COPE

El RCD Mallorca se bloquea

Segunda derrota consecutiva del RCD Mallorca. Ante dos rivales de la zona baja los bermellones han perdido por 1-0 incapaces de remontar

Amath

RCD Mallorca

Jordi JiménezPalma

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 09:33

Lleva dos años sin remontar un partido tanto en Primera División como en Segunda y no es una anécdota. Los bermellones necesitan marcar primero siempre para sacar adelante sus partidos. Incluso en esta gran temporada en la que llevan en ascenso directo tantas semanas, el equipo de Luis García sabe que tiene que marcar primero.

Las dos derrotas consecutivas del Mallorca en dos salidas ante rivales de la zona baja han mostrado las carencias del equipo cuando tienen que ir en contra de marcador, especialmente en un guión calcado, es decir con un rival que renuncia a la posesión y a salir de atrás.

El repliegue intensivo del CE Sabadell, en situación desesperada y que se aferró con a un clavo ardiendo al golazo de Jaime, provocó que el RCD Mallorca se estrellara una ya otra vez en el sistema defensivo arlequinado. El Sabadell planteó una defensa casi de balonmano, cerró todos los caminos por dentro por donde los bermellones se empeñaron en intentarlo infrutuosamente.
Las entradas por los costados eran la solución, con Oliván mucho más activo en la primera parte. Pero las llegadas por banda tampoco hicieron daño porque los bermellones no tienen tantos rematadores, dispusieron de Álvaro (gol anulado a los 40 segundos por claro fuera de juego). El Mallorca tiene más llegadores que rematadores de área, tampoco la entrada de Abdón en la segunda mitad arregló mucho las cosas.

Así los centros no eran precisos o no había opciones de remate ante la tupida defensa sabadellense. Las ocasiones fueron remates desde la frontal como uno de Galarreta que parecía ir a gol. Remates a puerta pocos, un cabezazo de Mollejo centrado. En la banda derecha Amath Ndiaye que volvía al equipo tras sanción pareció muy bloqueado. El senegalés es letal con espacios pero ayer no era el día, pero si en un lugar parecía incómodo era en la derecha.

En la izquierda Cufré se quedó sin campo para entrar, lo que sí hacía desde atrás Oliván. Por ello decidió cambiar Luis García al descenso y meter a Mollejo, para buscar otro rematador y alguien que se entendiera mejor con Oliván. Dani Rodríguez empezó tan activo como siempre y fue de los más desequilibrantes. Su mejor acción por la izquierda fue mal finalizada porque en lugar de tirar con su pierna buena al pisar área se la dio a Amath que en lugar de golpear de primera quiso controlar y tirar.

El Sabadell no daba tregua, ni espacio ni tiempo para pensárselo en el área, era cuestión de tirar y tirar, incluso algún desvío de balón podía ayudarles. Pero el Mallorca buscaba todo el rato cómo llegar a situaciones de gol y era incapaz de crearlas. Salva Sevilla que había estado algo indispuesto días antes duró menos en el partido. Pero la entrada de Febas y Gámez no mejoró las cosas, para colmo se lesionaba Galarreta. El final fue pura desesperación por parte del Mallorca, anoche de rosa en lugar de su tradicional uniforme rojinegro.

Para ilustrar la desesperación mallorquinista quedó la imagen de Luis García al ser expulsado, con la cabeza en el césped. Si el lenguaje corporal tiene mucho poder de transmisión, esta imagen hace daño. Imaginen a un ejército con su general desesperado con la cabeza en el suelo mientras sus soldados siguen intentando ganar en el campo de batalla.
La Segunda División te demuestra en cada jornada que no hay cábalas que valgan, que sólo hay partido, que no se pueden hacer cuentas, que no puedes contar con una victoria en un lugar como previsión de cálculo porque te saldrá mal.
Si el aficionado mallorquinista pensaba que Castellón y Sabadell podían ser las victorias que sellaran el ascenso, éste ha quedado aplazado. El Mallorca sigue estando en posición endiable, tercero y seis puntos de margen sobre el Almería, pero se tiene que calmar.

Ha entrado en un bloqueo motivado por las prisas por finalizar el trabajo. Las prisas por subir siempre salen mal. Que el Mallorca pasaría etapa de crisis después de un año en el que le iba a todo a favor estaba claro. El Espanyol pasó su crisis, parecía que el mundo se acababa, no paraban de hablar de penaltis y expulsiones que según el entorno perico beneficiaban al Mallorca descaradamente y ahora nadie se acuerda, el Espanyol está acabando la temporada como un cohete, con solvencia y sin pasar apuros y cuenta los días para el ascenso. El Almería no acaba de dar el estirón, tampoco el Leganés, pero puede ocurrir si el Mallorca sigue fallando.

Al Mallorca le siguen generando muy pocas ocasiones, pero por lo que sea las que le generan que antes no entraban porque aparecía un defensa para desviar o el portero las paraba, ahora entran. El gol de Jaime de chilena en el área chica anoche es un gol inverosímil que en otro momento nunca hubiera entrado.
Luis García pierde a Galarreta por lesión, tiene a Baba tocado, y esto son malas noticias para la sala de máquinas, pero no es un problema de un jugador. El equipo de Luis García debe calmarse. Justo lo que no ocurrió ayer. Empezó como si tuviera prisa por dejarlo todo resuelto. La puesta en escena fue muy buena, llegando y finalizando jugada todo lo que podía. Pero fue gaseoso, se quedó sin burbujas a medida que avanzaban los minutos y no llegaba el gol.

No fue una cuestión de desidia o de bloqueo, el Mallorca puso toda la intención y era más cuestión de cabeza. En lugar de ello el técnico Luis García, tantas veces acertado, dio una arenga a sus jugadores al inicio de la segunda mitad, cuando más que revoluciones lo que necestiban era calma, pensar, más cerebro y menos riñones. El RCD Mallorca necesita desloquearse y calmarse.

Es cierto que tiene un bajón de resultados y de rendimiento, lleva cinco salidas sin ganar fuera de casa cuando había sido de largo el mejor visitante de la liga. En las últimas cinco jornadas dos victorias, un empate y dos derrotas, pero sigue siendo el mejor visitante de la liga y es el segundo mejor equipo de la segunda vuelta sólo superado por el Espanyol.

Almería, Leganés, Rayo, Sporting,Girona, todos ellos candidatos, se cambiarían por el Mallorca, en ascenso directo y con un colchón de seis puntos.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado








Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar