Boletín

URBANISMO

La oposición duda sobre el acuerdo para el Plan Rambla

El Partido Popular critica la opacidad del Gobierno de Castejón y MC advierte que el acuerdo no incluye la ejecución total del vial central

La oposición duda sobre el acuerdo para el Plan Rambla

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:41

La oposición en el ayuntamiento de Cartagena ha criticado la "poca transparencia" de la alcaldesa en el acuerdo urbanístico con el promotor Tomás Olivo.
El portavoz del Grupo popular, Francisco Espejo, ha pedido explicaciones sobre el acuerdo y ha reclamado la convocatoria de una junta de portavoces para tratar este asunto.
Espejo lamenta que Ana Belén Castejón venda como exitoso un acuerdo sin novedades porque acepta las correcciones que los técnicos municipales impusieron hace 30 años a la actuación urbanística.
Espejo ha señalado que el acuerdo firmado entre Castejón y Olivo se suscribe solo a uno de los tres sectores del plan urbanístico, concretamente el más cercano al palacio de los deportes y ha recordado que los sectores más controvertidos son el 1 y 2 sobre los que no se sabe nada.
El portavoz popular ha explicado que las prisas por firmar el acuerdo tiene que ver con la fecha de caducidad para poder  adaptar el convenio. “El promotor Tomás Olivo ha corrido y Castejón detrás de él porque el convenio Plan Rambla de 1989 caducaba el 1 de octubre de 2019” ha señalado.
Movimiento Ciudadano también ha criticado la "puesta en escena" de un acuerdo que según Jesús Giménez "plantea dudas"  El representante del partido cartagenerista lamenta que no se haya incluido en el acuerdo la ejecución del vial central en su totalidad. "La alcaldesa consciente que le quedan tres meses no ha hecho un acuerdo completo para que el que venga se encuentre otra realidad" ha señalado el dirigente de MC.
Por su parte, Cs cree "irresponsable" que el Ayuntamiento no comparta con la Comunidad el Plan Rambla para garantizar su ejecución.
Manuel Padín ha pedido a la alcaldesa que demuestre "altura de miras" y reoriente la relación entre las administraciones.
El proyecto urbanístico paralizado casi treinta años contempla la construcción de unas 1700 viviendas en la zona de la Rambla.