COPE

HISTORIA DE VALENCIA

Joanot Martorell aún no tiene una calle en València

Sólo su obra, Tirant lo Blanch, posee una calle dedicada en el barrio de En Corts.

Audio

Carles Villeta

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:13

El recuerdo histórico que nos ofrece esta semana Jesús de Salvador, se centra en la figura de Joanot Martorell. De nuevo un nombre eclipsado, en esta ocasión, por su creación, el TIRANT LO BLANCH. La obra fue publicada el 20 de noviembre de 1490, considerada la 1ª novela moderna de Europa, y escrita en “vulgar” lengua valenciana. El Autor de esta insigne pieza literaria tiene su calle en Barcelona, y otras localidades de Cataluña y también de la Comunitat Valenciana, pero no en la ciudad donde nació y murió, València, donde ha de conformarse con una calle dedicada a su novela.

Joanot Martorell (Valencia, 1413 - Valencia, abril de 1468 ), fue un escritor y caballero valenciano. Es decir, la famosa unión, que no enfrentamiento entre la ESPADA Y PLUMA. Residía en la plaça de Sant Jordi (actual plaça de Rodrigo Botet donde está el Hotel Astoria).

En 1454 viajó a Nápoles para ayudar a Alfonso el Magnánimo. Sus padres, Francesc Martorell, (Jurado de Valencia, que estuvo al servicio del rey Martín el Humano), y Damiata Mompalau, tuvo gran descendencia entre la cual Joanot era el segundo hijo, además de Damiata, Isabel (primera esposa d’Ausias March), Galcerán (primogénito), Joan Jofre y Jaume (que fueron donceles) y Aldonça.

Caballero valenciano y escritor, miembro de familia noble, su abuelo Guillem fue Mayordomo (Asesor) de Martin el Humano. El padre de nuestro escritor, Francisco Martorell, era ujier de armas, alcaide y alcalde de Cullera (1403-1422), jurado y consejero de la ciudad de Valencia (1412/14).

Mural del Paseo del Batà de Muro de Alcoi (Alicante), obra de Jose Antonio Espinar dedicada a JOANOT MARTORELL

Mural del Passeig del Batà de Muro de Alcoi (Alicante), obra de Jose Antonio Espinar dedicada a JOANOT MARTORELL

Su padre, Francisco Martorell, fue herido en combate, poco después redacta su testamento y deja heredero universal a su hijo Joanot y no al primogénito Galcerà .En 1435 Francisco Martorell murió y Joanot toma posesión de sus bienes. Con el óbito de Francesc Martorell comenzó la decadencia de la familia. Nos encontramos, pues, a su hijo Joanot, señor de una serie de posesiones pero sin los oficios y el prestigio que habían alcanzado su abuelo y su padre en la ciudad de Valencia dentro de la corte, que, por otra parte, se encontraba con la ausencia del propio rey, Alfonso V, instalado en Nápoles desde 1432. Años después, Joanot Martorell obtuvo el cargo de procurador de Dénia y Jávea, viajó mucho por toda Europa, se dice que visitó el Oriente, y según los escritos históricos en 1438 estuvo en Inglaterra, en 1443 en Portugal y los años 1442 y 1454 en Nápoles.

Se da la curiosidad de que la relación con el que fuera su cuñado, el poeta Ausiàs March (otro gran nombre destacado de las letras valencianas de nuestro siglo de oro), no tuvo muy buen inicio, ya que los hermanos Galcerà y Joanot se desafiaron con él en 1438 por no cumplir el contrato matrimonial con su hermana Isabel, lo que se acabaría subsanando con una pérdida económica de los Martorell, ya que Joanot cedió a su hermana Isabel gran parte del valle de Jalón como medio para asegurarle la dote acordada para su matrimonio con Ausiàs March, el cual no quería casarse con ella hasta que se le garantizase el cobro.

El 2 de enero de 1460 empezó a escribir su gran novela Tirant lo Blanch, que dedicó al infante Fernando de Portugal. En 1511 se publicó en Valladolid una traducción castellana, Aventuras de Guillem de Vàroic quien impone a Tirant en las normas de la caballería. Con un estilo directo ligado a los ideales caballerescos de la época, incluye componentes autobiográficos del mismo autor: por ejemplo, Tirant se forma en Inglaterra, donde Martorell vivió en 1438 y 1439.

Tirant se enamora de Carmesina –protagonista femenina de la novela–, hija del emperador. La historia de estos amores, con la intervención de la viuda Reposada y de la doncella Plaerdemavida, ocupa gran parte de la obra. Tras haber luchado en Berbería, Tirant se casa con Carmesina y es nombrado césar del Imperio Bizantino; reconquista tierras a los turcos y, enfermo, muere.

En contraposición con los libros de caballerías, aquí el amor es sensual en lugar de platónico: se presentan con gran expresividad las escenas eróticas o amorosas. Y en lugar de las inverosímiles proezas y asombrosas formas de vida de otros caballeros ficticios, el autor se recrea, no sin cierto sarcasmo, en los detalles cotidianos, y en aspectos más prosaicos, a menudo con maledicencia.

Todos los cervantistas que se han ocupado del tema están conformes en que el elogio del cura Pero Pérez representa el parecer de Cervantes: “Dígoos verdad, señor compadre, que, por su estilo, es éste el mejor libro del mundo: aquí comen los caballeros, y duermen, y mueren en sus camas, y hacen testamento antes de su muerte, con estas cosas de que todos los demás libros de este género carecen”.

Fue publicada en 1490, 25 años después de su muerte, ya que en 1464 Joanot empeñó el manuscrito del Tirant lo Blanch a Galba a cambio de 100 reales y un año después, su hermano Galcerà lo reclamó por tratarse de un bien de la herencia de Joanot, aunque no pudo obtenerlo precisamente por la prenda/hipoteca, que pesaba sobre el libro.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar