COPE

OSASUNA

Resumen de goles y partidos de Osasuna en Tiempo de Juego Navarro

Osasuna cierra una temporada atípica y sin público en El Sadar con el capitán llevando a puerto al barco rojillo

Audio

Así han vivido el año Fermín Astráin y su particular consejo de sabios

Pamplona

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:04

Osasuna comenzaba la temporada más rara de la historia el 12 de septiembre frente al recién ascendido Cádiz, equipo que se convertiría poco después en una de las revelaciones de la primera vuelta ganando en Valdebebas e incluso al Barcelona en la Tacita de Plata. Los de Jagoba Arrasate jugaron un partido serio, poco brillante pero efectivo y demostrando su superioridad ante el Cádiz. Adrián López y Rubén García fueron los autores de los goles.

Tras el inicio liguero con victoria, Osasuna firmaría dos derrotas consecutivas, 1-0 frente a un Getafe que no podía esperar pasar los apuros que finalmente pasó; y 1-3 ante el Levante. Roberto Torres anotó primero, pero el Levante remontó y aún pudo hacer algún gol más.

Osasuna volvía a recuperar comba después de dos derrotas consecutivas. Lo hacía venciendo en casa al Celta con goles de Facu Roncaglia, que marcaba desde su casa, y Jonathan Calleri. El conjunto rojillo empató a cero en Eibar en el siguiente choque, el previo al del Centenario. Ese fue un partido muy especial en casa ante el Athletic, aunque sin público obviamente. Hasta el resultado acompañó, aunque el partido fue de 0-0, Rubén García transformaba el único gol desde los once metros un penalti que forzó Kike Barja.

No lo sabíamos, pero entonces comenzaba una temporada tremendamente dura para los rojillos. Tras la derrota en casa ante el Atlético en casa por 1-3 (con gol de Budimir), Osasuna comenzaba su larga travesía por el desierto con 13 jornadas consecutivas sin ganar. Derrota en Sevilla por 1-0, empate a uno en casa ante el recién ascendido Huesca (David García), derrotas ante Barcelona (4-0) y Betis (0-2) y nueva derrota en Valladolid por 3-2 con errores groseros atrás. Budimir y Torres anotaron los tantos que suponían el segundo en sendas cuentas personales. Volvía a perder Osasuna en casa ante el Villarreal por 1-3 (de nuevo Torres).

A partir de ese momento, comenzó una época de cierta mejoría, con empate en Elche a dos (con goles de Rubén García y Darko Brasanac), Osasuna firmaba de nuevo otro empate en el siguiente choque, en casa ante el Alavés. Jugando con 10 desde el minuto 8 de partido, haciendo un gran partido y perdiendo dos puntos al final por una decisión muy controvertida del VAR. Roberto Torres volvía a marcar.

Otros dos empates frente a dos equipos potentes (Real Sociedad y Real Madrid) ilusionaba otra vez al aficionado rojillo, pero otra derrota ante el Granada de Diego Martínez bajaba de nuevo los ánimos. Tras la victoria de Copa en Cornellá el Prat ante un equipo que peleaba por el ascenso en Segunda y el empate ante el Valencia, hacía recobrar la esperanza en el equipo. Calleri anotó frente a la Real, Javi Martínez y Kike Barja en Copa ante el Espanyol y, nuevamente Calleri, frente al Valencia.

Osasuna se había adelantado en los cuatro últimos empates del equipo, pero no había terminado de llegar la victoria. Hasta ese partido crucial en el que se ganó por 3-1 al Granada en una gran actuación del equipo. Marcaron Budimir (en dos ocasiones) y Moncayola, que anotaba el primer gol en liga.

Se antojaba una semana crucial, con otro partido de liga ante el Betis y un partido de Copa ante el Almería entre medias. Jagoba seguía rotando y el equipo dio la cara en los Juegos del Mediterráneo, pero cayó en los penaltis. Después, otra derrota ante el Betis por 1-0. Pero entonces comenzaría la mejor racha del equipo, una racha sensacional que le daría la permanencia con holgura. Victoria 2-1 ente el Eibar con goles de Calleri y Budimir, triunfo por 1-0 ante el Levante con otro tanto de Budimir y Barja daba los tres puntos en Vitoria ante el Alavés (0-1). Tres victorias en cuatro partidos que le sacaban de descenso.

Tras la derrota frente al Barcelona en casa por 0-2, llegaban duelos muy importantes ante rivales directos. El equipo se atenazó por el miedo a perder y volverse a meter en serios problemas y se firmaron tres empates a cero que fueron una oda al aburrimiento. Sin embargo, con un poco de fortuna, en un gran partido de un Osasuna valiente y la excelsa actuación de Sergio el Chopo Herrera, el equipo ganaba en Villarreal y dejaba la permanencia encarrilada. Moncayola y Budimir fueron los autores de los dos tantos del triunfo.

Las victorias ante Elche (2-0) y Valencia (3-1) dieron la permanencia a Osasuna. Barja, Calleri y Torres volvían a ser claves. Además, Javi Martínez anotaba su primer gol en liga ante el Valencia. Las dos derrotas seguidas ante Celta y Real Madrid ya eran intrascendentes.

En el tramo final, un empate en Bilbao que supo muy bien a la afición (Darko y Budimir), una victoria en casa ante el Cádiz en un partido de relajación total y dos derrotas compitiendo bien pero ante equipos que se jugaban mucho más. De hecho, a punto estuvo Osasuna de dejar al Atlético de Madrid sin Liga y a la Real sin Europa. Sobre todo con el gol de Budimir en el Wanda en el minuto 75.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar