COPE

Audio

Schlichting: "Sanidad advierte ahora de que la variante británica es más letal. ¡A buenas horas!"

Tiempo de lectura: 2Actualizado 10:23

La que ha liado el Gobierno en Cataluña, con el ansia viva de adelantar las elecciones para favorecer al candidato de Pedro Sánchez. Una de cada cuatro personas designadas para supervisar las mesas electorales ha pedido que se le quite esa obligación. La Junta Electoral tiene verdaderos problemas para responder a la avalancha de solicitudes de sustitución. Hay diabéticos, enfermos de pulmón o personas que tienen a su cargo ancianos, enfermos, discapacitados o niños, y que no pueden estar doce horas en un local al que irán también los contagiados de coronavirus.

Para cubrir las posibles bajas se ha autorizado que los suplentes de las mesas puedan hacer de presidentes o vocales de otros lugares donde éstos no aparezcan. Eso, lógicamente, ralentizará el comienzo de las votaciones. Por otra parte, está previsto en la ley que, cuando no acuden los citados para presidir y vigilar la mesa, sean sustituidos por los primeros votantes que acudan. Pero como la Generalitat había establecido que los primeros en votar, de 9 a 12, fuesen las personas mayores o de riesgo, ahora el Gobierno catalán se está planteando cambiar la franja para los mayores, no sea que tengan que sentarse en las mesas doce horas.

Entretanto se hacen chistes, por no llorar, de lo complejo que resulta ponerse un epi, un traje especial de protección, ya que vocales y presidentes tendrán que usarlos en la última franja de la tarde, cuando acudan los contagiados de coronavirus. Los que sepan que tienen covid, claro, porque muchos acudirán tan contentos a votar, sin saber que están contagiando al de al lado. Recordemos que la enfermera que en su día se contagió del virus del Ébola en Madrid lo hizo cuando se quitaba uno de estos complicados trajes.

El voto por correo se ha disparado. Ya triplica el de las anteriores elecciones. Correos reveló ayer que ha recibido 270.000 solicitudes. En 2017 fueron 78.000. La gente se pregunta qué sentido tiene estar semanas con poder acudir a un restaurante a cenar, que toma todo tipo de medidas de seguridad, y en cambio acudir ahora a los colegios. La verdad es que todo esto no tiene ni pies ni cabeza. ¿Qué habría costado posponer el voto dos, tres meses, salvando esta tercera ola de coronavirus? A veces las política parece reñida con el sentido común.

Y, ¿cómo están las cosas en España sanitariamente? Parece que mejorando muy lentamente. La incidencia -o sea, el contagio- ha bajo de 750 por cada cien mil habitantes, pero todavía es crítica y siguen disparados los fallecidos, 584 ayer. Tres mil esta semana pasada. Vamos a ver si empiezan a bajar.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar