COPE

Cristina L. Schlichting, en El Cascabel: “Me preocupa la continuidad de la monarquía y el futuro de la nación”

La directora y presentadora de Fin de Semana intervino en TRECE para dar su opinión sobre la salida de España del Rey emérito

Vídeo

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 21:40

Cristina López Schlichting participó en ‘El Cascabel’ de TRECE, donde explicó que, “desde el punto de vista histórico, es un momento gravísimo para España. Lamento tener que decir que es una perspectiva que echo en falta en los que nos dirigen y en buena parte del pueblo”: “Estamos hablando de una persona que fue designado por el anterior Jefe de Estado, Francisco Franco, que tenía todos los elementos en su mano para haber continuado con un régimen de fuerza en España, y que desde dentro destruye ese régimen, elige a Adolfo Suárez como presidente de España. Pero ahora tú sales a la calle, preguntas a los jóvenes sobre lo que ha sido el papel de Don Juan Carlos, y algo hemos hecho mal en nuestras aulas con nuestro sistema de enseñanza que son incapaces de establecer cuál es el papel que Don Juan Carlos desempeña en la entrada de España en la Transición y el proceso democrático. Es la misma persona que para un golpe de Estado, por tanto resulta crucial para establecer el régimen político del que ahora mismo gozamos y que, durante casi 40 años, representa públicamente a España tanto en la recepciones constantes dentro de nuestro país como en los viajes internacionales poniéndonos en el lugar en el que, en estos momentos, se encuentra nuestra nación en el mapa”. “Por lo tanto”, continúa Cristina, “la cuestión que estamos viviendo no es un asunto de Don Juan Carlos, ni es un asunto de Don Felipe, ni de vaya usted a saber cuál, es nuestro asunto, el asunto del papel de España en el mundo y, por lo tanto, es una circunstancia gravísima que una persona que ha hecho tanto por nuestro país tenga verdaderamente que irse porque las tertulias del corazón lo están destripando públicamente en la televisión española con anuencia de la gente.

“Claro, se está diciendo ‘¿Qué ha pasado en Gran Bretaña? ¿Qué ha pasado en otros países?’, bueno, ha ocurrido que grandes jefes de Estado, con escándalos conyugales o alguno con dos familias, una de ella oculta durante muchos años, padecieron escándalos personales sin que la institución se viese por ello debilitada”, relata Cristina, quien aclara que “en España no es así, aquí todo el mundo se rasga las vestiduras con cualquier cosa que haga otro siempre y cuando no sea uno, y claro, el problema al final es que la dañada es España misma, esta es la perspectiva que hay que ver hoy. Que se marcha Don Juan Carlos por salvar la monarquía y la situación política de la Jefatura del Estado que elegimos en la votación constitucional de 1978 y por prestar el último servicio a su patria”.

“A mí lo que me preocupa es la continuidad de la Monarquía”, reconoce Schlichting, “de la Jefatura del Estado que nos dimos en votación, cosa que la gente parece ignorar también, que este es un asunto que se votó en España por decisión popular, y que en estos momentos es de lo que se trata, de tirar hacia delante como nación”.

Preguntada por Ana Samboal sobre si aquí se acabó desde el punto de vista político o esto solo acaba de empezar, Cristina lo tiene claro: “Depende de cada uno de nosotros, aquí hay una batalla planteada, y es muy clarita: la sustitución de la monarquía parlamentaria por una república, pero no por una cuestión política de fondo, sino por una sustitución del actual régimen democrático parlamentario por una república de orden bolivariano, y si no, asomaos a las redes sociales hoy. Uno decía que la noticia buena es que se iba el rey y la mala que se quedaba otro. Por lo tanto, para ellos el problema no es Don Juan Carlos sino el régimen democrático que nace con la Transición en España y que quiere ser sustituido por una república de un corte muy distinto que ya conocen en Venezuela. De fondo hay una batalla que se ha empezado a plantear, que va encabezando Podemos y, con ellos, una cohorte de personas de extrema izquierda y ya veremos cómo reacciona el resto del ‘establishment’ y el resto de la sociedad, porque, por ahora, cada vez que se plantea esta cuestión en ciertas tertulias televisivas y se hace de forma tan superficial y estúpida, lo que se hace es dañar el régimen que nos dimos en la Transición y es lo que está en entredicho”.

Cristina ha asegurado que “ahora la pregunta es, en este momento, con esta situación crítica en España, con una gestión pésima del coronavirus, con un hundimiento económico, ¿realmente este apoyo que tiene supuestamente el Gobierno se vería refrendado? Porque no es eso lo que dicen las encuestas, y no me refiero a Tezanos sino a otras más nobles”. “Y ahora”, continúa Schlichting, “desde el punto de vista de las mayorías, ¿es lícito que este Gobierno, que en definitiva es minoritario, haga uso de todos los elementos nacionalistas e independentistas catalanes y vascos que quieren desunir España y constituir una plataforma que cambie el régimen? ¡Un régimen votado en el año 78! Porque a mí me da igual quién vote qué, hay que pasar por los regímenes constitucionales establecidos, y por los mecanismos legales establecidos, no se puede cambiar el régimen sencillamente porque le apetezca a Pablo Iglesias y resulta que Pedro Sánchez tenga un problema por su propia gestión del coronavirus y de la economía española”.

“Realmente el problema estriba en una cierta inmadurez democrática de una España que se incorpora muy tarde a un proceso que en el resto de Europa se produce justamente después de la I Guerra Mundial”, ha asegurado Cristina: “En Inglaterra hemos visto escándalos muy superiores, y a nadie se le ha ocurrido poner en duda el papel de la monarquía allí. El problema aquí es de madurez, de decir ‘¿Qué queremos los españoles?’, nos hemos dado una monarquía democrática parlamentaria, la hemos votado en el año 78, hemos triunfado en el mundo con ello, nos hemos constituido en una democracia de referencia en Europa y en el mundo con la figura de Don Juan Carlos y de Don Felipe, y ahora me están diciendo que porque Don Juan Carlos se ha ‘enamoriscado’ de una señora, porque ha recibido una comisión en un tiempo en el que todo el mundo recibía comisiones, yo lo digo con todas las letritas, muchos mandatarios, durante muchísimos años en los que no está definido ni siquiera la organización económica de la monarquía, se producen ese tipo de movimientos que ya veremos qué dicen los jueces y si eso no es legal, pero eso no puede poner en duda el hecho de que se produce una transición modélica en España, de modo político, de la dictadura a la democracia gracias a la monarquía y que ese es el régimen que nos hemos dado con orgullo los españoles, y si a Pablo Iglesias no le gusta, que se vaya a vivir a Caracas con todas las consecuencias que eso conlleva”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar