Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado

¿ Qué sucede en las parejas donde él es mucho más joven que ella ?

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:24

Dolores Conquero explica en su blog “minovioesmásjoven.com” que un día conoció a un chico que, casualmente, tenía 10 años menos que ella, así que harta de oír sobre las cougars y otras tonterías, pensó que ya era hora de contar lo que realmente le pasa por la cabeza a una mujer que sale con un hombre más joven.

En ese momento, ya llevaba tiempo fijándose en todas las historias que el cine, la literatura y la vida recogían de este fenómeno no tan reciente.

Algunas de estas relaciones las ha recopilado en el libro “Amores contra el tiempo”, donde aborda la vida de mujeres de distintas épocas que no hicieron caso de este prejuicio y eligieron vivir su amor, a veces pagándolo muy caro. Son nueve biografías peculiares, como las propias protagonistas de sus páginas: Diana de Poitiers, Victoria de Inglaterra, Madame Curie, Coco Chanel, Agatha Christie, Gala, Dolores Ibárruri (Pasionaria), Julia Urquidi (primera mujer de Vargas Llosa) y Fiona Campbell-Thyssen.

Si hay un clásico de las reacciones ante este tipo de parejas, ese es el del rechazo por parte de la familia de él. Uno de los ejemplos más claros de oposición familiar, en este caso paterna y materna, lo vivió la primera mujer de Mario Vargas Llosa, Julia Urquidi Illanes. Cuando la madre de él descubrió que su hijo, de 19 años, se había casado en secreto con Julia, tía política suya y 10 años mayor que él, montó en cólera y exigió que su reciente nuera abandonara el país en 48 horas.

La historia la narró el propio Vargas Llosa en una de sus novelas, La tía Julia y el escribidor, y contó con la réplica de Julia Urquidi, en “Lo que Varguitas no dijo”.

Otra famosa pareja con una diferencia de edad entre ellos fue la formada por Dalí y Gala. El verdadero nombre de ella era Elena Ivanovna y fue la gran musa del pintor, que tenía diez años menos que ella.

Lo más