La Universidad del País Vasco arranca el curso con el objetivo de no convertirse en una institución de élites

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:07

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha dado comienzo al curso universitario con la tradicional lección inaugural en el campus vizcaíno de Leioa, un curso marcado por la elaboración del nuevo plan universitario, la llegada de los dobles grados y el auge de las carreras científicas y biosanitarias.

Este año la universidad pública vasca ofrece 8.649 plazas y comienza el curso lectivo con el 65% de los 87 grados que ofrece totalmente llenos y unas notas de corte especialmente altas en las carreras sanitarias y las de ciencia, en especial cuando se combinan en los grados dobles, como el de Física y e Ingeniería Electrónica en el campus de Vizcaya,con la nota de acceso más alta, un 13,01.

Al margen de lo puramente académico este año será el del debate del nuevo plan universitario 2019-2022, un plan que la rectora, Nekane Balluerka quiere aprovechar para mejorar la financiación de la institución.

La rectora además ha defendido el carácter público de la universidad recordando que no se debe quedar en una universidad al servicios de las élites, para lo que sigue siendo necesario un sistema potente de medidas de apoyo como las becas y que siempre hay que aspirar a la excelencia.

Por su parte, el lehendakari Iñigo Urkullu, además de coincidir con la rectora en la importancia del nuevo plan universitario, ha querido felicitar a la UPV por sus buenos resultados investigadores y recordaba que la institución ha mejorado su posicionamiento en el conocido como “Ranking de Shangai”, que evalúa a universidades de todo el mundo por su calidad investigadora y docente.

Con el acto de hoy arranca un curso que terminará el próximo 7 de junio para los que aprueben todo, eso sí, y el 11 de julio para los que tengan que recuperar alguna asignatura.

Lo más