Un plan integral para “dinamizar” el Camino de Santiago coincidiendo con el Año Santo Jacobeo

Señalización del Camino de Santiago

Javier Luna

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:17

El Camino mismo, desde el punto de vista físico y territorial, pero teniendo en cuenta también su valor patrimonial, y la atención a las personas, tanto a los peregrinos como a los vecinos de las localidades por las que discurre ese mismo Camino, centran las claves para entender el Plan Jacobeo 2021.

La propuesta de la Consejería de Cultura y Turismo, que dirige María Josefa García Cirac, incluye un total de 62 actuaciones y supondrá una inversión de 11,5 millones de euros. El Plan, que inicia ahora su tramitación y espera ser aprobado en el mes de junio, se ejecutará en la plena totalidad de los 2.150 kilómetros de Camino de Santiago que discurren por Castilla y León. Bien es cierto que, en su mayoría, correspondientes al camino denominado “francés”, pero sin dejar de lado otras sendas históricas y tradicionales.

El programa incluye actuaciones destinadas al mantenimiento y mejora de las rutas; la restauración de monumentos con marcada significación jacobea, tales como las catedrales de Burgos y León, así como la adecuación de ermitas y la conformación de exposiciones y montajes audiovisuales. Además, se distribuirán manuales de buenas prácticas urbanísticas para salvaguardar el Camino en las localidades por las que discurre, donde también se proyectarán obras de mejora en el entorno urbano y programas para la formación y el empleo.

Los “verdaderos protagonistas”, en palabras de la portavoz del Gobierno de Castilla y León, Milagros Marcos, son las personas. Pensando en ellas se impulsarán los servicios destinados a la atención de los peregrinos con refuerzo de personal sanitario, subvenciones a ayuntamientos en posesión de agrupaciones de Protección Civil y acciones de voluntariado. Se fomentará el conocimiento y disfrute de la peregrinación entre los más jóvenes, tanto en el ámbito familiar como en el ámbito educativo. La promoción del Camino de Santiago como destino “excelente” para Castilla y León incluirá, además de una dilatada programación cultural, la presencia en distintas ferias y plataformas. Asimismo, se fomentará el intercambio de opiniones con administraciones locales, provinciales y comarcales, la participación “activa” en el Consejo Jacobeo —órgano de cooperación cuyo fin es facilitar la comunicación entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas que forman parte del Año Santo— y las reuniones en comisiones del Camino de Santiago en la Comunidad.

Con especial atención en las personas con problemas de movilidad se ha proyectado la adecuación de los terrenos en aras a una mayor accesibilidad, así como la mejora de la señalización. Milagros Marcos ha apuntado que se trabajará también para elaborar una señalización “común” con las comunidades limítrofes por donde también discurre el Camino.

Un Plan de “gran trascendencia” para el Ejecutivo regional. Trascendencia por su extensión, pero también por la implantación social del Camino de Santiago en Castilla y León, donde existen una treintena de asociaciones de amigos del que se ha erigido como “principal motor” de internacionalización turística.

Solo el camino denominado “francés” generó, en 2017, más de medio millón de pernoctaciones, de las cuales un 75 por ciento corresponden a turistas extranjeros, y una oferta de más de 5.000 plazas en albergues.

Las opiniones de los peregrinos consolidan la idea de que el Camino de Santiago es la “mejor tarjeta de presentación” que traslada el Gobierno regional. Un 76,1 por ciento de quienes realizaron el Camino a su paso por Castilla y León se detuvieron más tiempo en alguna localidad para visitarla con “mayor interés”; un 62,2 por ciento de los peregrinos tienen previsto realizar algún tramo más del realizado en el futuro; y un 78,1 por ciento ha manifestado su deseo de volver a visitar Castilla y León “gracias” a la experiencia vivida en el Camino.

Lo más