Boletín

Diez años de la pérdida de Michael Jackson: una vida de luces y sombras

Guillermo Alonso, autor del libro 'Michael Jackson: música de luz, vida de sombras’ pasa por Fin de Semana COPE 

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:18

¿Qué estabas haciendo cuando te enteraste que había muerto Michael Jackson? El próximo martes 25 de junio se cumple exactamente una década de su fallecimiento. Esta noticia llegó a todos los rincones del planeta y suscitó una gran tristeza; y es que Jackson contribuyó con su música a amenizar la banda sonora de la vida de muchas, muchas, personas alrededor del mundo.

El periodista y guionista, Guillermo Alonso, nos acompaña en Fin de Semana COPE para hablar de la figura de esta estrella de la canción. Él es el autor del libro ‘Michael Jackson: música de luz, vida de sombras’.

Creo que no ha habido nadie comparable a Jackson como ‘rey del pop’. Quizás Madonna en su versión femenina, que, además, nació el mismo mes y el mismo año”, explicaba Alonso sobre la estrella del pop.

Al ser preguntado por las sombras que han acompañado al artista, Guillermo Alonso detallaba que “siempre ha habido dudas sobre por qué no fue a juicio al final de su carrera en el famoso caso de 1993. Su entorno, y él en su día, ha mantenido que en los años de juicio habría dejado de producir beneficios, y la discográfica le apuró para poder seguir trabajando”.

Con 50 años de vida, fue capaz de alcanzar la mayor cumbre profesional, pero también pasar por la peor de las situaciones debido a las especulaciones que acompañaban su vida personal. “Desde pequeño fue el más talentoso de sus hermanos, despuntó muy pronto, aunque su padre lo trataba peor que a los demás. Lo castigaba para pulir ese talento; ésas eran las malas formas que tuvo el progenitor con él. Todo lo que era Michael Jackson físicamente era lo que le fue prohibido por su padre cuando era pequeño”, especificaba el guionista sobre los orígenes del ‘rey del pop’.

Sobre las sombras, las especulaciones y acusaciones contra Jackson, Guillermo Alonso contaba que “ahora mismo se les escucha más a las supuestas víctimas de abusos de Michael que entonces, pero realmente no hay pruebas. Depende de cada uno creerlo o no, pero el artista fue juzgado y declarado inocente”, zanjaba Guillermo Alonso.