COPE

PROCESO DE CANONIZACIÓN

El Papa reconoce las virtudes "heroicas" de una valenciana madre de 11 hijos y la declara "venerable"

Avanza el proceso de canonización de Amparo Portilla, fallecida en 1996 de un cáncer de pulmón.

ctv-sw1-portilla-int2

AVAN/Luis M. Agudo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:14

El papa Francisco ha declarado “venerable “ a una valenciana que fue madre 11 hijos y falleció en 1996, a los 71 años de edad, víctima de un cáncer de pulmón, por “haber ejercido las virtudes cristianas en un grado heroico”, según ha informado la Santa Sede.

Se trata de Amparo Portilla, cuyo proceso de canonización prosigue ahora con el fin de “conseguir probar un milagro atribuido a su intercesión y así poder ser elevada a los altares como beata”, según indican desde la delegación diocesana para las Causas de los Santos del Arzobispado de Valencia, que ha mostrado su “gran alegría” por este “importante paso”.

La vida de Amparo, junto a su esposo Federico, es un "ejemplo refulgente para la inmensa mayoría de los fieles cristianos, que son laicos y casados, haciéndoles ver que es posible alcanzar la santidad en y a través de su ámbito familiar, laboral y social, es decir, que es posible seguir de cerca a Cristo en medio de las circunstancias ordinarias del ser humano: matrimonio, familia, amigos, trabajo, cultura, descanso, alegrías, preocupaciones, etc.”.

Quién era Amparo Portilla

Amparo Portilla Crespo nació en Valencia el 29 de mayo de 1925 en el seno de una familia cristiana practicante, siendo la primogénita de cuatro hermanos.

Fue bautizada el 31 de mayo en la parroquia de San Juan y San Vicente, de Valencia. Realizó sus estudios en el Colegio del Sagrado Corazón de Godella. En 1946 consiguió el título de Magisterio y Puericultura y en este período fue catequista en la parroquia de Santa Cruz, situada en el barrio del Carmen. En 1947 inició su noviazgo con Federico Romero Pérez, con quien contrajo matrimonio en Valencia el 29 de noviembre de 1950.

A causa del trabajo de su esposo, la familia se trasladó a Madrid donde transcurrió enteramente la vida cotidiana de la Sierva de Dios, como esposa y madre. Allí Amparo, junto con su marido, frecuentaron la “Obra Apostólica Familiar” que luego tomó el nombre de “Movimiento Familiar Cristiano”, donde llegaron a ocupar cargos de dirección en el Comité Central.

Fue una "trabajadora infatigable, siempre alegre y generosa, dando a los demás permanente ejemplo de vida cristiana” y siempre se volcó con "los más desprotegidos, pobres, enfermos o apartados de Dios", según los promotores de su beatificación. “Su familia destaca que siempre intentaba hablar bien de la gente, excusar a todos y tener algo bueno que poder decir de ellos”.

Precursora del Movimiento Familiar Cristiano

En Madrid, “llegó a liderar la Obra Apostólica Familiar, un movimiento católico familiarista que en 1966 se refundaría, junto con otros, en el actual Movimiento Familiar Cristiano”

De 1994 a 1996, enferma de cáncer de pulmón, “dio ejemplo de fe, entereza y lo ofreció como instrumento para crecer en cercanía con Dios, ella y los que la acompañaban. Incluso al ir agravándose su estado seguía interesada en los problemas de los demás, e incluso en los acontecimientos sociales y mundiales”. “Su entereza y alegría cristiana forman parte de las virtudes cristianas que la Iglesia reconoce”, afirman.

“Murió en su casa en la madrugada del 10 de mayo de 1996 mirando en sus últimos días una imagen de Virgen de los Desamparados y dejando en todos los que la conocieron su profunda y auténtica vida cristiana”. Su cuerpo descansa en la Cripta de la Almudena en Madrid.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar