COPE

FÚTBOL SALA

Diego Giustozzi: "Ganamos en un tipo de partido que no nos gusta jugar"

ElPozo Murcia Costa Cálida se medirá el domingo al Barcelona en la primera final española de Champions

Audio

Foto ERNESTO ARADILLA

EFE@DeportesCopeMurMurcia

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08:08

El entrenador de ElPozo Murcia Costa Cálida, Diego Giustozzi, dijo que su equipo supo "ganar un tipo de partido" que no les gusta jugar en la rueda de prensa posterior al triunfo por 2-1 ante el Tyumen ruso en la primera semifinal de la Liga de Campeones de fútbol sala, que supuso para el conjunto murciano una histórica clasificación para la final del domingo.

"Me gustó mucho cómo afrontamos un partido en el que el otro equipo intentó rompernos el ritmo todo el tiempo. A nosotros nos gusta jugar de tú a tú", añadió el técnico argentino.

"Ellos plantearon el tipo de partido que más o menos llevaban haciendo. La duda que teníamos era cuánto tiempo estarían con portero-jugador. Y lo sacaron más de lo que preveíamos. De todas maneras, todo lo que preparamos para neutralizar sus características lo pusimos en práctica al cine por cien", destacó.

Por otro lado, destacó la gran actuación de Alberto en el partido: "Con él voy a donde sea. Tiene mi confianza y creo mucho en su calidad como jugador y en sus valores de cómo entiende un partido, un entrenamiento y la relación con sus compañeros. Siempre le digo que lo más difícil no es llegar, sino mantenerse. Si tiene la humildad necesaria va a ser una estrella de este deporte".

ElPozo Murcia-Barcelona, final española en la Champions

ElPozo Murcia se impuso por 2-1 al Tyumen ruso en la primera semifinal de la Liga de Campeones, disputada en el Palau Blaugrana, y regresó al olimpo del fútbol sala europeo, que no pisaba desde 2008, cuando perdió en la tanda de penaltis de la final ante el Sinara Ekaterimburgo.

Los dos conjuntos salieron muy intensos, espoleados por la ilusión de no ser habituales en la gran cita europea de la final a cuatro. De hecho, los rusos nunca la habían disputado. El Tyumen fue el autor de la primera ocasión clara del partido (min. 4), pero el disparo de Bolinha se estrelló contra el palo izquierdo de la portería del equipo español.

Un poco más tarde (min. 6), Espindola ya no contó con la ayuda de la madera y fue él mismo el encargado de rechazar dos potentes remates del equipo entrenado por Nikolai Ivanov, que se adueñó del control del balón en los primeros compases y hasta se atrevió a jugar en ataque con su portero, Gugiel, desde el amanecer del encuentro.

Pero, rápidamente, Matteus marcó un punto de inflexión a pesar de que no finalizó con acierto un contraataque que lo dejó solo ante Gugiel (min. 8). A partir de entonces, ElPozo Murcia despertó en ataque, se quitó los nervios de encima y empezó a poner en aprietos al entramado defensivo ruso con un Alberto desatado.

La inspiración del cancerbero y la falta de puntería española hicieron que el marcador no se moviera hasta que Rafa encontró un hueco entre el travesaño Gugiel (min. 15) y provocó la euforia en el banquillo liderado Diego Giustozzi.

En el inicio del segundo tiempo, el Tyumen, que jugó todo el partido con la baja por sanción de Antoshkin, su máximo goleador en la competición con seis tantos, volvió a respirar. Tanto, que una combinación en el interior del área entre Milovanovov y Abramovich acabó con el gol (min. 24) de este último para igualar el encuentro.

Pero esta circunstancia no amedrentó a ElPozo, que encontró oro tiempo después (min. 32) en una jugada pilla que imaginaron Darío Gil y Alberto. Gil sacó rápido de banda para coger desprevenida a la muralla rusa y Alberto tan solo tuvo que empujar el balón a la red en el segundo palo para hacer el 2-1.

El billete para la final del domingo, ElPozo lo acabó de conseguir gracias a la construcción de una defensa numantina, en los últimos minutos de partido, que el Tyumen fue incapaz de derribar.

Audio

El FC Barcelona gana en la tanda de penalties

El Barça se impuso en la tanda de penaltis por 5-4 al KPRF después de empatar 3-3 en la semifinal de la Liga de Campeones disputada en el Palau Blaugrana de Barcelona y así rompió su gafe en esta penúltima ronda de la competición, en la que había caído en las dos últimas ediciones, y consiguió el billete para enfrentarse a ElPozo Murcia en la final española del domingo, la primera de la historia.

Andreu Plaza decidió jugar con Dídac Plana de portero-jugador durante los primeros compases del partido, que sirvieron para que los dos conjuntos cogieran sensaciones en la pista. Hasta que Sergio Lozano dio por finalizado el proceso de reconocimiento mandando un mísil imparable desde la zona de tres cuartos que se coló por la escuadra izquierda de la portería de Tsaider (min. 6).

Aun se vivía la resaca de esa alegría azulgrana cuando una jugada individual de Ferrao, que gracias a su exquisita técnica se deshizo de Rómulo, puso el 2-0 en la semifinal (min. 8).

En ataque el KPRF, el equipo del Partido Comunista ruso y el actual campeón de Liga de su país, echó de menos a Paulinho, su máximo artillero en esta edición de la competición con seis tantos, baja por lesión. La paciente construcción del juego del conjunto de Besik Zoidze no consiguió poner adrenalina en los metros finales, aunque sí fue capaz de cortocircuitar la capacidad ofensiva del Barça.

Pero un despiste defensivo del equipo azulgrana permitió a Rómulo recortar distancias en el último segundo del primer tiempo (min. 20) con un disparo desde lejos que se coló por debajo de Dídac Plana después de un ligero rebote. El error desató el enfado de Plaza.

El KPRF, que llevó el encuentro al plano físico, tuvo una primera oportunidad de empatar la semifinal con Saiotti (min. 26), pero su tiro esquinado se estrelló contra el palo derecho. Quien no falló fue Asadov, que solo tuvo que empujar la pelota a la red con Dídac Plana ya vencido (min. 30).

El asedio ruso acababa de dar inicio. A partir de entonces el KPRF tuvo encerrado en su campo al Barça, que no pudo hacer nada más que defenderse con uñas y dientes a la espera de encontrar una jugada de contrataque que no llegó y la semifinal se fue a la prórroga.

En esta el Barça salió de la cueva y encontró la recompensa con el 3-2 (min. 43), obra de Esquerdinha mediante un toque sutil en el interior del área que acabaría decantando la batalla del bando azulgrana. Pero cuando los anfitriones ya cantaban victoria los árbitros italianos pitaron un penalti a falta de 11 segundos para el final y Nando restableció el empate (min.50).

Finalmente la tanda de penaltis, en la que tan solo falló el ex azulgrana Lin, dio el pase al Barça a una final que no disputaba desde el 2015. El domingo buscará levantar su tercera ‘Champions’.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar