• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Así trabajan los ladrones que roban los históricos tesoros que hay enterrados en España

Esta semana hemos conocido que la Policía ha concluido la Operación Reina; 3 personas han sido detenidas vinculadas con el expolio de Patrimonio Histórico

Así trabajan los ladrones que roban los históricos tesoros que hay enterrados en España

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:32

La tierra esconde muchos tesoros. Bajo nuestros pies, bajo el suelo que pisamos, la arena de las playas, bajo el campo donde ahora hay cultivos... Permanecen silenciosos objetos que, hace cientos y miles de años, decoraron barcos, casas, palacios... También hay armas de todo tipo y de todas las épocas. En fin, piezas únicas de valor incalculable que hacen las delicias de los cazadores de tesoros.

Esta semana hemos conocido que la Policía ha concluido la Operación Reina; 3 personas han sido detenidas vinculadas con el expolio de Patrimonio Histórico en Jaén. Un expolio masivo en el lugar donde se desarrolló la Batalla de las Navas de Tolosa, en el año 1212.

Cuesta imaginar los materiales que allí había. También en el yacimiento íbero conocido como la 'Cueva de los muñecos' se han detectado robos. Más de 2.000 piezas saqueadas entre las que destacan: 3 armas de guerra, una ametralladora, dos morteros, una escopeta de dos cañones paralelos, 350 gramos de marihuana y una imagen de la Virgen datada del siglo XIII.

Seguramente estos ladrones se habrán valido de distintas herramientas e instrumentos para dar con las piezas, sacarlas a la luz y ponerlas a la venta. Y seguro que uno de esos aparatos es el famoso detector de metales.

Francisco José Gómez es secretario de la Federación Española de Detección Deportiva explicaba que no se pueden utilizar en cualquier lugar: “No se debe acceder a bienes de interés cultural: puentes, castillos, yacimientos... Está prohibido y hay multa”. Gómez explicaba en Fin de Semana que lo prudente es alejarse kilómetro y medio del lugar del yacimiento para poder utilizar el detector. Eso sí, hay que tener cuidado ya que muchos de estos lugares no están señalizados adecuadamente.

Metales como chapas de cerveza y refrescos, papel de plata, plomo, cartuchos de caza, cobre y bronce... son los más frecuentes que encuentran los detectoaficionados. Y aunque alguno de nuestros oyentes tenga alma de arqueólogo y busca tesoros. Mucho ojo, porque estas herramientas no pueden utilizarse en cualquier sitio. ¿Dónde van los materiales que encuentran? Todos los objetos que se encuentran en estas batidas se entregan al Ayuntamiento o a los museos locales

Desde la Federación piden a las autoridades mayor regulación sobre el uso de estos detectores.