Jonathan Prado: “Estoy abierto a todo”

El técnico palentino pasa revista a la situación actual

Jonathan Prado

Marcos RojoPalencia

Tiempo de lectura: 9'Actualizado 09:55

¿Cómo has llevado el confinamiento?

Al principio bien. Hasta el mes de mayo bien porque estaba mentalizado y ahora se hace más largo porque es muy monótono todo. Al principio estaba ocupado en cosas que tenía pendientes de hacer y ahora menos, pero esperemos que esto pase de la mejor forma posible.

Abandonas el Real Ávila tras dos campañas. ¿A qué se ha debido esta ruptura con la finalización de tu contrato?

Tú lo has dicho, es una finalización de contrato. Hicimos un análisis ambas partes de lo que habían sido las dos temporadas y ellos querían dar un cambio a las perspectivas para la próxima temporada decidiendo que incorporarían otro entrenador. Por mi parte ya hacía unos meses que valoraba el no continuar y al final no se han cumplido las expectativas a nivel de clasificación sobre todo esta temporada. Han sido dos años de mucho trabajo allí pero ya tocaba separar caminos.

Venías con una trayectoria muy buena y te has encontrado con dos años difíciles, sobre todo este último, ya que el objetivo en Ávila era el Play Off.

El primer año ha sido muy bueno independientemente de que al final quedásemos sextos. Ellos venían de una temporada bastante irregular y mala. Desde que el Ávila ha vuelto a Tercera, la temporada pasada ha sido la mejor en cuanto a puntuación y a clasificación con la gente que comanda ahora el club. A lo mejor no fue un sobresaliente pero sí un notable, porque hubo crecimiento y una buena idea de juego en la que fallaron matices en forma de resultados. Nos quedamos sin poder luchar por el Play Off a falta de tres jornadas pero nos fuimos contentos. Es un club histórico, noventa y seis años y esos equipos siempre quieren estar arriba en una categoría que como ya sabemos no es nada fácil. Este año la temporada no ha sido nada buena. Íbamos octavos en la clasificación. A nivel competitivo sí que es verdad que con todos los equipos del Top 8 hemos sido bastante competitivos. Ganamos en casa a todos salvo a la Arandina e incluso fuimos capaces de romper la racha del Zamora. Donde nos hemos dejado puntos ha sido con los equipos de la zona media y baja sobre todo fuera de casa, que es lo que nos ha lastrado.

¿Cómo ves ahora mismo tu futuro?

Con incertidumbre por todo lo que está sucediendo. No sabemos cómo se va a reestructurar la próxima temporada, cómo van a confeccionarse las categorías y puede ser más complicado este año moverse de un equipo a otro ya que muchos equipos pese a no cumplir objetivos mantendrán a sus entrenadores debido a la situación. Expectante a ver cómo transcurren las próximas semanas pero a la vez tranquilo porque llevo mucho tiempo seguido entrenando con su consiguiente desgaste y desconectar también es importante.

No das ninguna pista de dónde crees que puedes estar el año que viene.

Sí que es verdad que hay alguno que te tantea y te pregunta por tu situación personal y deportiva igual que sabes que algún ofrecimiento surge. Pero a día de hoy no hay nada, ni una idea ni un proyecto que pueda ser una opción.

¿Te planteas continuar como entrenador o quizás tener otras funciones dentro de un equipo?

Es una pregunta que en los últimos días me han hecho conocidos y amigos. Al final por la formación que tengo y el haber trabajado en diferentes puestos en los clubes estoy abierto a todo. Si surge una propuesta diferente también la valoraría y si es interesante no diría que no.

Comenzaste en Padre Claret. Después pasaste a la CIA. De ahí a la UD Sur también juvenil y de ahí al Real Valladolid. ¿Qué recuerdos tienes de esos años?

Recuerdos muy buenos. Te toca dejar el fútbol en un momento puntual pero te ofrecen la posibilidad de seguir ahí ligado y entras a ver lo que puede ocurrir enganchándote cada vez más. Los años de la CIA fueron muy buenos con un gran crecimiento al lado de Pajares, que me enseñó no solo cosas de fútbol sino también cosas de dentro de un club que te hacen crecer. Una pena ese año que nos quedamos a las puertas de subir a División de Honor porque hubiese sido un paso importante para el club. Con la carrera en Valladolid tuve que meter más horas allí y firmé por la UD Sur. Fue un proyecto interesante a tres años y en el tercero conseguimos ese ascenso a División de Honor, algo histórico para un club de barrio y una oportunidad que no habían tenido nunca. Al año siguiente conseguimos mantenerlo y fue una etapa de formación de futbol base muy buena porque sales de casa y adquieres otros conceptos. Luego en Valladolid fue diferente porque es una estructura profesional que te hace cambiar el chip.

Una pena abandonar la estructura del Real Valladolid.

Yo firmé con la anterior dirección deportiva, con Cata como director de cantera y mi trabajo siempre lo valoraron como bueno. Si ellos hubieran seguido la propuesta hubiese sido llevar el División de Honor y además trabajo de scouting dentro del organigrama de la secretaría técnica pero al final la situación cambió y tras un mes de mucha incertidumbre en el que no sabíamos que iba a pasar con la gente que estábamos apareció el Cristo. Tampoco iba a esperar al Valladolid a ver qué sucedía porque se podía alargar en el tiempo y la opción del Cristo al final era mi casa.

Un gran año en el Palencia Cristo Atlético con un final espectacular acabando terceros y en el Play Off. ¿Cómo valoras ese año?

Nunca sabremos si fue bueno acabar terceros o hubiese sido mejor cuartos. Empezamos muy mal a nivel de resultados con un cambio estructural de la plantilla. Venían de hacer un temporadón haciendo un gran Play Off y en el equipo había muchos jugadores que había tenido en mi etapa de formación y que quería que continuasen en el Cristo pero no fue el caso. Tuvimos que reestructurar todo y yo creo que la segunda vuelta fue histórica. Perder solo el primer partido de la segunda vuelta con Tordesillas. Conseguir tantas jornadas consecutivas ganando no es fácil y aunque llegamos muy justos al final el trabajo de la perseverancia te da frutos. En los últimos partidos, cuando parecía que estábamos más fuera que dentro, conseguimos un Play Off en el que se compitió bien y se perdió por detalles. Con Orihuela, sobre todo el partido de aquí, era un partido de empate a cero. Finalmente nos fuimos satisfechos porque pese a un mal inicio la temporada fue buena y orgulloso del trabajo.

Sorprendentemente tras esa gran temporada no continúas en Palencia Cristo Atlético.

Se valoran muchas cosas, no solo la clasificación. Yo entendí que había ciertas cosas que a nivel deportivo y de estructura era interesante mejorarlas y el club no tenía esa capacidad para poderlo hacer en ese momento y se tomó la decisión de no seguir. Fue parecido a la situación actual, con incertidumbre para la temporada siguiente pero surgió la posibilidad del Ávila pocos días después de abandonar el Cristo.

Rubén Gala fue tu segundo ese año y esta temporada ha sido su primera campaña al frente del equipo. Ha hecho un buen año pero aún está pendiente de su renovación. ¿Cómo ves tú al Palencia Cristo Atlético actualmente?

Ha sido un equipo al que yo comparo con nosotros en la primera vuelta. Un equipo dubitativo, que hacía partidos buenos y otros en los que se dejaba puntos que no esperas. Pero el final de diciembre y toda la segunda vuelta hasta el parón por el virus ha sido un equipo el línea ascendente. En Ávila aunque creo que estuvimos bastante mejor que ellos y les ganamos pues tuvimos mucha incertidumbre por su capacidad ofensiva. Creo que han hecho buen año y una lástima que se haya parado la competición porque tenían pinta de poder meterse en el Play Off. Me alegro por Gala y por Ricardo, ambos estuvieron conmigo, han hecho su trabajo y no han podido recoger sus frutos por esta situación.

¿Cómo has visto al CD Becerril de Edu Narganes?

Bien. Al final sabíamos todos que iban a tener un año muy difícil. La primera vuelta y el arranque fue muy difícil pero yo como hablaba con Edu muchas veces durante las semanas le decía que tenían que tener tranquilidad. Al final la experiencia de años en Tercera que tiene esa plantilla podía ser determinante para tener un punto de inflexión y la segunda vuelta les estaba sirviendo para conseguir esa permanencia que yo tengo claro que hubiesen conseguido con bastante solvencia. De hecho el partido que nos ganan a nosotros o empatan con Zamora y alguno más que compitieron y se les escapó por mínimos detalles demuestra ese nivel competitivo. Supieron adaptarse a la categoría y ganar a los equipos de su liga, algo determinante para salir de ahí abajo. Me alegro por ellos porque es importante para Becerril y para toda Palencia tener a dos equipos en Tercera.

Ahora hay dos equipos palentinos en Tercera. Cinco en Regional. SI sube La Salle parece que va a haber dos en Juvenil Nacional. Y a la vez hay poca gente en los campos. ¿Cómo ves la situación general del fútbol en Palencia?

Sinceramente la reestructuración que van a hacer en el fútbol me parece pegarse un tiro en el pie. Va a repercutir en todo y en ciudades como Palencia lógicamente puede afectar mucho más. Que haya dos equipos en Tercera me parece bien. El Cristo los últimos años ha podido además de tener jugadores de Palencia, mirar a Valladolid por cercanía e incluso ofrecer piso a otros jugadores de fuera para tener un punto más competitivo. Y luego para jugadores que salen de juveniles y necesitan minutos, como David el delantero del Becerril, tiene esa opción que es interesante. La preferente la van a reestructurar en cuanto a grupos y no sé cómo quedará. Este año no la he seguido mucho pero cuantos más equipos haya ya sabemos que el nivel competitivo baja porque distribuyes más a los jugadores. En cuanto a la liga Juvenil Nacional, me comentaban hace unos días los años que hacía que Palencia no tenía dos equipos en Juvenil Nacional y me acordaba de cuando estuve yo en la CIA junto al Palencia fue el último año si no me equivoco. En ese sentido bien pero ha sido una “putada” hablando mal para la CIA porque era un equipo para luchar hasta el final por volver a División de Honor. Yo les vi en Ávila y era un equipo que competía bien independientemente de jugar en casa o fuera.

Por lo tanto el futuro del fútbol a corto plazo lo ves complicado.

Sí. Es una restructuración de cara a profesionalizarlo más y eso sí que me parece bien. En Ávila por ejemplo, la cotización a la Seguridad Social y estar dados de alta ya lo teníamos y hay muchos clubs que ahora mismo eso no lo tienen y lo buscan. Esa reestructuración con una Segunda B Pro y luego la Segunda B, en la que la temporada que viene habrá cinco grupos, pues los que seguimos esa categoría sabemos que la temporada que viene habrá mucho jugador que no tiene el nivel acorde a esa categoría y el próximo año más. En cuanto a la Tercera, si suben veinte equipos y no va a bajar ninguno, va a haber una gran cantidad de jugadores de Tercera que no tienen nivel de Segunda B pero van a estar ahí y cuando perdemos esos futbolistas en Tercera daremos cabida a jugadores de nivel inferior y eso va a repercutir. A mayores, parece que a corto plazo Tercera acabará siendo la quinta división y a nivel de patrocinios e inversiones puede ser más difícil porque pasaría de ser una Tercera a ser según el fútbol actual una Preferente. Yo creo que en vez de potenciar el fútbol parece ser que quieren a día de hoy disminuir el nivel. Cuando no hay descensos como este año, si ya había cuatro o cinco equipos a los que les estaba costando la categoría, sobre todo dos muy claros en Tercera y al próximo año siguen, con todos mis respetos hacia ellos y además van a subir cuatro de Preferente, pues en teoría aumentamos el número de equipos de esa zona baja.

¿Por qué motivos crees que actualmente está yendo tan poca gente a la Nueva Balastera?

No lo sé. Este año he viajado menos a Palencia y al Cristo lo he visto más por vídeo pero lo que me han comentado es que sigue siendo igual y es una pena. Es el primer equipo de la ciudad y viene trabajando bien, independientemente del año pasado que fue una temporada rara y no consiguieron el Play Off. Este año volvían a ilusionar y no lo sé. Siempre estamos hablando de lo mismo y no se termina de dar con la tecla. Si Zamora tiene dos mil socios, a cien euros el carnet pues ya vemos el aporte económico además del aporte emocional que te transmite un estadio con mucha gente, animación, etc. Y si el Cristo tiene entre trescientos y cuatrocientos, no lo sé, los multiplicas por cien euros que es más o menos lo que cuesta un carnet y al final sales muy perjudicado porque estás hablando de que tienes cinco o seis veces menos. Eso repercute en los presupuestos y en generar plantillas competitivas.

¿Cuál ha sido el mejor jugador que has dirigido?

He dirigido tantos que me costaría. Miguelín, que ahora parece que puede jugar en el primer equipo del Valladolid pues es un jugador diferente que a mí me ha gustado. Y por hablar de un jugador de Palencia, Apa, que también está allí en el Valladolid. Son los dos jugadores con los que me quedo pero he dirigido a muchos y sería difícil hacer una lista incluso de diez.

Mi última pregunta parece que ya me la has respondido. ¿Qué futbolistas palentinos ves capacitados para llegar al fútbol profesional?

Ahora mismo Apa, con diferencia. Es verdad que este año le he seguido algo menos pero las informaciones que tengo de allí son muy buenas. Es una pena que aquí no tengamos la posibilidad de que alguno más vaya hacia arriba. Habrá que hacer mejor trabajo o potenciar más la base para que a través de ese paso intermedio los clubs profesionales se fijen en ellos. A ver también Manu (Hernando) en el Racing en Segunda si consigue estabilizarse en ese fútbol profesional de Segunda porque podría ser interesante de cara a verle pronto en Primera División.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar