Boletín

Luquero pedirá a la Junta una tasa turística para Segovia con el apoyo de IU

Ángel Galindo y Ana Peñalosa entran en un equipo de gobierno que cuenta con el voto de Podemos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:56

Ya hay preacuerdo en el Ayuntamiento de Segovia. La socialista Clara Luquero retendrá el bastón de mando de la ciudad, Izquierda Unida entrará en el gobierno municipal y Podemos-Equo apoyará el proyecto con su voto. Los protagonistas hablan de preacuerdo porque aún falta que esta tarde lo refrenden las bases tanto de PSOE como de Izquierda Unida. Por parte de la coalición de izquierdas, Ángel Galindo será tercer teniente alcalde y asumirá Medio Ambiente y Juventud. Mientras, Ana Peñalosa se va a encargar de Servicios Sociales y Educación. Entre los 42 puntos del acuerdo, Luquero ha sorprendido con el anuncio de instar a la Junta de Castilla y León a implantar una tasa turística en la ciudad.

Mañana Clara Luquero podrá ser investida como alcaldesa, con los votos de los diez ediles del PSOE, los dos de Izquierda Unida y el de Podemos-Equo. Tras anunciar el acuerdo de gobierno entre las dos primeras formaciones, Ángel Galindo ha aprovechado para pedir disculpas a la ciudadanía, por lo que se ha dilatado el desenlace, aunque ha aprovechado para recordar que también se ha debido al recurso de Ciudadanos.

Podemos apoyará la investidura de Clara Luquero y ha llegado a un acuerdo programático, pero no entra en el equipo de gobierno. Su portavoz, Guillermo San Juan, ha afirmado que la voluntad ha sido la de aparcar los asuntos que pueden distanciar a ambas formaciones y contemplar los puntos de unión.

Este pacto tendrá un seguimiento periódico, según ha confirmado tanto Luquero como San Juan, que además ha agregado que, más allá del apoyo a la investidura de mañana, se irá reflexionando de manera particular el sentido del voto en cada caso. No en vano, para 2019 se plantean puntos importantes, como el nuevo pliego de limpieza viaria y recogida de residuos, entre otros.

Dentro de los 42 puntos del acuerdo de gobierno entre PSOE e Izquierda Unida aparece el impulso de la vivienda de protección. Primero se hará en el antiguo cuartel de bomberos y se seguirá con el antiguo Regimiento. Se incluye la recuperación del Valle de Tejadilla y la mejora del Lago Alonso; la rehabilitación de la calle Daoíz; que se ejecute un plan para eliminar el cableado de las fachadas; la compra de energía eléctrica directamente por parte del Consistorio y que sea 100% renovable; la habilitación de aparcamientos disuasorios y un protocolo para los momentos de afluencia excesiva a la ciudad; mejorar el modelo de presupuestos participativos; y el estudio de la viabilidad técnica y económica de municipalizar servicios. Un asunto en el que ha incidido Ángel Galindo.

Para la semana que viene quedará el reparto del resto de áreas entre los concejales socialistas. Tras ceder la cartera de Servicios Sociales, Andrés Torquemada queda con Participación Ciudadana y se abre a la posibilidad de que herede la responsabilidad que ostentaba Marisa Delgado, en cuanto a Gobierno Interior y Personal y Patrimonio Municipal. Estas y otras opciones tomarán cuerpo a partir del lunes, según ha apuntado Luquero.

Desde la Diputación, su presidente en funciones, Miguel Ángel de Vicente, ha evitado pronunciarse sobre este acuerdo. Tampoco ha querido referirse a qué pasará en esa institución provincial, recordando que lo primero es completar la constitución de ayuntamientos, que se redondeará este viernes con el de la capital. Después, la junta electoral tendrá que hacer oficial el reparto de la Corporación. Dependiendo de ello, el PP ya ha deslizado la posibilidad de reclamar, lo que seguiría dilatando los plazos. No obstante, De Vicente no ha querido concretarlo.

Lo más