Boletín

Un minuto de risa al día con el fósforo que dejó sin palabras al propio Carlos Herrera

Te recordamos uno de los mejores momentos de ''La hora de los fósforos" de Herrera en COPE

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 01:12

Uno de los grandes momentos en 'La hora de los fósforos' de la temporada lo hemos disfrutado con las desternillantes historias en inodoros ajenos que vivieron los oyentes. ¿Te da corte hacer de vientre en casa ajena? ¿Cómo se debe comportar el anfitrión? ¿Ha de colocar ambientador en el baño? ¿Y velas? Estas fueron algunas de las preguntas que se formularon para que contasen sus peculiares anécdotas.

Entre todas las llamadas sorprendió la del 'fósforo' Juan, que dejó sin palabras a todo el equipo de 'Herrera en COPE'. Relató cómo fue su primera experiencia en un avión, digna de recordar y que su mujer, seguro no olvidará. 

Recién casado, llegó a Barajas con destino a Isla Margarita (Venezuela). El problema fue una escala de más de 8 horas. Con un hambre voraz, se "metió una pechá de carne con tomate y todo lo que había" antes de subir al avión con la mala suerte de tener la necesidad de acudir a esa especie de habitáculo minúsculo unisex existente en los aviones al que llaman “el servicio”. 

Su principal problema fue que estaba lejos del baño, aquello era "un pasillo más largo que un día sin pan”, y él que no llegaba a tiempo al inodoro. Juan "iba dejando pedos huérfanos por todo el camino”. Al llegar la luz del baño estaba roja y ya no sabía cómo aguantarse. El colmo fue que cuando llegó al aseo y soltó los “4 kilos de mezcla”, no tenía papel para limpiarse.

La gente que estaba fuera no daba crédito, su estancia en el aseo había acumulado una cola de al menos ocho personas: “Cuando abrí la puerta las azafatas se marearon” con el olor,  ha bromeado. Y su mujer “con la cabeza tapada con una manta” de la vergüenza.

Lo más