COPE

Newsletters
Registrarme

Schlichting, cinco años después del 1-O: "Le dijeron a la gente que acudiese a votar la ruptura de España"

La directora de 'Fin de Semana COPE' recuerda cómo se vivieron unos de los días más difíciles para la sociedad catalana de los últimos años

Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:44

Vídeo

¡Muy buenos días, España! Bienvenido a tu programa. Este equipo de Fin de Semana te va a acompañar y entretener de diez a dos, sábado y domingo. Te habla Cristina López Schlichting en este 1 de octubre en que estrenamos mes. Oye, se nos regalan 31 días de tiempo más amable que el tórrido verano que hemos pasado, de paseos entre hojas amarillas, de colores espléndidos, de purés de calabaza, recogida de setas y estampas otoñales. Vamos a ello.

El jueves fue San Miguel y el famoso veranillo se ha retrasado un poco, pero está aquí. A partir de hoy veremos subir las temperaturas y cierto calorcillo nos acompañará al menos hasta el miércoles. Los termómetros superarán entre cinco y diez grados lo normal en octubre, sobre todo en la mitad occidental de la península. En la zona centro podrían superarse los 33 y 34 grados en puntos del valle del Guadalquivir y del Guadiana, 30 grados en el sur de Galicia y entre 25 y 30 grados en amplias zonas del interior y del área mediterránea. Jorge Olcina nos va a dar todos los detalles a las once, las diez en Canarias.

Si te digo 1 de octubre seguro que recuerdas lo de hace cinco años, que menuda se armó en 2017. Ya han pasado cinco años, pero todavía me estremezco cuando recuerdo la forma artera y minuciosa en que los dirigentes independentistas decidieron traicionar la Constitución española y dejar en dique seco a esa mitad de los catalanes que se siente española.

Compraron urnas a China, con el dinero de todos, coaccionaron a los directores de las escuelas, para que las convirtieran en colegios electorales ilegales y le dijeron a la gente que acudiese a votar la ruptura de España y de la solidaridad entre todos. Escuchamos Puigdemont convocan la consulta y los enardecidos seguidores repitiendo en las calles que iban a votar.

Hubo que mandar policías de todas partes, que lo pasaron fatal alojados en barcos para turistas en el puerto de Barcelona y las masas enardecidas de la CUP, la ANXC y Omnium Cultural patearon los coches de la Guardia Civil. A esas urnas falsas fueron los más cafeteros y, como ahora en los territorios ucranianos ocupados por Rusia, el recuento les permitió decir que la gente había votado independencia.

Luego, los diputados independentistas del Parlamento local de Cataluña proclamaron la independencia, mientras la oposición salía de la cámara. Hubo que aplicar por primera vez el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía. Fue un dolor y una zozobra que no nos merecíamos ninguno.

Cinco años después, los cabecillas de aquel delito gravísimo, que podía haber costado un baño de sangre, han sido indultados y el partido socialista ha cerrado un acuerdo con Esquerra Republicana de Cataluña. A los más cafeteros les fastidia que los del referéndum haya sido una mentira y, claro, siguen dando la lata. Es por eso que los de Junts amenazan una y otra vez con romper el actual Gobierno que tienen con los de ERC en Cataluña. El episodio de esta semana ha sido proponer una cuestión de confianza a Pere Aragonés, que ha dicho que nanay y ha cesado a su vicepresidente de Junts, Jordi Puigneró.

Los de Junts se han cabreado, pero como no quieren quedarse sin los ricos sueldos ni ir a unas elecciones inciertas, han delegado en las bases del partido la cosa. El jueves y viernes próximo serán las bases las que tendrán que votar si rompen o no el gobierno de coalición con Esquerra. Veremos lo que votan, pero es muy cansino todo este chau chau entre los dos principales partidos independentistas y sobre todo, demora cosas tan importantes como los presupuestos de 2023 y, por supuesto, las reformas sanitarias, económicas o administrativas que tanto necesitan los catalanes de pie, que no hacen más que pagar impuestos.

Precisamente de impuestos se habla hoy tras la reforma fiscal de la ministra Maria Jesús Montero. Y tú dirás, qué bien, voy a pagar menos a Hacienda. Bueno, solo si ganas entre mil y 1500 euros, si eres mileurista. En ese caso sí. El nuevo IRPF para las rentas de hasta 21,000 euros anuales deja fuera de los beneficios fiscales al 50 por 100 de los trabajadores porque la mayor parte de los trabajadores españoles gana entre 21.000 y 30.000 euros. Cuatro millones de personas se quedarán sin rebaja alguna.

Luego te explicaremos con Pablo Jimeno cómo afecta la reforma fiscal a tu bolsillo. Lo que sí tenemos ya es el tráiler de la serie que se ha encargado con tu dinero Pedro Sánchez. Las cuatro Estaciones refleja el trabajo de la Moncloa y el presidente sale defendiendo en Bruselas el tope ibérico al precio del gas, tomando café con Miquel Iceta o bromeando simpa´ticamente con Joe Biden. También recuerda viejos tiempos con sus padres, a cuenta de su cumpleaños.

Las productoras son 'The pool' y 'Secuoya Estudios', que ya han aclarado que no va a salir en Televisión Española, sino que quieren difundirlo por una plataforma privada. La curiosidad por ver a Pedro Sánchez en lo suyo será un buen acicate electoral de cara a las elecciones. Repito, gracias a tu dinero y al mío.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar