Audio

'A CUERPO DE REY'

El 'pulpo á feira' se inventó en Extremadura. Pero, ¿sabes dónde?

Esta receta, tan asociada a la cocina gallega, no nació en Galicia, sino en un pequeño pueblo extremeño

Tiempo de lectura: 1Actualizado10:14

Esta receta, tan asociada a la cocina gallega, parece ser que no nació en Galicia, sino en un pequeño pueblo de la provincia de Badajoz, en Entrín Bajo.

Según argumentaba en el espacio gastronómico 'A Cuerpo de Rey' el propio alcalde del municipio, Eduardo Jiménez, la historia se remonta a los arrieros maragatos. Los maragatos eran comerciantes nómadas que utilizaban este paso para unir Galicia con Castilla y Extremadura, ganándose la vida en los intercambios. Adquirían casi de balde el pulpo seco que los gallegos despreciaban y en su deambular lo rehidrataban y mezclaban con el aceite de oliva y el pimentón extremeños con los que comerciaban.

Tiempo después, los gallegos empezaron a apreciar el invento y lo incorporaron como condumio de sus fiestas, ferias y romerías, otorgándole la denominación de «polbo á feira» o pulpo á feira.