Boletín

Audio

Herrera a las 8, miércoles 12 de junio

PSOE y Podemos destacan su sintonía para formar un Gobierno progresista "de cooperación"

Tiempo de lectura: 2Actualizado09:14

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Hola, ¿qué tal? ¿Cómo les va? Es día 12. Es día de miércoles. Estamos en el 2019. No hace temperatura de junio, esta temperatura de marzo o abril, digamos que un abril algo más caluroso. La verdad que se está muy a gusto. Esto cambiará en dos o tres días, ya le advierto, así que aproveche si le gusta el fresquito, pues aproveche. Hay algunas montañas nevadas por ahí arriba y, además, va a caer algo de agua seguramente en el norte peninsular.

Hoy es día feriado en Salamanca, hoy es el patrón de la ciudad, San Juan de Sahagún. ¡Qué noche de fuegos artificiales esta, la que va del 11 al 12! Bueno, que disfrutes del día.

Mientras tanto, todos los demás, los que no somos salmantinos, disfrutamos del pactódromo y de los inventos semánticos de esta permanente sarta de equilibrios, equilibrios semánticos fundamentalmente que realizan los políticos para justificar cosas, para decir lo que no quieren decir o para no decir lo que quieren decir en una palabra, ¿no? Esa forma de marear la perdiz, de perder tiempo, de hacernos a nosotros contar todos los días no lo mismo, pero casi con diferentes palabras. Esos trabajos que algunos creen que son de filigrana y otros creemos que son de mero disimulo.

¿A qué me refiero? Bueno, pues a que, miren, ayer se reunía Sánchez con tres: con Iglesias, con Casado, con Rivera. Casado y Rivera le dijeron lo que estaba previsto que le fueran a decir: "No te vamos a apoyar. No te vamos a apoyar porque tú eres el rey del 'no es no'. Además, tú tienes por ahí suficiente gente para que te invistan". Si, además, el problema no lo vas a tener para investirte, si el problema no es la investidura, el problema es después: es gobernar, es sacar adelante proyectos de ley, es buscar gente que te apoye en el Congreso. Y ahí sí que entonces pueden establecer pactos de Estado PSOE, PP y Ciudadanos.

Oiga, ¿la situación ideal cuál podría haber sido? Pues exactamente la misma que le propuso Rajoy a Sánchez hace años cuando le dijo: ”Muy bien, yo solo tengo 123, luego 137, pero te ofrezco a ti que tienes 80 y pico entrar en el Gobierno. A entrar en el Gobierno. Se vicepresidente del Gobierno conmigo”. Y Sánchez, bueno, le entraron los siete males.