Boletín

David Otero: “Mirar a mi hija recién nacida fue algo cósmico”

David Otero presenta en 'Fin de Semana' su libro 'Precipicio al mar'

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:39

Disfrutar del don de la paternidad, es los mejores regalos de su vida. Pero ser padre no está exento de preocupaciones, sufrimientos, miedos y desgarros. Y entre estos últimos, sin duda, uno de los momentos que muchos recuerdan con un pellizco en el estómago, es aquel en el que ven que sus hijos emprenden solos el vuelo.

Muchos son los artistas que han reflejado ese momento. Uno de ellos es el músico David Otero que lo ha recordado con gran ternura en su primer libro “Precipicio al mar”. Para el ex miembro de El Canto del Loco la experiencia de la paternidad ha supuesto  “un viaje en el que un padre recorre el camino desde el nacimiento de su primera hija hasta dejarla volar libre ante los retos que le propone la vida”.

Ser padre es lo más alucinante que le puede pasar a un chico

El cantante explica en el programa 'Fin de Semana' que “ser padre es lo más alucinante que le puede pasar a un chico". De hecho, bromea "tanto me ha impactado que he escrito un libro”, sonríe.

David ha descrito lo que supuso convertirse en padre de una forma muy poética. “En mi vida hubo un antes y un después y el límite lo pone el día que nació mi hija, pero no solo tiene que ver con lo que me supone ser padre, también con lo mágico,  lo trascendental, con pensar que en este mundo hay algo más allá de tu cuerpo, de tu vida y de lo que vives bajo tu propia experiencia”.

Pese a que su primera hija, Luna, ya tiene 12 años, David Otero aún recuerda sus primeros días de vida. “Conecté con mi hija el día que nació a las 12 de la noche cuando se había ido todo el mundo de la habitaicon. Me quedé con ella y de repente abrió los ojos, y así estuvimos cuatro horas mirándonos. Fue algo cósmico”, ha relatado.

Etiquetas

Lo más