• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Un 15%

Aumenta la instalación de alarmas y la contratación seguridad privada para evitar que ocupen viviendas

El último caso es el de un promotor que ha pagado a los okupas para que abandonaran un edificio de Palma y ha contratado seguridad privada.

Audio

Cristina RequenaPalma

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:32

Un promotor ha tenido que pagar a unos okupas para que abandonen los pisos que ha construido en la calle Emili Darder de Palma y cuyas llaves debe entregar la próxima semana a sus propietarios.

Para evitar posibles nuevos asaltos el promotor ha contratado seguridad privada que vigilará las 24 horas hasta la entrega de los pisos a sus dueños. Una opcion que estos ultimos años se ha incrementado. Además las empresas de seguridad han instalado un 15% mas de alarmas tanto en casas habitadas como en vacías para evitar la ocupación.

Joaquín Juan, director comercial de Trablisa en Baleares, admite que desde que empezó la crisis el miedo y a la incertidumbre ha hecho que  los propietarios de viviendas en Baleares contraten la instalación de alarmas y explica que la mayoría de los casos son en casas habitadas y es que  señala que  si hay alarma no es ya ocupación sino  invasión de propiedad privada.

CON ALARMA  NO ES OKUPACIÓN SINO ALLANAMIENTO

Las alarmas anti okupas se convierten  no solo en un  sistema de disuasión sino que  suponen una acción eficaz contra la ocupación. En caso de ocupación de una propiedad en la que hay un sistema de alarma instalado el proceso de desalojo es totalmente diferente a cuando no tenemos alarma ya que  la ocupación se convierte en allanamiento. El proceso de salto de alarma será el mismo que si entraran a robar.

CHANTAJES DE HASTA 3.000 EUROS

Ante  los chantajes que se están llevando a cabo por parte de los okupas exigiendo, en algunos casos, hasta 3000 euros al propietario de la casa para abandonarla Joaquín Juan explica sorprendido que en la mayoría de los casos los afectados aceptan la oferta de chantaje para acortar plazos judiciales.

Lo más