Detenidos en Rábade los tres miembros de una banda dedicada a asaltar tiendas de telefonía

Usaban un ariete para reventar los escaparates de las tiendas

Detenidos en Rábade los tres miembros de una banda dedicada a asaltar tiendas de telefonía

Ramudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:12

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo, con la ayuda de una patrulla de Lugo, detuvieron en la localidad lucense de Rábade el pasado 19 de octubre a tres varones, todos de nacionalidad extranjera, como supuestos miembros de una banda que perpetró una decena de robos en tiendas de telefonía móvil en diferentes puntos de la geografía nacional.

Según ha informado la Guardia Civil, esos robos, todos perpetrados de la misma manera y en tiendas de operador concreto, se produjeron en Asturias, Cantabria, Valencia y Lugo.

La investigación, llevada a cabo por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Oviedo y el Equipo Territorial de Policía Judicial de Luarca, comenzó el pasado mes de octubre cuando se detectó un incremento de robos cometidos en tiendas de telefonía móvil.

Los robos eran cometidos siempre de noche, normalmente a altas hora de la madrugada, cuando no había personas cercanas a los establecimientos, dado que “su manera de actuar era la de violentar los cristales de los escaparates de los locales comerciales mediante fractura, empleando para ello un bloque de hormigón al que ataban unas cuerdas para su uso a modo de ariete”.

“La organización criminal estaba perfectamente jerarquizada y cada uno de los componentes estaba especializado en sus cometidos”, precisa la Guardia Civil.

Una vez dentro de las tiendas, buscaban los móviles de alta gama y usaban hachas para romper el mobiliario, de modo que entre los terminales robados y los daños ocasionados, las pérdidas para las tiendas asaltadas ascienden a 150.000 euros..

Aunque tenían fijado su domicilio en la Comunidad Valenciana, “no dudaban en desplazarse en coche recorriendo una gran cantidad de kilómetros en un solo día, llegando a recorrer más de 900 km en búsqueda de objetivos para llevar a cabo su actividad delictiva”.

Después de realizar una “campaña delictiva” en una zona concreta de la geografía nacional, que podía durante entre una semana y diez días, regresaban a su domicilio a través de carreteras secundarias para evitar la presencia policial.

En el momento de su detención, se aprehendieron gran cantidad de teléfonos móviles de alta gama, así como dinero en metálico, ropas y herramienta tales como hachas, cuerdas, destornilladores y un bloque de hormigón.

Los detenidos, una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes, fueron puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº1 de los de Pola se Siero (Asturias), que decretó el ingreso en prisión de todos los componentes de la organización.

Lo más