Boletín

Audio

Fallece Francisca Castillo, la última vecina del pueblo expropiado de Jánovas

La 'historia del día' en 'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 1Actualizado08:04

Ha muerto la última vecina de Jánovas, el pueblo de Huesca, que fue expropiado para la construcción de un pantano que nunca se ejecutó.

Francisca Castillo, su marido Emilio Garcés y sus hijos fueron los últimos habitantes que abandonaron el pueblo. Ellos, como el resto de vecinos, fueron expropiados a la fuerza.

La familia Garcés fue la única que resistió más de 20 años viviendo en el municipio, hasta que en 1984 fue desalojada por la Guardia Civil.

Jánovas llegó a tener 42 casas habitadas y más de 400 vecinos. Había tiendas, comercios y era una población próspera.

La amenaza del pantano se prolongó durante 50 años hasta que fue desechado en el 2000 por impacto mediambiental negativo. Entonces, la Administración revirtió las tierras y las casas a los antiguos vecinos.

Hoy el caserío comienza a emerger de entre las ruinas y ha vuelto la luz eléctrica.

Francisca falleció este martes en Barbastro a los 92 años. Su marido había muerto en 2011. Ella sí pudo asistir a la recuperación de la casa familiar. Su marido no.

Jesús, uno de sus hijos, ha declarado que su madre estaba muy enfadada por cómo se hicieron las cosas. Nunca encontró una explicación y se fue del mundo sin conocerla.

Esta es la 'Historia del día' en 'Herrera en COPE'