700 familias se quedan sin "cheque bachillerato" que suprime el Gobierno de La Rioja por "contener el gasto"

Es definitivo, 700 familias en La Rioja se querarán sin "el cheque bachillerato" que suprime el Gobierno de La Rioja por "contención de gasto"

700 familias se quedan sin cheque bachillerato que suprime el Gobierno de La Rioja por contener el gasto

Álvaro de los Ríos

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:27

Educación fija en La Rioja nuevas prioridades presupuestarias en la oferta concertada de Educación Infantil o Formación Profesional, y no convocará ayudas al Bachillerato en los centros privados y concertados. Luis Cacho explica ante el Parlamento de La Rioja que la decisión se toma también por razones de “responsabilidad presupuestaria”. Así el consejero de Educación y Cultura del Gobierno de La Rioja ha informado esta mañana de la no convocatoria de las subvenciones al Bachillerato para el presente curso 2019/2020.

Cacho ha explicado la toma de la decisión en relación a estas subvenciones de carácter discrecional, por dos motivos: el primero es el “ejercicio de responsabilidad presupuestaria como resultado de la situación económica general de la Comunidad, con elevada deuda y un ejercicio 2019 con elevado déficit, que obligan a una nueva política de contención del gasto en educación concertada durante esta legislatura”. En cuanto al segundo motivo, se ha referido a “los nuevos criterios de gestión educativa para la complementación de la oferta educativa pública en la etapa postobligatoria de Bachillerato en centros privados no concertados para ella, dirigidos a nuevas prioridades para la aplicación de los fondos públicos en el desarrollo de la oferta educativa complementaria de dichos centros, como pueden ser, entre otros, el desarrollo de una nueva oferta en Educación Infantil o el desarrollo de nuevas titulaciones y conciertos de Formación Profesional”.

Cacho ha respondido así a una pregunta sobre estas ayudas del portavoz del Grupo Popular, Jesús Ángel Garrido, quien ha lamentado que "cada vez nos alejemos más de la gratuidad universal de la educación hasta los 18 años". "Ustedes presumen de ser sociales y solo excluyen a padres y familias y a más de 177 asociaciones", ha acusado Garrido, quien ha considerado que "no se puede elegir centro educativo si se ponen trabas y no hay donde elegir" y "tampoco se puede decir que no se convocan las ayudas a mitad del partido". Cacho, en su respuesta, ha incidido en que no se van a convocar esas ayudas por su propio criterio "en función de las disponibilidades presupuestarias". "El estado económico de la región generado en últimos años obliga a una política de contención del gasto y de su reestructuración, en el caso de educación, en torno a nuevas prioridades, son las razones por las no se van a convocar esas ayudas", ha afirmado.

El consejero ha recalcado que quiere "poner el foco" en otras áreas como la educación infantil y la formación profesional y ha considerado "chocante" que le acusen de fomentar una exclusión con su decisión, cuando un objetivo "estratégico" de la legislatura "es precisamente acabar con la exclusión". Tras su intervención en la Cámara, en declaraciones a los periodistas, el consejero ha defendido su postura y ha recalcado que los fondos destinados al "cheque de bachillerato" se dedicarán "a otras prioridades" con lo que "esto no se trata de ninguna persecución política o ideológica". "Creo que en el contexto económico actual no debemos seguir subvencionando el bachillerato en centros privados no concertados", ha dicho, y ha recordado que esta etapa educativa no es obligatoria "con lo que tampoco lo es esa subvención".

Ha recordado que "se trataba de una subvención a los centros, no a las familias" con lo que "les corresponde a ellos decidir cómo hacen ahora esa compensación económica dentro de su modelo de negocio, explotación económica y de facturación a las familias". Cacho ha cuantificado las ayudas del "cheque" en una partida de 400.000 euros, que se distribuía entre 6 centros y llegaba a más de 700 familias.

En cualquier caso, ha concluido, esa ayuda "es una parte menor, de menos del veinte por ciento, del coste de la matrícula anual" con lo cree que "no es una cuestión que deba afectar a la elección de centro por las familias". Se trata, ha concluido, de un aspecto "de buenas prácticas de gestión económica de los centros en su oferta y del establecimiento del precio".

Por otro lado, el consejero de Educación ha contestado en la sesión a una pregunta del Grupo Popular sobre la situación de alumnos de centros concertados de algunos pueblos de La Rioja Baja que utilizaban el transporte del sistema público para acudir a Calahorra pero ahora no pueden hacerlo. "Evidentemente no hay discriminación cuando no existe un derecho consolidado y es evidente que el transporte escolar en centros privados corresponde a los centros privados", ha defendido el consejero. Ha explicado que hasta ahora "en aras de óptima utilización de recursos, se autorizaba el transporte en determinadas situaciones y contextos de plazas vacantes libres de transporte escolar para alumnos de privados y concertados que lo solicitaran".

Una práctica que continúa, ha dicho, pero "el problema ha sido la saturación del servicio y por eso a esos alumnos no se les ha autorizado el uso del transporte escolar" ya que "no hay plazas", ha concluido.

Lo más