URBANISMO

Salvador llama a la "seriedad y al rigor" sobre los Bloques Portuarios

La consellera María José Salvado pide seriedad porque no se pueden plantear reformas "menores" de 400 euros el metro cuadrado.

portuarios

LAS PROVINCIAS

Redacción València

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:48

La consellera de Obras Públicas, María José Salvador, ha hecho un llamamiento "a la seriedad" y al "rigor" cuando se hacen propuestas sobre el futuro de los Bloques Portuarios del barrio valenciano del Cabanyal, porque no se pueden plantear reformas "menores" de 400 euros el metro cuadrado.

Tras las discrepancias en el seno del Gobierno del Ayuntamiento de València sobre esos bloques, en los que el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià (PSPV), aboga por la demolición y reedificación, y València en Comú por rehabilitarlo.

La consellera ha destacado que, en el marco del programa ARRU (Área de Regeneración y Renovación Urbana) del Plan Cabanyal, la reforma está en 1.800 euros por metro cuadrado, por lo que "no se puede ahora plantear 400 euros" sin "ningún criterio objetivo ni con rigor".

Ha indicado que se trata de "un tema serio" y que la solución a ese edificio debe ser consensuada entre las Administraciones, entre otras cosas porque la Conselleria es propietaria de muchas de las viviendas del bloque, y "pensando en la mejor solución para dignificar esas viviendas".

Para la consellera, lo primero que tiene que hacer un responsable político es ver qué planteamiento tiene y qué tipo de vivienda quiere que acaba habiendo allí, "pensando que él mismo podía estar viviendo en esa vivienda".
Salvador ha señalado que en estos momentos hay dos escenarios "con matices": la rehabilitación "integral", no una reforma "menor", y demoler y volver a edificar, y ha asegurado que, con los informes sobre la mesa, tomarán "la mejor decisión".

Ha reivindicado que no se trata de una intervención "solo de ladrillo", sino que tiene que ir acompañada también de una intervención social, pues en el edificio hay "okupas" y personas con rentas bajas, de manera que hay que afrontar "caso por caso".

Lo más