• Lunes, 27 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Enric Benito, el médico que apostó por los paliativos y la compañía: "Hay mucho miedo en torno a la muerte"

En 'Fin de Semana', con Cristina López Schlichting, el referente mundial en medicina paliativa ha defendido el acompañamiento y los cuidados a quienes están a punto de morir

Audio

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 13:49

Cuando tenía solo diez años, el pequeño niño mallorquín Enric Benito, se enfadó. Su abuelo, a quien había estado muy unido, había fallecido. Enric sufrió como nunca pensó que lo haría y se dijo que aquello no iba a acabar así. Se indignó con la muerte, pero también lo hizo con el hecho de que millones de personas fallecieran cada día.

Ahora Enric Benito tiene 73 años y es una referencia mundial en medicina paliativa. Es oncólogo, miembro de honor de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos Pediátricos, profesor y ahora también autor de 'El Niño que se Enfadó con la Muerte'. El hombre que habla de nacimiento y 'morimiento' y que afirma que "el peor sitio para morir es un hospital en el que no hay cuidados paliativos"

En 'Fin de Semana', con Cristina López Schlichting, ha asegurado que "hay tanto miedo alrededor del proceso de morir y tanta ignorancia, que me he dado cuenta de que gritar para que la gente me escuche y digo cosas como que la muerte no existe. La gente se para a escuchar a ver qué pasa con este loco y ya empiezo a hilvanar el discurso". Y es que el doctor Benito eligió el camino del acompañamiento a los más débiles "en su máxima vulnerabilidad, en estos momentos sagrados que preceden al momento de morir".

El suceso que le cambió la vida al pequeño Enric

Ha contado a Cristina su historia. En los años 50, su abuelo Sebastián se hizo a sí mismo y lo dio todo por su familia. De gente humilde y mediterránea, el abuelo de Enric sabía que él era un "huérfano emocionado". El hermano pequeño de Enric nació con un problema en el momento del parto. "Se quedó sin lenguaje, sin control de esfínteres, hay que darle de comer", ha recordado.

Su madre se volcó en su hermano, buscando su curación, y le dejó a él un poco de lado. "Solamente me hacía caso mi mamá cuando yo llegaba con un diez a casa. Yo me dediqué la vida a sacar dieces para que mi mamá me hiciera caso", ha contado. Y esto su abuelo lo podía ver. El verano que Enric cumplió dos años ocurrieron dos cosas que cambió su percepción de todo: tuvo un accidente de tráfico que le destrozó la pierna. Y en esos momentos de miedo, él se fijó en el médico, quien mantuvo la calma en todo momento. "Yo quiero ser como ese", ha confesado que pensó en aquel momento. Y aquel día le llegó la vocación. "Me entró por la herida de la pierna", ha bromeado.

El segundo suceso le haría tomar la decisión de tomar este camino: "Desde el corral de la casa, escuché a mi abuelo gritando de dolor en la porque estaba con un cáncer avanzado y no se le daba morfina. Cuando murió, me indigné y dije que esto no acabaría así", ha confesado.

Estudió oncología pese a que en su casa "no había dinero para estudiar". Con 43 años y cuando ya era un oncólogo reputado, tuve una crisis. Una depresión. Un alto en el camino que le hizo replantearse las cosas. Y recordó qué fue lo que le motivó a estudiar Medicina. "La respuesta fue: "¿A qué hemos venid? ¿Cuál ha sido la promesa?". Y es que el pequeño Enric "había prometido ayudar a gente que va a morir, no a dar quimio y tratar tumores. Se cayó ese doctor Benito y apareció la persona que supo qué quería ser: cuidados paliativos"

Y así, con 46 años, comenzó una nueva especialidad. "Cuando empiezas a servir, la vida te empuja para hacer lo que has venido a hacer".

El miedo a la muerte y el primer paso para aceptarla

El doctor Enric Benito ha asegurado que hay "mucho miedo" y "no sabemos quiénes somos". Por ello, el facultativo jubilado que es necesario identificarse con uno mismo, con su cuerpo. "No soy lo que los demás ven, sino el espíritu que me sostiene. Si yo sé que lo que soy es la conciencia, sabiduría y amor que me sostiene. Cuando me conecto con esto, no puedo ser un enemigo", ha asegurado.

Considera que lo más importante es domesticar el miedo y ayudar al más frágil. Ahí eres capaz de "visibilizar su espíritu".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Cada enfermo es como si fuera Jesucristo: si yo soy capaz de acercarme con esa mirada a otro, no me impresiona que esté pálido o maloliente, o sucio, porque hay una dignidad y una humanidad que merece respeto. Cuando me acerco así, la vida nos cambia a los dos", ha apuntado el doctor.

Hay ciertas cosas, como la muerte, que nadie espera. Cosas imprevistas y que nos cambia la vida cuando menos lo esperamos. "No puedo decidir lo que va a pasar, pero siempre tengo libertad y saber cómo me tomo lo que va a pasar. La respuesta más humana cuando algo no me gusta es pedir que me lo cambien. Es humana y comprensible", ha apuntado Benito. Y es que ha hecho alusión a Jesucristo: "Cuando ve la muerte y lo intuye, él mismo dice: "Padre, si puede ser, aparte de mí este cáliz". Si él dijo esto, todos tenemos derecho a tener un momento así", ha subrayado.

Pero ahí, en esos momentos de debilidad, cree que es necesario hacer uso de esa sabiduría que nos hace darnos cuenta de que aunque algo no nos gusta, puede tener un sentido. "Cuando lo acepto, entro en otro nivel de conciencia. En el modelo de acompañamiento, la primera fase es la de lucha, negación. El caos. Si las cosas van a ser, lo mejor es aceptarlo", ha explicado.

Pero es que a pesar de todo, de todo este dolor, "puede haber tristeza de perder a alguien o la paz de pensar que todo tiene un sentido y cuando pasa el tiempo le das sentido". Ha confesado que ha llegado a perder hasta a dos personas diarias. "No es que pongas callo, sino que entiendes cómo está organizado el proceso", ha señalado.

Y es que el doctor no habla de muerte, sino de un "proceso de morir". Igual que existe el nacimiento, "un proceso para nacer", existe para él el 'morimiento', el proceso de morir. "La muerte no es un sujeto, no existe un sujeto. Es normal que tengamos miedo", ha apuntado, pero se trata de algo más sencillo que eso.

Reproduce el audio en la parte superior de esta noticia par escuchar la entrevista completa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir
Directo La Noche de Adolfo Arjona

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar