COPE

Audio

“Miré a mi compañero y la mitad del cuerpo estaba delante y la otra, en el asiento de atrás”

Jerónimo Núñez, TEDAX que hoy lucha como médico contra la Covid, cuenta en Fin de Semana con Cristina su trayectoria profesional y experiencias escalofriantes

Tiempo de lectura: 2Actualizado 11:22

Jerónimo lo tiene claro: “La muerte es lo único cierto desde que nacemos. La covid no fue previsto y a la vista está la respuesta a todos los niveles, con muchas carencias. Ser tedax fue elegido y hay que asumirlo sin más, un trabajo como otros muchos”, reconoce este exexperto en desactivación de bombas.

Recuerda que desactivar bombas era lo habitual y normalmente eran sencillas, pero dependía del terrorista: “Había algunos especialmente retorcidos que intentaban complicar la desactivación. Hay que decir que esto no eran la mayoría de artefactos, normalmente eran sencillos”. Es más, ahora tiene como vecino a uno de los etarras a los que se les atribuye una bomba, Pototo: “Son cosas de la vida. Suponiendo que fue el autor había fallado el mecanismo de conexión al temporizador, era tan burdo que tenía dos sistemas más, un péndulo y un sistema detracción. Pero va en función del que coloca el artefacto. Había otros cuyo nivel de rojo-rojo azul-azul”.

Ahora se usan mucho más los robots para desactivar a distancia bombas, pero en aquella época ya se utilizaban, y él reconoce que tenían que haberlos usado más: “Había tendencia, para mí errónea aunque participé de ella, de hacerlo a mano porque, en teoría, puedes recoger pruebas. Visto en la distancia no me parece justificado ni lógico arriesgar una vida humana para poder recoger evidencias. Nosotros íbamos con esa mentalidad militar del riesgo asumido y la mayoría éramos muy jóvenes. Como estaba muy bien visto y daba estatus de valor se hacía así. Pero desde luego arriesgamos demasiado para el beneficio que se podía conseguir”.

ETA en conjunto no pretendía llevarse a un policía sino que era una forma más de infundir el terror en la sociedad y conseguir, con miedo, imponer sus miedos”, explica Julio, que añade que “no solo estaba enfocando a las fuerzas de seguridad sino a otros sectores sociales, sobre todo a los que tuvieran influencia en la sociedad. Todo era para atemorizar a la sociedad para imponer su fórmula ideológica: una dictadura”. También aclara que ellos no elegían las bombas a desactivar: “El que esté de servicio le toca ese artefacto. Yo un día en clase en Santander me avisaron de una bomba que estalló. Los tedax no decidíamos, hacíamos el que tocaba. La parte más desagradable fue ver una explosión y luego los efectos: la mitad de un compañero delante y otra detrás del coche”.

Julio además estudiaba mientras se preparaba para sus desactivaciones: “Cuando llegan los exámenes tienes que sacar tiempo de donde sea”.

Ahora es médico del centro asistencial La Loma en Cantabria, algo que fue “progresivo”: “Fue porque cambiaron los criterios para los tedax por parte de partes administrativas. Había que ser especialistas en más cosas y eso hacía que la capacidad disminuyera notablemente. En un sistema científico el error es parte del progreso y se iba a cambiar, así que vi que debía pasar página”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La covid cogió, reconoce, de sorpresa: “Lo más duro fue para el personal, no había medios para una enfermedad nueva”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo TRECE en salida: 'Crónica de Roma'

TRECE en salida: 'Crónica de Roma'

Con Irene Pozo

Ver TRECE