COPE

CURIOSIDADES

La cebolla, un producto amado y odiado a partes iguales, cuyas propiedades medicinales desconoces

La cebolla, la tercera hortaliza más cultivada del mundo, que es amada y odiada a partes iguales, y cuyas propiedades medicinales desconoces

La cebolla, un producto amado y odiado a parte iguales, cuyas propiedades medicinales desconoces
Fernando J. Romero
Twitter Fernando Jesús

Redactor

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:21

Pocos productos son tan importantes en la cocina como la cebolla. Y es que a pesar de no ser ni el ingrediente principal de ningún plato, ni de utilizarse en grandes cantidades en la elaboración de los mismos, su presencia da el toque justo de sabor a la comida que preparemos.

LA CEBOLLA, AMADA Y ODIADA A PARTES IGUALES

El uso de la cebolla, producto que proviene de Asia, se remonta a tiempos ancestrales. De hecho, hay constancia de su importancia en pueblos como el egipcio, el griego y el romano, donde más que como alimento, destacaba por las propiedades medicinales que le atribuían.

Estas importantes propiedades, tanto culinarias como medicinales, sumado a la facilidad de su cultivo, han hecho que hoy por hoy, esta hortaliza, cuyo nombre técnico es “allium cepa”, se haya convertido en una de las tres más cosechada en todo el mundo, junto a la patata y el tomate.

Eso sí, es un producto que, en la cocina, es tan amado por unos como odiado por otros. Como dice el refrán, hay gustos para todo.

COMPONENTES

La cebolla, al igual que el ojo, con quien comparte ciertas propiedades, pertenece a la extensa familia de las liliáceas. Gracias a su composición, que en casi un 90% es agua, es un producto muy ligero y que no engorda. Sus nutrientes principales son los carbohidratos, y apenas proporciona proteínas y grasas. De hecho, sólo presenta 38 calorías por cada 100 gramos.

La cebolla, un producto amado y odiado a parte iguales, cuyas propiedades medicinales desconoces

Esta hortaliza aporta, además, un alto porcentaje de oligoelementos, así como dosis destacables de vitaminas y minerales como fósforo, calcio, potasio y vitamina C.

CONSERVACIÓN

Cuando vayamos a comprar cebolla debemos elegir ejemplares que tengan el bulbo firme, sin brotes y que conserven intacta la piel, que ha de ser crujiente.

La forma ideal para conservarlas en mantenerlas en un lugar seco y ventilado, donde no les de la luz directa. No es recomendable conservarlas en el frigorífico, ni tampoco amontonarlas.

PROPIEDADES

Uno de los usos más populares de la cebolla es frente a problemas respiratorios como resfriados, bronquitis y asma. De hecho, es habitual su uso como remedio frente a la tos, dejando una cebolla cortada por la mitad en la mesilla de noche. Esto es gracias a las propiedades antisépticas y mucolíticas de los componentes azufrados, junto con la acción antiinflamatoria de la quercitina. Aunque ésta no es, ni mucho menos, la única que tiene.

Por ejemplo, gracias a sus componentes azufrados ayuda a prevenir los trombos y a mantener en niveles adecuados el colesterol y los triglicéridos.

Gracias a la importante aportación de potasio y la escasa presencia de sodio, tiene un importante poder diurético, ayudando, por ejemplo, en casos de hipertensión y piernas pesadas.

Otra de sus propiedades a destacar es la ayuda que supone para el equilibrio de la flora intestinal, gracias a que estimula el crecimiento de bifidobacterias en el intes­tino e inhiben el desarrollo de bacterias patógenas, lo que reduce el riesgo de padecer cáncer de colon.

También alivia las digestiones pesadas, nos ayuda frente al estreñimiento. Igualmente tiene propiedades antiinflamatorias y antialérgicas.

La cebolla, un producto amado y odiado a parte iguales, cuyas propiedades medicinales desconoces

Es recomendable para personas con diabetes, pues ayuda a disminuir el nivel de azúcar en sangre, gracias a la glucoquinina, que estimula el páncreas, y también a su riqueza en cromo, que forma parte del factor de tolerancia a la glucosa (FTG).

Cabe destacar que, como han demostrado numerosos estudios científicos, la ingesta habitual de cebolla reduce, al menos en un 40%, la probabilidad de desarrollar cáncer de estómago.

REMEDIOS CASEROS A BASE DE CEBOLLA

Atendiendo a las propiedades que acabas de leer sobre la cebolla, te aportamos tres simples remedios casos que te pueden ayudar a mejorar tu salud.

Para las piernas hinchadas, ralla 150 gramos de cebolla déjalo macerar, durante 10 días, en una botella otros 150 gramos de alcohol de 90º, removiéndolo cada día. Transcurrido este tiempo, cuela el alcohol. Toma 3 o 4 cucharaditas, preferiblemente diluida con agua, al día. Se puede hacer una cura durante un mes, dos o tres veces al año.

En caso de resfriado o gripe, deja macerar 4 cebollas durante 24 horas en un litro de agua tibia. Tras esto, toma una taza entre las comidas y otra antes de acostarse.

Si padeces diabetes, toma la misma preparación anterior, pero en este caso sólo una taza por la mañana en ayunas. Te ayudará a reducir el nivel de glucemia.


También te puede interesar:

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar