La campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada a favor de la Iglesia en Venezuela recauda 1,3 millones de euros

En el ecuador de la campaña que concluye en marzo, el cardenal Porras está en Madrid para darle un nuevo impulso 

La campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada a favor de la Iglesia en Venezuela recauda 1,3 millones de euros

 

Redacción Religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:40

El cardenal Porras está en Madrid para dar un nuevo impulso a la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada a favor de la Iglesia en Venezuela, que hemos hecho nuestra en COPE durante la Navidad. En el ecuador de esta campaña, que se mantiene activa hasta finales de marzo, se han recaudado 1,3 millones de euros.

Es el fruto de la generosidad de 5.000 donantes, 900 de los cuales han contribuido por primera vez. El cardenal ha descrito la crisis verdaderamente dramática que atraviesa su país a causa de unas políticas erradas que han hundido la economía y del aumento de la represión, con continuas redadas, desapariciones y muertes. Como consecuencia, unos cinco millones de personas han dejado el país buscando mejores horizontes, y los que se quedan atrás, sobre todo mayores, quedan terriblemente huérfanos de afecto. De hecho, el cardenal ha revelado que aumenta el número de suicidios y de enfermedades mentales como la depresión.

En medio de esta situación, la Iglesia católica es la institución más creíble porque está cerca de la gente en sus necesidades. Muchos fieles, personas sencillas y humildes, dan como la viuda del Evangelio, y son los que hacen posible que desde hace tres años casi todas las parroquias tengan su olla solidaria semanal o quincenal. El cardenal no oculta su emoción al ver la entrega de muchas religiosas en los barrios más populares, y a pesar de las dificultades, lo que piden es que no las saquen de allí.

No faltan cortapisas para la tarea de la Iglesia, pero ella trabaja con gran prudencia y libertad interior. “La propia gente se constituye en nuestra aliada, comenta el cardenal Porras, cuando vamos a los barrios populares, y organizan una protección que no consiste en coches blindados, sino en abuelitas de la Legión de María que están al lado de uno y echan a los maleantes si se tercia”. El cardenal advierte que los cambios verdaderos se construyen desde abajo, y observa que crece la conciencia de que hay que actuar con una creatividad, constancia y generosidad» que  son capaces de superar el acoso del régimen. La meta, subraya, es “una salida democrática y pacífica, porque nos necesitamos los unos a los otros”.

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar