Boletín

Pillado un turista británico que hizo ‘balconing’ y pretendía culpar al hotel

El establecimiento pudo demostrar que el salto fue intencionado gracias a un vídeo en las redes sociales

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:30

Cada año miles de turistas de todo el mundo llegan a nuestro país. Uno de los destinos más buscados son las Islas Baleares.

Eso pensó un joven procedente del Reino Unido que se fue de vacaciones a la zona de Magaluf, en Mallorca. Pero sus vacaciones no empezaron del todo bien. Acudió al hospital con una clavícula y varias costillas rotas. Los gastos médicos ascendían a los 37 mil euros.

A la hora de pagar la factura, el paciente alegó que había sufrido un resbalón en la piscina. Echó la culpa al hotel y pidió que asumieran los gastos. La dirección del complejo, dudosa de la versión, encargó a los peritos de su seguro que investigasen el accidente.

Pues tenían razón, el británico mentía. El hotel descubrió, gracias a un vídeo en redes sociales, que la víctima se había sumado a esa práctica tan de moda, como peligrosa: el famoso balconing.

Tras pagar los 37 mil euros y después de su percance, al menos ha aprendido dos cosas: que en la era de las redes sociales no se puede mentir y que no hay que tirarse desde los balcones.

Lo más