• Domingo, 14 de julio 2024
  • ABC

COPE

El motivo por el que esta sevillana es muy “fan” de todo lo alemán: "Jamás pensé que me iba a pasar"

Se llama María José y confiesa que la vida le cambió hace tres años

Audio

Irene Ramos
Coordinadora Digital de COPE Andalucía y redactora en COPE Sevilla

Sevilla

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08:48

María José volvió a nacer. Fue hace tres años. Porque antes, un poco antes, había creído morir. Su vida era una vida normal, en Sevilla, hasta que apareció un invitado inesperado. Y ella, como todos hoy, reflexiona y reconoce que “jamás pensé que me iba a pasar, y cuando te pasa todo esto te viene grande”.

Y lo que le pasó fue un diagnóstico de leucemia y una sola salida, un trasplante de médula ósea. En ese momento el mundo se abrió sus pies. Ella, como muchos otros, confiesa que era “completamente desconocedora” de todo este proceso, de esta enfermedad.

Una enfermedad que sin embargo se hace muy presente y que nos deja estas cifras: Cada año 5000 personas son diagnosticadas de leucemia. Y muchas van a necesitar un trasplante para sobrevivir.

Otro dato para reflexionar. Tres de cada cuatro pacientes no dispone de un donante familiar que sea compatible porque ahí es donde primero se busca. Eso es lo que le pasó hace tres años a María José. Es hija única y por eso su salida era buscar un donante compatible.

El reloj corría en su contra. Cada día que pasaba era un día menos. Pero en su caso, la salvación llegó y vino gracias a un sistema internacional en el que se comparte información, el REDMO.

En ese registro figuran personas que voluntariamente se han inscrito. Ahí no miran el grupo sanguíneo, miran la compatibilidad. Todos “tenemos una especie de código de barras” que nos identifica y que nos hace compatibles o no.

En el caso de María José, su donante anónimo llegó de fuera de España. Lo poco que le han contado es que se trata de un chico alemán de 23 años y “esa médula de mi chico alemán es la que está funcionando en mi cuerpo porque él me regaló vida en vida, aquí no hace falta morirse como en los órganos sólidos para salvar una vida, así que viva Alemania”.

Ahora María José disfruta de una nueva oportunidad gracias a este chico que procede de un país que es una potencia en el registro de donantes: hay 10 millones de alemanes inscritos y en España no llegamos a los 500 mil.

Los motivos de la baja donación en España, según dice María José, es que es la gran desconocida, a pesar de que el proceso es muy sencillo.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado



Quién puedes ser donante de médula


En términos generales, puede ser donante de médula ósea toda persona sana desde los 18 años y hasta los 60 años, permitiendo su registro desde los 18 a los 40 años, siempre que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y que tampoco padezca ninguna enfermedad que pueda poner en peligro su vida por el hecho de la donación.

La Fundación Josep Carreras es una de las principales impulsoras de la difusión de la enfermedad y ofrece detalles de un proceso fundamental para salvar vidas.

  • Paso 1: Infórmate

La donación de médula ósea puede salvar vidas y requiere un proceso relativamente sencillo. De todos modos, la información sobre la donación es densa y requiere una lectura relajada. Informarte extensamente es la mejor manera de tomar la decisión de hacerte donante de médula ósea tranquilamente. Recuerda, dar no resulta difícil, pero es un compromiso. Una vez inscrit@ como donante voluntari@ de médula ósea, estarás a disposición para dar progenitores hematopoyéticos (células madre de la sangre) para cualquier persona del mundo que lo necesite.

  • La donación de médula ósea…
  • Es ofrecer tu ayuda anónima y altruista a cualquier paciente del mundo que lo necesite.
  • Es un compromiso contigo mismo y con los demás.
  • Es la única donación que se puede hacer en vida y en la que las células se regeneran al 100%.
  • Es la única curación posible para cientos de personas que la necesitan.
  • Es dar VIDA.


Audio



  1. NO ES nada relacionado con tu médula espinal, sino con tu médula ósea, donde se generan las células madre de la sangre. En el lenguaje coloquial se le llama «tuétano». No tiene nada que ver con la zona de la médula espinal ni sus nervios.
  2. NO ES una intervención que elimine tu médula ósea. Se regenera completamente.
  3. NO ES dar para otro y luego no poder dar si un familiar tuyo lo requiere. Puedes dar varias veces.
  4. NO ES inscribirte como donante exclusivamente por una persona particular, sino para cualquier persona del mundo que lo necesite.
  5. NO ES peligroso para el donante.




  • Paso 2: Inscríbete

Si cumples los requisitos para inscribirte como donante de médula ósea y te has informado extensamente, ya puedes inscribirte consultando los datos de contacto de todos los centros de referencia de donantes de España.

Paso 3: si resultas compatible...

Para entender las diferentes formas de extraer las células madre sanguíneas de la médula ósea, es interesante comprender qué función tienen y qué es la médula ósea. ¿Cómo se obtienen las células madre del donante? La donación de progenitores hematopoyéticos se puede llevar a cabo de dos maneras:

1. Sangre periférica: Obteniendo células madre de sangre periférica después de la administración de 1 o generalmente 2 inyecciones subcutáneas al día durante 4-5 días, hasta asegurar un mínimo de células madre en la sangre. Se inyectan unos agentes llamados “factores de crecimiento” que hacen pasar las células madre de la médula al torrente sanguíneo.

2. Médula ósea: Extrayendo sangre medular de las crestas ilíacas (parte posterior-superior de la pelvis) mediante unas punciones. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general o epidural y requiere ingreso hospitalario de 24 horas. Actualmente, se realiza este procedimiento solo en el 20% de los casos o para pacientes con enfermedades muy particulares que responden mejor a este tipo de donación.

Paso 4: ¿Sigues registrado si ya has donado?

Transcurridas unas semanas desde la donación, la recuperación de la función medular finaliza y los análisis se han normalizado, y, por tanto, se podría realizar, sin problemas, una segunda donación.

Dado que es posible que el paciente para el que se ha dado a lo largo del tiempo pudiera requerir de una segunda donación por diversas causas, el donante queda reservado de forma indefinida en previsión de esta posibilidad. Es por ello, que después de una donación, el donante queda cancelado para donaciones para otros pacientes.

En cualquier caso, no hay ningún inconveniente si el donante tuviese que donar sus células para un familiar.


También te puede interesar:

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar