fíjense ustedes todo lo que... Pero está en la línea de lo que todos estos han venido realizando en cuando les ha llamado un juez: Forcadell, Forn, Turull, Junqueras, Martita Rovira, Marta Pascal, y ayer Artur Mas, que era el que faltaba para cuadrar la colección de sinvergüenzas que ahora dicen que todo era una broma.

Ayer le dijo al juez, oiga, “no no no, la declaración de independencia fue simbólica. Además yo no quería el 1 de octubre”. Y si no querías el 1 de octubre, ¿por qué votaste en el 1 de octubre? Y además lo que votaste. “No es que todo era Puigdemont. Hombre yo le dije a Puigdemont, hombre no, no, no. No declares esto de forma unilateral”. ¿Cómo que le dijiste a Puigdemont que no declarase de forma unilateral si todas las demás apariciones que tú hacías era exactamente para decir lo contrario? Oiga, toda esa gente que sacaron a la calle, toda esta pandilla de sinvergüenzas, han sacado a muchas personas a la calle, a todos estos yonquis de la bandera, de la estrellita, que tal que cual, a pegarse con policías, a lo que fuera necesario, y a esos no le decíais que era simbólico, ¡eh! A esos no le decíais que todo era.. Bueno, hombre, no, venga… No, no, esos estaban con la boca abierta esperando que cayese del cielo el maná de la independencia. ¿Qué tienen que sentir todos los que salían un día sí y otro no cuando tocaban con el pito el Jorsi Sànchez o el otro Jordi? ¿Qué tienen que decir? ¿Qué tiene que decir Puigdemont? Que está en Bruselas supongo que perplejo, ¿no? Diciendo, ¿qué yo era el que…? ¿Yo? ¿El único era yo? Yo que tuve la tentación de convocar elecciones para que no se aplicase el 155 y empezaron a llamarme traidor. Y empezó Marta Rovira a presionarme diciendo que la que me esperaba era menuda. ¿Yo? Claro si tuviera arrestos, vendría aquí y se plantaría delante del juez, y le diría al juez, “oiga, oiga…” Toda esta panda de…Todos estos tíos están mintiendo. ¿Cómo que yo era el único? Pero fíjense ustedes, fíjense ustedes qué barbaridad, gente que ha sacado a cientos de miles de personas, de una forma u otra a la calle, gente que ha hecho que haya familias que no se hablan, gente que ha hecho que se vayan empresas de Cataluña y que no acudan unas nuevas, y ahora dicen que todo era una broma. ¡Qué barbaridad! ¡Qué barbaridad!

Bueno, y el otro asunto del día es una sentencia del Tribunal Constitucional que va a obligar al Gobierno a replantear la enseñanza del castellano en Cataluña. ¿Por qué? ¿Qué ha dicho en este momento el Constitucional? Da por buena la Lomce, aquella ley que hizo Ignacio Wert. Ojo, da por buena la Lomce en reválidas y en otros asuntos, a excepción de un mecanismo que había ideado el ministro Wert para que los padres que quieren enseñanza en Cataluña pudieran hacerlo. Que es, darles seis mil euros para que se paguen un colegio privado y eso detraerlo del dinero que tiene que administrar a la Generalidad de Cataluña la financiación, etcétera, etcétera. Dice el Constitucional que no, que no es manera porque de alguna forma está entrando en competencias. En fin, es una sentencia técnica, supongo que muy discutible, supongo que muy discutible pero que es con lo que tiene que arar el Gobierno, así que a partir de ahora habrá que espabilarse en buscar, en buscar alguna solución que no va a ser rápida. Es decir eso, porque además, esta es la típica sentencia que van a empezar los nacionalistas a exhibir, muy felices de un tribunal al que llevan denostando siempre que no les da la razón, que tampoco se la da del todo, ¡eh! Solamente en ese pequeño detalle, que hombre, tampoco es tan pequeño pero que hay que cumplir porque aquí de lo que se trata es que la ley, a diferencia de otros, hay que cumplirla. Y esta también.

Lo más