Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

Manolo Vanegas: "Sea como sea voy a volver a torear"

El torero venezolano sufrió la brutal cogida de un astado el pasado 16 de mayo cuyas consecuencias fueron fatales; ahora lucha por volver a torear

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 26 ago 2018

En tan solo una milésima de segundo la vida puede dar un giro inesperado, ya sea para bien o ya sea para mal, como fue el caso del torero venezolano Manolo Vanegas que el pasado 16 de mayo sufrió una brutal cogida de un astado de la ganadería de Hoyo de la Gitana cuando toreaba a puerta cerrada en la plaza de Ledesma (Salamanca). Las consecuencias fueron fatales. El toro le propinó una voltereta al joven matador y este cayó fatal sobre el cuello, dejándole prácticamente inmóvil.

Ahora el torero se encuentra inmerso en una dura lucha por volver a ser el de antes. Tras dos intervenciones para fijar las vértebras C4 y C5 y después de más de dos meses en el Hospital de Parapléjicos de Toledo, este joven venezolano de 24 años solo piensa en una cosa: volver a los ruedos. Y es que los toreros otra cosa no, pero están hechos de otra pasta, y Manolo Vanegas no iba a ser menos.

Motivado y con ganas de seguir superándose el torero ha recordado en 'Fin de Semana' aquel 16 de mayo en el que cambió su vida “he vivido cosas muy duras, pero doy gracias a Dios, porque si esto está en mi camino es por algo”.

Tras rememorar su debut en Gijón el diestro ha descrito lo duro que fue el momento que le quitó de los ruedos; se estaba preparando para un compromiso en Francia. “El toro tiene peligro en todos lados, en la plaza, en el campo... me dio una voltereta, perdí el conocimiento y desperté ya en el helicóptero”. “No sabría describir el accidente porque no lo recuerdo”. “Todos los médicos me decían que me tranquilizara, que íbamos camino del hospital y que todo saldría bien”.

Tras pasar 5 días en cama se sometió a una dura intervención. Ya en el hospital Parapléjicos de Toledo se dio cuenta de la gravedad de lo que había ocurrido. “Nunca he perdido la ilusión, la fuerza, ni las ganasde seguir luchando. En el hospital los compañeros me preguntan y yo les digo que voy a volver a torear, y me dicen que si estoy loco. Me motiva mucho mi familia, hay que tener una motivación para jugarse la vida” afirma el torero.

Para Vanegas los recuerdos más bonitos de su vida están al lado del toro por eso “nunca estaré enfadado ni guardaré rencor, porque lo que tengo se lo debo a él”. “ Este es un momento duro, pero gracias a él he aprendido a valorar la vida. Sea como sea voy a volver a torear”.

Etiquetas

Lo más