Boletín

El duro testimonio de una madre que afrontó la muerte de su hija pequeña mientras luchaba contra un cáncer

Cristina Inés explica en su libro cómo afrontó a la vez su propio cáncer de mama y el tumor que costó la vida a su hija pequeña

 

COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:50

27 años, una hija pequeña y otra recién nacida. La vida de Cristina Inés era la que muchas personas soñarían. Pero, como ella misma reconoce, es una vida que vivía a medias, “avanzando con los hombros rojos y la mitad del equipaje compuesto por cosas totalmente prescindibles”. 

Hasta que un día, todo cambió de repente. Cambiando el pañal de su hija Martina, le notó un bulto: "La palabra cáncer es dura para cualquiera, pero cuando viene de la mano de tu hija es letal". Su hija tenía cuatro meses cuando le detectaron un tumor en el riñón.

Poco después, con su hija en pleno tratamiento, a Cristina le diagnosticaron un cáncer de mama: "Le dije a mi oncóloga: 'No he vivido. Me queda tanto por hacer". 

A partir de ese momento se tuvo que reeducar, como ha explicado a Cristina López Schlichting en el 'Fin de Semana' de COPE: “aprender que todo puede cambiar en cuestión de segundos, que lo eterno dura muy poco, que lo poco se hace a veces una eternidad, que hoy ya casi es pasado y que el futuro nos queda lejos”.

Mientras padecía un cáncer de mama, le encontraron un tumor a su hija Martina, de apenas cuatro meses

Después de meses y meses de enfermedad, lamentablemente, tuvo que enfrentarse a la muerte de su pequeña: "Sentí mucha rabia, y después de sufrir tanto, de saber que no puedes hacer nada, sientes paz. Me quedo con que ella ya no sufre".

Todo este sufrimiento, toda esta lucha contra la enfermedad y la muerte ha transformado a Cristina en una mujer nueva: "Me ha cambiado la vida totalmente. Antes vivía de puntillas. No valoramos el tiempo y cuando esta enfermedad se adueñó del mío, aprendí a valorarlo".

Por eso, ahora centra su vida en la búsqueda de la felicidad, como explica en su libro 'Felicidad...cargando': "La felicidad no son 15 días de vacaciones en agosto, cuando tenemos 365 días al año. La felicidad está en un lunes, en un café con los amigos...La felicidad está en estar sano".

Lo más