Cáritas Bizkaia alerta sobre la brecha entre la población integrada y la que está en riesgo de exclusión

Cáritas diocesana de Bilbao ha presentado el informe que recoge las acciones relativas al año 2018

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:42

El director de Cáritas Bizkaia, Carlos Bargos, ha ofrecido los datos relativos al número de personas acompañadas el año pasado, que han sido un total de 13.569 personas, por medio de 269 proyectos.

Bargos, más que en la cantidad ha puesto el acento en el camino recorrido para actuar contra la soledad y la pobreza y a favor del empleo inclusivo, la atención a las personas en exclusión y por una sociedad abierta al mundo.

La realidad que ha presentado es compleja y heterogénea, por lo que las respuestas que se ofrecen desde la organización caritativa de la Iglesia son diversas e integradas en procesos de acompañamiento.

“Queremos ofrecer oportunidades a las personas y familias afectadas generando valores, actitudes, iniciativas y comportamientos en la ciudadanía y en el conjunto de agentes sociales y económicos”.

Los problemas de soledad, enfermedad, conflicto y rechazo social “van más allá de la pobreza” y se percibe un “riesgo creciente” de dualización social. Han precisado que esto significa que la “población en riesgo de exclusión tiene muy pocas posibilidades de mejora” y la brecha con la población “integrada socialmente” se hace cada vez más patente.

Desde Cáritas Bizkaia han querido destacar que las dificultades de acceso al mundo laboral y la precariedad laboral, son algunos de los principales problemas de las personas atendidas en Caritas, aunque también se perciben dificultades para el acceso y mantenimiento de la vivienda.

La exclusión tiene rostro de mujer

Otra conclusión importante de la memoria de 2018 es que las mujeres con hijas e hijos a su cuidado y con poca red de apoyo (familiar y de amistades), muestran mayores obstáculos para compaginar el acceso al empleo (normalmente precario), o para el desarrollo de acciones formativas o de mejora de su situación, con el cuidado de las/os hijas/os.

En 2018 Cáritas Bizkaia orientó su actividad en 5 capítulos fundamentales

1.- CONTRA LA SOLEDAD, APOYO RELACIONAL

Para actuar en el ámbito de la soledad, promoviendo redes de relación y apoyo a personas en situación social vulnerable, se activaron:

- 68 talleres con actividades grupales y de participación comunitaria en 30 centros

- 29 grupos de apoyo socioeducativo y tiempo libre para la infancia y juventud

- 28 equipos de acompañamiento y dinamización de personas mayores, y el programa Esku Onetan que ofrece respiro a familias cuidadoras.

2.- EMPLEO INCLUSIVO

En 2018 participaron más de 1.000 personas en los diferentes servicios de inserción laboral como orientación socio-laboral, formación para el empleo y talleres pre-laborales.

- 440 participantes (73% mujeres) fueron acompañadas en itinerarios personalizados de inserción laboral

- El servicio de intermediación laboral, el acelerador de empleo y el programa de prospección de empleo contribuyeron a que 323 personas (61% mujeres) hayan logrado en 2018 encontrar empleo siendo 91 (53% mujeres) las que han iniciado proyectos laborales como autónomas.

3.- LUCHA CONTRA LA POBREZA

Para responder a las necesidades de vivienda se activó en el 2018:

- una red de 96 viviendas a través de la Fundación Eguzkilore; se ha ofrecido apoyo económico para cobertura de gastos relacionados con la vivienda;

- 12 proyectos de eliminación de barreras arquitectónicas y mejoras básicas en viviendas de personas mayores a través del Programa Barriztu.

La inversión para el apoyo a personas y familias en situación de pobreza supera el millón y medio de euros en ayudas económicas. Ayudas económicas que principalmente han estado dirigidas a la subsistencia diaria en general, pero que también se han destinado a becas ligadas a procesos de acompañamiento:

- La cobertura de necesidades básicas se realizó a través de ayudas económicas para 4.864 personas (53% mujeres) y de vales de supermercado para 1.159 personas (56,5%)

- La alianza con las tiendas de la red Koopera facilitó el acceso a ropa a 1.644 personas (52%).

- 95.859€ destinados a ayudas prelaborales y de emancipación

- 16.451€ destinados a becas del programa de educación familiar

4.- ATENCIÓN A PERSONAS EN EXCLUSIÓN

En 2018 Cáritas ha atendido a 2.554 personas en situaciones de exclusión, a través de:

- 2 proyectos de comedor social,

- Centro de noche Hontza,

- Residencia Lurberri,

- Servicios de acompañamiento integral (GILTZA – Etxepel)

- 3 centros de día.

Un 14 % de estas personas fueron mujeres, una realidad hasta ahora oculta que poco a poco va aflorando.

5.- SOCIEDAD ABIERTA AL MUNDO.

En el 2018 Cáritas ha acompañado a 185 personas solicitantes de protección internacional a través del proyecto GOHIABE, y ofrecido asesoramiento jurídico a 423 personas migrantes (52% mujeres)

Cáritas mantuvo apoyo a proyectos de cooperación en los países de Haiti, Honduras, Ecuador, Libano, Nepal, Peru, República Democrática del Congo y Etiopia. Se estima que el impacto social de los mismos alcanzó a una población de 25.176 personas.

Lo más