COPE

La hostelería de La Rioja maneja un escenario de vuelta a la actividad a finales de noviembre

El protocolo de regreso a la actividad tendrá en cuenta, tanto las necesidades sanitarias, como las empresariales

La hostelería de La Rioja maneja un escenario de vuelta a la actividad a finales de noviembre

Tito AlcaláLogroño

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19 nov 2020

El grupo de trabajo de la hostelería riojana, formado por representantes de todos los sub-sectores que la conforman en la región, ha mantenido este miércoles una nueva reunión con representantes de la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja en la que se ha acordado trabajar conjuntamente en un plan que establezca “reglas claras” ante la reapertura de los establecimientos hosteleros en cuanto los indicadores de la pandemia lo permitan.

La evolución positiva de la incidencia del COVID-19 en La Rioja permite pensar en el retorno a la actividad en la última semana del mes de noviembre, quizá de forma escalonada, como ya está ocurriendo en otras comunidades autónomas. Desde el Grupo de Trabajo de Hostelería Riojana se trabaja para que, antes de esa fecha, esté elaborado el plan que defina el grado de actividad de cada subsector y establecimiento en función de los indicadores de la pandemia y brinde previsibilidad al sector hostelero.

“Hemos acordado trabajar en un marco conjunto que, estableciendo nuestras demandas y aportando nuestro conocimiento sobre cada uno de los subsectores, permita establecer unas reglas de juego claras que nos den la previsibilidad necesaria para trabajar de forma segura, sabiendo que, hasta que llegue la vacuna, debemos convivir con el COVID-19. Eso construiría las bases para evitar que se tenga que volver a cerrar la hostelería,” comenta tras la reunión Francis Paniego, miembro de la junta directiva de Euro-Toques España y del Grupo de Trabajo de la Hostelería Riojana.

Este plan conjunto se está elaborando a partir de la propuesta de desescalada presentada por el Grupo de Trabajo y de la elaborada por la Consejería de Salud y el Ministerio de Sanidad. El objetivo es establecer un protocolo con parámetros definidos de desescalada (y de escalada si fuese necesario) de acuerdo a la evolución de la pandemia, brindando previsibilidad a la actividad del sector hostelero que demanda certezas para la supervivencia de sus empresas y de los miles de puestos de trabajo directos e indirectos que dependen de ellas.

Así, se solicita que las medidas que se incluyan en este “tengan en cuenta, por ejemplo, el espacio del que dispone cada establecimiento en lugar de limitar los aforos con un número predeterminado de personas”, explica Paniego.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo