MEDIO AMBIENTE

¿Sabes hasta cuánto puede pesar un nido de cotorras invasoras?

Las cotorras se han convertido un grave problema en muchas ciudades de España no sólo por el aumento de su número si no por el enorme tamaño de sus nidos.

Audio

Emilio Guerrero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05 dic 2019

Son conocidas como cotorras argentinas, cotorras de Kramer, loritos senegaleses y loros chocleros, aves de adorable aspecto y que atrae la atención de niños y adultos pero que se han convertido en un grave problema en muchas ciudades de España y por supuesto la provincia de Málaga no es ajena a esta problemática. Sólo en la provincia de Málaga su censo se contabiliza en unos seis mil ejemplares, lo que supone un grave problema para el ecosistema y para la seguridad. Esta especies, que a simple vista parecen inofensivas para los humanos, también pueden generar un grave problema de daños personales, el motivo: el tamaño de sus nidos. Un nido de estas cotorras puede llegar a pesar hasta 50 kilos y pueden estar compuestos por hasta dos mil ramas. "Es una especie invasora que genera problemas tanto sanitarios como peligros relacionados con sus nidos que pueden llegar a pensar hasta 50 kilos, están compuestas por dos mil ramas y también generan problemas de ruido, en la agricultura y la jardinería y en el propio ecosistema”, explica Gemma del Corral, concejala de sostenibilidad del ayuntamiento de Málaga. 

Sin embargo, este peligro, latente en muchos municipios suele pasar desapercibida para buena parte de la población y no es fácil de solucionar: "No somos conscientes de la magnitud del peligro que generan esos nidos por su tamaño, porque en caso de precipitarse al suelo y haber gente alrededor puede causar daños personales, por ello cuando se detectan estos nidos hay que quitarlos. Sin embargo, no es una tarea sencilla porque al retirarlos se dispersan los ejemplares lo que traslada el problema o lo engrandece", explica del Corral. 

Para atajar el problema, se ha creado una mesa de seguimiento en la provincia de Málaga que busca soluciones para atajar este problema a medio y largo plazo: "La mesa de trabajo la guía la Junta de Andalucía. Nos hemos reunido en la Diputación Provincial porque debe ser una alternativa consensuada para todos, porque si no se desvía el problema a otro municipio. Nos hemos reunido 13 municipios en los que han participado Cártama, Marbella, Benalmádena, Torremolinos, Rincón de la Victoria, Nerja, Torrox, Fuengirola, Alhaurín de la Torre, Coín, Antequera, Mijas y Málaga. Hemos realizado un escrito a la Junta explicando la situación y solicitar como abordar este problema y cuáles son los metodos de control a realizar. A día de hoy tenemos la autorización de poder atraparlos con redes y poder retirar los nidos que supongan un problema. Pero este método no está siendo eficaz y hay que buscar otras alternativas", relata edil.

Pero la gran pregunta es ¿Cómo erradicar el problema? Zaragoza, otra provincia que ha padecido este problema lo ha estabilizado con un método polémico pero eficaz: disparar directamente al ave. Este método no lo descartan las administraciones en Málaga: "El único método efectivo es el del disparo directo y que ha funcionado en Zaragoza, el resto de métodos no ha sido eficaz porque tienen una gran adaptabilidad al medio y en el caso de Málaga realizan de una puesta de huevos de hasta 3 y 4 veces al año cuando en otros lugares esa reproducción se produce una vez al año. Además aquí no tienen depredadores naturales. Es urgente de estudiar este método para saber si es una alternativa real. Dentro de unos años el problema será mayor si no se ataja", explica Gemma del Corral.

Hasta que se solucione el problema, ya sabes, si paseas por una zona donde haya cotorras, mira hacia arriba, porque el peligro puede estar encima de tu cabeza. 

Lo más