Luis del Val: “Cientos de miles de personas, a diario, se juegan el contagio para que España siga funcionando”

Menos mal que el 99,% de la población cumple las instrucciones, y los trabajadores de Sanidad, el Ejército,  la Guardia Civil, y las policías...

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:54

Cualquiera de las chicas que conozco, desde mi mujer hasta mis compañeras de trabajo, en caso de estar bajo la piel de Irene Montero, y les hubieran preguntado sobre su responsabilidad en la manifestación del 8 de marzo, hubieran respondido más o menos así: “Mire, nunca tuve información de que el coronavirus era tan peligroso. No solo yo, sino que muchos de sus compañeros periodistas, en todos los medios, rebajaban la importancia de su amenaza. Incluso un partido como Vox, tan alejado de mi propia ideología, convocó una concentración masiva en Vistalegre. Pero, pese a todo, me siento culpable de esa ignorancia, y querría pedir perdón a todos los españoles, y en primer lugar a mis hijos, porque yo misma enfermé y los puse en peligro. Ninguna madre, de manera consciente, pone en peligro la salud de sus hijos. Y si soy culpable de ignorancia pido perdón a todos. Y, repito, empezando por mis hijos”.

Y queda como una señora.  Pero como su raciocinio ideológico se ancló en los quince años, y ha sustituido la lógica por la adolescencia intelectual, dijo que todo esto era una maniobra de las derechas para desprestigiar la lucha del feminismo. La Organización Mundial de la Salud, la Agencia Europea, los médicos, los científicos, todos, manipulando como ogros de la derecha contra el feminismo. Vale, señora ministra, lo que usted diga.

Les propongo un juego. Un grupo de cinco parejas quieren organizar un gran viaje. Uno de esos viajes que se hacen pocas veces en la vida. Digamos quince días y tres países. Es un lío de vuelos, alquiler de coches, reservas, etcétera. Entre esas cinco parejas, una de las chicas, es Irene Montero. El viaje cuesta una pasta. Irene Montero se postula para ser ella la organizadora del viaje, de los billetes de avión, de las reservas, y que nadie se preocupe. Pregunta: ¿Se fiaría usted? Gracias por participar en el juego.

Comprar material sanitario no es un juego. Es un material delicado. Y caro. Y, fíjense, no le voy a echar al Gobierno la culpa de haber sido víctima de un toco mocho, incluso de la desidia de no haber echado una ojeada a la lista de empresas solventes que les proporcionó la embajada de China en España. Lo que me irrita es la explicación del ministro, que resuelve este retraso, que puede costar vidas, en algo así como que encargamos un besugo de buena calidad, cuando llegó, alguien se dio cuenta de que los ojos del besugo estaban turbios, nos percatamos de que no estaba en condiciones de consumirlo, lo devolvimos, y ya está. Menos mal que la ministra de Defensa es Margarita Robles, porque si fuera el señor Illa, compraría un submarino, lo probarían en Cartagena, se hundiría como en el chiste Gila, se ahogarían los tripulantes, y el ministro diría que habrá que devolverlo y comprar otro.

 Menos mal que el 99,% de la población cumple las instrucciones, y los trabajadores de Sanidad, el Ejército,  la Guardia Civil, y las policías; y los empleados de los mercados, y los transportistas, y cientos de miles de personas, a diario, se juegan el contagio para que España siga funcionando, y ni siquiera Irene Montero lo puede impedir con sus boquirrotas declaraciones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo Torneo benéfico e-sports Leyendas. Octavos de final

Torneo benéfico e-sports Leyendas. Octavos de final

Ver