COPE

Audio

Del Val: "Iglesias Turrión, uno de los pocos españoles que se ha alegrado de la derrota de doña Nadia"

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2Actualizado 10:15

¿España es diferente?, la respuesta la tiene el profesor Del Val en su imagen de este viernes en "Herrera en COPE":

"España es un país lleno de gente rara. Por ejemplo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tres días antes de que se decidiera si Nadia Calviño fuera a presidir el Eurogrupo -aun sabiendo que los conservadores, afines al PP, son mayoritarios en la Unión Europea- le suelta a un conocido periódico europeo que él nunca, nunca, pactará con el PP. Pues muchas gracias, de parte del señorIglesias Turrión, uno de los pocos españoles que se ha alegrado de la derrota de doña Nadia, y que hoy agradece que sea obligatorio el uso de la mascarilla, porque así no se le advierte la enorme sonrisa de satisfacción que le ha producido la noticia.

alt de la foto

Un gobierno autonómico invierte una buena cantidad de dinero en una campaña para atraer al resto de los españoles como lugar ideal para pasar las vacaciones, y el responsable de ese gobierno dice que el rebrote del COVID-19 en Lérida es culpa de Madrid. El humorista Peridis, con sentido de la síntesis, dice que hemos pasado del “España nos roba” al “España nos mata”. Menos mal que hay muchos españoles que sabemos que Cataluña no es el tonto contemporáneo que está al frente del Gobierno autonómico, pero el sector de la hostelería catalana y el comercio puede que no olvide el detalle que ha tenido con ellos su presidente autonómico.

España es diferente

España es un país tan singular que, en el País Vasco, la campaña electoral llegó hasta los cementerios y, en el de Vitoria, profanaron la tumba de Fernando Buesa, al que asesinó ETA hace poco más de veinte años. Por cierto, durante la campaña vasca se ha escuchado eso que dijo Urkullu hace un año, que los asesinatos de ETA fueron una injusticia. Pues no, señor Urkullu y demás miembros de la cofradía hipócrita: una injusticia es que una chica de Alsasua no pueda estudiar el bachillerato en castellano, por la dictadura impuesta por los abertzales, y tenga que recorrer 100 kilómetros hasta Pamplona, donde la dictadura es menor. Una injusticia es que, bajo un montón de escombros, estén sepultados los cuerpos de dos trabajadores, y después de cuatro meses, las familias de Alberto Sololuce y Joaquín Beltrán, todavía no puedan darles sepultura, y sin que la cadena de irregularidades administrativas y empresariales, que dieron lugar al desastre de Zaldívar, haya recibido ni una reprobación contundente, ni una investigación entusiasta. Eso es una injusticia. Pero hacer estallar un coche-bomba, al paso de Fernando Buesa, porque no pensaba como los asesinos y sus simpatizantes, eso no es una injusticia, eso es la crueldad sanguinaria de un asesinato, la violencia brutal y cruel que hace retroceder a la civilización hasta sus albores. Y confundir la brutalidad bestial del asesinato con la injusticia es propio de ignorantes, de tontos o de cínicos aprovechados. Y si los que dicen lo de la injusticia, como Urkullu afirman que no son españoles, pues me alegro, porque de españoles ignorantes, tontos y cínicos aprovechados nos pasamos de la cuota. Sí, España es un país bastante raro: presidentes de Gobierno que declaran que nunca pactarán con la fuerza política hegemónica en la Unión Europea, y piden puestos. Presidentes autonómicos que insultan a sus visitantes potenciales, y españoles que no quieren serlo. A lo peor resulta que es verdad eso de que España es diferente".

alt de la foto

También te interesa

Luis del Val: “El espectáculo, en Moncloa, del señor Iglesias Turrión fue obsceno”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar