COPE

Toni Nadal vs Jero García, en 'Diálogos': "Es mucho más fácil tener éxito en la vida si eres bien educado"

>En el café sonoro de COPE conocemos los métodos que practican dos entrenadores como Toni Nadal y Jero García

Audio

Pilar Abad Queipo
@pilarabad

Redactora

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 21:01

Segunda entrega de ‘Diálogos’ este verano en el que por primera vez se encuentran Toni Nadal y Jero García, dos entrenadores con un mismo objetivo: el de formar a jóvenes no sólo para triunfar en el deporte sino en la vida.

No se conocen pero saben mucho el uno del otro, de ahí nace esa admiración y respeto que cada uno siente hacia el otro por la labor que realizan. Por eso no extrañan las palabras que se dirigen al definirse.


TONI NADAL SOBRE JERO GARCÍA


Jero es una persona comprometida con su mundo, con el mundo donde se formó y una persona con un valor máximo: está dispuesta a ayudar a los demás. Eso para mí no tiene parangón y hoy en día es raro.

Un tipo que ha sido capaz de darle la vuelta a su situación y eso me demuestra que todo en la vida se puede entrenar, todo se puede mejorar y él es una demostración de eso.

Jero García

Jero García (EFE)



JERO GARCÍA SOBRE TONI NADAL


Creo que los valores que aporta Toni no solamente a la gente que tiene alrededor sino a la sociedad no tienen parangón.

Siempre que abro la Wikipedia y veo la definición de valores sale la foto Toni.


Toni Nadal

Toni Nadal (EFE)


Toni Nadal y Jero García son entrenadores de deporte, de la vida. Tenis y boxeo son sus disciplinas. Sin embargo, para Jero no era su aspiración porque como dice “yo quería ser campeón del mundo de boxeo”, y aunque no lo consiguió sí fue campeón de España. Asegura Jero que “nunca quise ser entrenador, nunca jamás en la vida” hasta que un día tuvo que tomar una decisión de la que no se arrepiente.

El caso de Toni es totalmente contrario porque “siempre quise ser entrenador porque siempre me ha gustado la formación, me ha gustado intervenir en la formación de los chicos, ayudarles en la medida de lo posible”.

En la vida es más fácil tener éxito si eres una persona bien educada

Y la base de todo ello está en la educación, la “buena educación” algo en lo que Toni y Jero coinciden como el mayor de los valores, asegurando incluso que es con ella con la que realmente se logra el éxito en la vida como afirma Nadal “en la vida es mucho más fácil tener éxito si eres una persona bien educada”. Por eso recalcan que “en la sociedad necesitamos gente educado que incite a los demás a ser educados y no gente que crispe” y poner en alza "el valor de la ejemplaridad".

Y qué mejor ejemplo para corroborar sus palabras que Rafael Nadal, leyenda viva del deporte, del que su tío fue entrenador y que precisamente valora y explica las claves del éxito de Rafael. “Yo no creé a nadie, tuve la suerte de tener a un chico con muy buenas condiciones y con una capacidad de trabajo muy alta. Además, tiene una virtud fundamental que entiende que la vida es en buena parte ser buena gente y mi sobrino es buena gente. Tiene una condición muy buena y es que es un tipo que toda la vida se ha dejado guiar y siempre ha estado dispuesto a escuchar, y eso es fundamental” asegura Toni porque “el que un joven se deje guiar y sepa escuchar es síntoma de inteligencia y humildad”. Y continúa destacando que “tiene una muy buena capacidad de aprender y ese es el principal talento en la vida, aquel que tiene capacidad de aprender, una muy buena predisposición mental a cambiar lo que hace mal”.

Rafael Nadal

Rafael Nadal (EFE)


Como entrenadores defienden la importancia de la “formación” también en ellos porque como señala Toni “algunos entrenadores estropean más que ayudan y tenemos que ser consecuentes de la capacidad de transformar personalidades, sobre todo de los jóvenes”.

Y es en esa formación donde radica todo, por eso tanto Nadal como Jero critican que desde la administración no se tenga en cuenta, que en el sistema educativo no se “imparta este concepto” fundamental para “tener una buena base y dentro de esa base poner un buen recipiente que puede absorber muchas cosas porque cuando dejas un mal recipiente no absorbe nada”; a lo que García replica que “también hay que obligar a formarse a los padres, la primera muralla que tienen para defenderse de la ardua pelea de la vida somos los padres y, luego la motivación”.

“Creo mucho en la formación y mi anhelo sería vivir en un país de gente educada donde se erradica la mala educación en todos los ámbitos”, concluye Toni Nadal.

ASÍ SON TONI NADAL Y JERO GARCÍA


Levantarse de los golpes ha sido la constante en la vida de Jero. Para él, no somos el golpe, sino cómo nos levantamos. Su historia es la historia de superación personal. Jero nació en el madrileño barrio de Carabanchel de finales de los 70. Y en él se crió. Al lado de uno de los mercados de la droga más importantes del momento. Cuando echa la vista atrás, Jero reconoce que era de los que pegaban primero y luego preguntaba. Fue un chico con trastorno por déficit de atención e hiperactividad que a los 7 años le puso la zancadilla a su profesora. Con 12 empezó a jugar al fútbol y a los 15 pasó a entrenar taekwondo y full contact. Un año después una organización de ayuda a niños no escolarizados le puso al mando de un pequeño equipo de fútbol sala.

Leer en su infancia 'El Quijote' le abrió una puerta dice que luego le ha sido imposible cerrar. La mili supuso también un punto de inflexión. Ahí se daría cuenta de la necesidad de ayudar a otros como él y de su pasión por el boxeo. Sus primeros recuerdos son los combates a los que le llevaba su abuelo con solo 5 años. Quien tiempo después se proclamara Campeón de España de boxeo, se costeó sus entrenamientos limpiando cristales y repartiendo mercancía. No olvidando el ejemplo que le habían dado sus padres.

Hoy Jero es varias personas a la vez. Es actor, escritor, es entrenador. Es marido. Es padre de 4 hijos a uno de los cuales le puso el nombre de su abuelo para tenerle muy presente. Jero es una persona que nunca se pone de perfil. Tras abrir su propio gimnasio, inauguró también la fundación que lleva su nombre. Y con estos dos instrumentos empezó luchando contra la exclusión social hasta que un día se topó de frente con la violencia machista cuando descubrió que una niña a la que entrenó durante un año la había padecido y él no lo había detectado. Jero ayuda a chicos en riesgo de exclusión y forma a monitores para luchar con lacras como los abusos sexuales o el bullying.

Cuando quiere aislarse se refugia en Mallorca. Y en Mallorca en 1989 tomó Toni bajo su tutela a un niño de 3 años y lo moldeó hasta convertir a Rafa Nadal en una leyenda del deporte.

En junio de 2018, Nadal se enfrentaba a Juan Martín del Potro en semifinales de Roland Garros en París. Unas horas antes de vencerle, el español recibía un mensaje de texto de su tío en el que le recordaba una frase de Severiano Ballesteros: «Más vale una gran actitud que un gran swing. Eso es lo que te hará ganar».

Y es que del vocabulario de Toni nunca desaparecen conceptos como el éxito, la humildad, el respeto, el compromiso, la mejora constante o la derrota. Para Toni, «el talento se construye en la calma y el carácter en la tempestad». En un mundo como el actual en el que tenemos todo al alcance de la mano, para Toni el éxito es la suma de talento y trabajo. Para él, la frustración viene de no poder asumir la dificultad.

Ahora, este padre de 3 hijos, dedica su tiempo entre otras cosas a todo aquel que le quiere escuchar. Además de dirigir laAcademia Rafa Nadal, imparte conferencias y es embajador de la Fundación Lo que de verdad importa.

Hoy Jero y Toni se encuentran por primera vez para charlar. Para poner juntos respuestas a multitud de preguntas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo