Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

Jürgen Donges: "Plagio es igual a estafa intelectual. Es un robo. El robo del trabajo de otro”

El profesor emérito de economía alemán analiza cómo nos puede afectar una nueva crisis

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:32

Diez años después de la caída de Lehman Brothers, las alarmas vuelven a saltar. La economía vuelve a dar síntomas de desaceleración y no está nada claro que hayamos aprendido de los errores. En el 'Fin de Semana' de COPE, el profesor emérito de economía de la Universidad de Colonia, Jürgen Donges, ha avisado de los riesgos que se nos aproximan: “Tenemos crisis internas en Turquía, en Argentina, y puede haber contagios”.

Unos riesgos que se pueden observar, sobre todo en el precio del combustible: “Un efecto inmediato de la subida del diésel es que se reduce la capacidad de compra de los hogares”. La situación es especialmente preocupante en un país como España, con un Gobierno débil y un parlamento fragmentado: “España tiene un Gobierno sin capacidad para gobernar. Y toma decisiones que no son buenas para el crecimiento”.

Por si esto no fuera suficiente, las dudas en torno a la tesis doctoral de Pedro Sánchez incrementan la inestabilidad: “No es bueno que un presidente del gobierno tenga que estar respondiendo constantemente a las preguntas que hace la ciudadanía con respecto a su tesis. Todo esto crea un entorno poco favorable para la actividad económica”. 

 “España tiene un Gobierno sin capacidad para gobernar. Y toma decisiones que no son buenas para el crecimiento”

Para Donges, las acusaciones que penden sobre el Presidente son muy graves: “Plagio es igual a estafa intelectual. Es un robo. El robo del trabajo de otro”. Y recuerda que en su país estos asuntos se toman con mucha seriedad: “En Alemania han dimitido dos ministros por irregularidades en su tesis”.

Si llega una nueva crisis, asegura, estaremos un poco más preparados que la última vez: “Hemos mejorado los sistemas de regulación bancaria. Eso ha sido un paso importante que podría ayudar si se produce una nueva crisis”. Pero aún nos queda mucho que aprender: “Quedan cabos sueltos. Seguimos teniendo gobiernos que venden sus bonos a la banca privada y no se provisionan. Hay que obligar a la banca a que tenga más capital. Es una pieza muy sensible y si no funciona, caemos en la debacle”.

Si no se hace, afirma, el modelo económico que prima en Europa está en grave peligro: “El estado de bienestar ha de ser sostenible en el tiempo. El día de mañana, nuestros hijos no van a poder tener las mismas pensiones de las que disfrutamos hoy en día. Lo importante es que los colectivos que necesitan ayuda la reciban. Pero hay otros que no lo necesitan. Yo he intentado renunciar a prestaciones en Alemania y no me han dejado”.

Lo más