COPE

Las grasas trans, ¿heroínas o villanas? Así sabrás diferenciarlas y cómo consumir las ‘buenas’

Beatriz Robles, experta en tecnología de los alimentos, explica en Fin de Semana con Rosa Rosado la nueva normativa de la UE referente a la alimentación

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:32

La UE ha dado un paso más en la lucha contra los malos hábitos alimenticios limitando la presencia de grasas trans en los alimentos, un tipo que podría ser perjudicial para la salud. Para saber contamos con Beatriz Robles, tecnóloga alimentaria, quien explica a Rosa Rosado que “desde este viernes se prohíbe vender alimentos que tengan más del 2 % de esta grasa, 2 gramos por cada 100 de grasa”, algo “muy importante porque las grasas trans se han asociado con el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, más que ningún otro nutriente”.

Pero eso sí, hay una puntualización esencial: “Son las que aparecen de forma artificial, por el procesado industrial”, detalla Beatriz, que añade que “hay otras grasas trans que aparecen de forma natural en alimentos procedentes de rumiantes como en la leche o la carne de vacuno pero sobre esas no hay limitaciones porque no se relacionan con las enfermedades”.

¿Cuál es el fin de esta normativa? Robles detalla que, “sobre todo, mejorar las propiedades tecnológicas, es decir, para facilitar el procesado y que el producto final tenga las características que el consumidor espera”. “Por suerte, en nuestro entorno tenemos que decir que el contenido en ácidos grasos trans en los productos procesados se ha reducido muchísimo porque se ha mejorado el procesado tecnológico y, además, se utilizan otros ingredientes. En nuestro país son inferiores al 1 % y estaríamos cumpliendo esa legislación de antemano. En España los datos dicen que consumimos aproximadamente un 0,7 % de la energía diaria a partir de ácidos grasos trans, esto es muy poco. Es verdad que tenemos reducir su aporte tanto como sea posible y seguir en ese camino”.

En cuanto a los productos en los que encontramos esas grasas que sí podrían ser perjudiciales en grandes cantidades, Beatriz detalla que “hablamos de bollería, repostería, apertiivos, chocolates, margarina cada vez menos pero también, patatas fritas, etc., todo lo que no deberíamos consumir en grandes cantidades, solo ocasionalmente”.

Es bien sabido que los alimentos tienen etiquetas para saber lo que contienen, así que la pregunta es directa: ¿se pueden identificar en el etiquetado? Robles da un jarro de agua fría seguido de otro de agua templada: “No o al menos no fácilmente. En él nos encontramos grasas y el numerito y pone debajo ‘de las cuales saturadas’, pero los ácidos grasos trans no aparecen ahí en ninguna forma. No podemos evaluar el producto, pero sí tenemos un pequeño truco: la lista de ingredientes, y cuando veamos aceite o grasa parcialmente hidrogenada, esas dos palabras, es posible que haya ácidos grasos trans, porque está declarando que se ha hecho el proceso tecnológico”.

Para finalizar, la tecnóloga de los alimentos recuerda que las grasas, en general, son necesarias: “Debemos tomar cierta cantidad. Durante muchos años la estado demonizada porque se relacionaban con patologías y enfermedades, ahora sabemos que no es así. Tenemos que fijarnos en su calidad. Es esencial para la vida, desde formar tejidos como membranas celulares a la producción de hormonas, también para el desarrollo cognitivo de los niños tanto por nacer como nacidos. Sin miedo a las grasas, buscar las de mejor calidad: las mono y las poliinsaturadas, sobre todo las mono”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar
Directo Entrevista a Inés Arrimadas

Sigue el programa en vídeo

Entrevista a Inés Arrimadas