COPE

La rebelión de las tijeras rotas no acepta los vetos del Gobierno de Sánchez

Se han concentrado en varios puntos de España, entre ellos en Zaragoza. A las puertas del Pignatelli han reclamado un IVA reducido y que se les trate realmente como esenciales

Audio

Á. MONTANERZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:59

La Rebelión de las Tijeras Rotas está siendo, desde hace un tiempo, una de las reivindicaciones que cada vez toma más fuerza en España. Las peluquerías y los Centros de Estética de España piden, como en otros sectores, un IVA reducido del 10% y no el que tienen ahora, de un 21%. Y es que esta mañana se han concentrado a las puertas de la sede del Gobierno de Aragón, en el Pignatelli

Exigen que se les restituya, de nuevo, el porcentaje que pagaban de IVA antes de la subida. Un impuesto reducido a las peluquerías, barberías y salones y centros de estética. El sentir general es que se ha reducido en otros sectores pero que en el suyo siguen sin atender sus peticiones. Es una lucha que viene de 9 años atrás y que ahora se rebelan contra el que califican un veto injusto del PSOE a la restitución de ese IVA del 10% que piden.

Mari Mar Calonge, que es la coordinadora de la Plataforma 'Creer en nosotros', la que ha propuesto esta concentración en Zaragoza, asegura que el Gobierno de Sánchez hace "oídos sordos a sus peticiones" y que "no están cumpliendo lo que en su día prometieron". Ahora "solamente vetan las medidas de otros partidos". De hecho, ya han sido hasta siete ocasiones en las que se han encontrado con la puerta en las narices.

Esta situación con este IVA de lujo y con el subidón tan tremendo de la luz hace que la situación sea aún más complicada. En la concentración había muchos representantes del sector que también reivindicaban un trato más justo y esta reducción del IVA. En torno a medio centenar de profesionales de la peluquería, los Centros de Estética y Belleza que tenemos en Zaragoza e incluso proveedores, que al fin y al cabo también se ven afectados por esta carga económica. Un ejemplo, el de Pilar Marcuello. Tiene una peluquería, se llama Lagos, y tiene a su cargo a 6 trabajadores. Asegura que le gustaría poder pagarles mejor, pero que la carga impositiva no se lo permite.

Y es que esa es otra de las reivindicaciones. Pero había más voces. Y más mensajes que apuntaban, directamente, al Gobierno de España. Por ejemplo, Roberto Mesones, que pertecene a la Marca Passaró en Zaragoza, y tienen una serie de salones dedicados al hombre aquí, pero también toda España. Calificacaba la situación como dantesca y urgía, también, a encontrar ese término medio.

¿SERVICIO ESENCIAL?

Promesas incumplidas, cada vez más gastos, una factura de la luz que sigue disparada. Y todo, ojo, siendo un sector esencial como ya vimos, en su día, durante el confinamiento duro, cuando fueron consideradas, las peluquerías, un servicio de estas características. Y es otro de los mensajes que querían dejar claro los trabajadores de estos establecimientos.

Ahora toca esperar a ver si el Gobierno Central termina por escuchar a un sector que, como venimos contando desde hace ya un tiempo aquí en COPE Zaragoza no lo está pasando en absoluto bien.

Síguenos en Twitter y Facebook


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar