Boletín

Sucesos

Sorprendidos in fraganti cuando cobraban por devolver una cartera y un móvil robados en Poio

Una de las personas detenidas es el hombre que robó un coche en la Fiesta del Albariño y que lo quemó después en Fragamoreira.

Moto robada

Moto robada con la que huía el detenido. Foto: Guardia Civil de Pontevedra.

S. V. / Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:32

Una mujer de 25 años de Pontevedra y un hombre de 39 de Poio han sido detenidos como presuntos autores de los robos de un teléfono móvil y una cartera del interior de un vehículo estacionado en Poio.

Tal y como ha recogido en un comunicado la Guardia Civil, el operativo se inició después de que el propietario del automóvil presentase una denuncia al fracasar el pago de 40 euros a cambio de la devolución de sus objetos acordado con uno de los autores del robo a través de una llamada telefónica.

Posteriormente, este hombre pactó una nueva entrega del importe a cambio de recuperar su cartera y su teléfono móvil y acordó que el intercambio se produciría en las inmediaciones de un centro comercial este martes por la tarde.

Así, la víctima acudió al punto acordado protegido de un modo discreto por efectivos Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía (USECIA), que sorprendieron a la pareja cuando se dirigía a cobrar el rescate que pedían por los objetos robados.

HUÍDA EN MOTO ROBADA

Uno de ellos, del que se sospechaba que podría haber cometido el robo, intentó huir en una motocicleta al ser detectado en las inmediaciones de la superficie comercial. No obstante, fue alcanzado gracias a la colaboración de un agente de la Policía Local que se encontraba fuera de servicio con los efectivos de la Guardia Civil. Además, se comprobó que la moto que conducía el detenido había sido sustraída unos días antes en Vigo.

Mientras, se interceptó a la mujer en el momento en el que entregaba al propietario del vehículo su cartera con su documentación, aunque sin el dinero que este había guardado en su interior.

Tras ser ambos detenidos, la mujer, consumidora habitual de estupefacientes y residente en Pontevedra, fue puesta en libertad en sede policial. Asimismo, el hombre, domiciliado en Poio, que contaba con varios antecedentes -incluido el robo de un coche en Cambados durante la Festa do Albariño y que apareció quemado en la parroquia de Fragamoreira de Poio-, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Pontevedra, que decretó su libertad provisional con cargos.

Lo más