COPE

“En Portel tenemos solo un hospital en las últimas para atender a 70.000 brasileños que lo necesiten”

El misionero español Manuel Fernández relata en Fin de Semana con Cristina la dramática situación en Brasil consecuencia de la variante del virus que se ha desatado

Audio

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:30

El sistema sanitario de Brasil atraviesa, con el coronavirus, la mayor crisis de su historia. 25 de los 27 estados tienen más de un 80 % de camas UCI llenas, con 3.000 muertos diarios. La curva no baja, la pandemia está desbocada y todo se debe a la variante brasileña.

Los sanitarios están exhaustos, muchos piden la baja o la jubilación anticipada y los que quedan en primera línea tienen o que alargar la jornada laboral o formar a personal inexperto para atender a los pacientes más graves.

En medio de este caos hay un español que ya ha contado en Fin de Semana con Cristina algunas historias que emocionan. Esta semana vuelve para contar cómo vive la situación entre tanto caos: “Es bastante trágica, se ha definido, es la mayor crisis sanitaria de Brasil. Los muertos baten récords de cantidad, esto es crítico, colapso y fracaso. El hospital que tenemos en Portel, lugar de 35.000 habitantes en ciudad y en total más de 70.000 contando los demás municipios, cuentan con un hospital que tienen lo mínimo para atender. Al final tenemos que ir a una ciudad que está a hora y media en coche que es donde atienden. Las ayudas que recibimos son muy pequeñas para las necesidades tan grandes que tenemos”.

La expansión del virus se hace frente “siguiendo las normas que nos dan, encerrándonos en casa, saliendo poco y solo lo necesario, evitando las aglomeraciones… en las iglesias solo puede estar el 30 por ciento”, detalla el misionero. “También es cierto que muchas veces la población no respeta las normas, creo que hay desconocimiento y otras veces no se les da importancia a lo grave que es esto, por eso se ve a mucha gente sin mascarilla. Como no hay control pues hay aumento de contagios y cada día se complica más todo”, añade Manuel.

Ahora mismo los sepelios, cuenta él, “los solucionaron en su momento abriendo un cementerio en un lugar para cubrir las necesidades de las ciudades. Cuando falleció uno de nuestros hermanos no se podía enterrar a nadie más y tuvieron que improvisar uno en un descampado y ahí continúan. El problema del cementerio continúa y sin solución. Creo que esa pobreza y falta de organización tiene que ser estudiada”.

“Algún brasileño”, dice entre risas, “nos dice ‘los españoles no tienen que estar aquí de misioneros, tienen que volver a España’. Creo que mi lugar en este momento es aquí, estoy feliz de hacer lo que hago con el riesgo que se corre porque estamos expuestos a todo lo que esto significa, no solo por la pandemia porque nuestro obispo, un navarro que lleva aquí 30 años, ha sido amenazado de muerte varias veces porque defiende los derechos de los explotados, de los niños explotados sexualmente y de las mujeres que son traficadas. Y también ocurre la explotación de la madera porque esta es una zona amazónica y, cuando se denuncia a los que lo explotan sin rubor, te amenazan de muerte”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar