SUCESOS

Continúa la búsqueda de Yulen a contrarreloj

El pequeño, de dos años cayó a un pozo de 110 metros de profundidad y solo 25 centímetros de diámetro en una finca privada de Totalán (Málaga).

Suceso

Redacción

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15 ene 2019

Ha sido la segunda noche de trabajo en Totalán, donde las tareas siguen sin parar para tratar de localizar al pequeño Julen en el interior de ese estrecho pozo de 107 metros de profundidad. Ya se ha puesto en marcha otro de los mecanismos para extraer la arena que hace un tapón en el agujero a 73 metros de profundidad: se está utilizando una máquina que extrae la tierra por succión. Los trabajos de esta máquina comenzaron anoche, sobre las ocho, y utiliza un tubo de un diámetro pequeño para sacar la arena y permitir que una cámara pueda descender por el pozo a mayor profundidad.

El domingo sobre las 14.00 horas, los familiares de Yulen daban la voz de alarma: el pequeño, de dos años, había caído a un pozo de 110 metros de profundidad y solo 25 centímetros de diámetro. Desde entonces, más de un centenar de efectivos trabajan SIN DESCANSO para tratar de localizar al niño en ese agujero tan estrecho que solo puede acceder una cámara... es tan estrecho que NO puede acceder un adulto. De momento, han podido descender hasta los 73 metros porque en ese punto se han encontrado con un tapón de tierra que NO permitía seguir bajando. Entonces es cuando han comenzado a idear otras técnicas para sacar la tierra y durante la mañana, los equipos de rescate han logrado extraer algo de tierra y bajar otros 30 centímetros más. En la zona del pozo a la que se ha llegado, han encontrado una bolsa de chucherías y un vaso. NO hay ninguna imagen ni ningún sonido que constante la presencia del niño. Y no se puede usar una cámara térmica para detectarlo porque NO es operativa a tanta profundidad.

El agujero por el que cayó Yulen (en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona) se realizó hace poco tiempo para buscar agua en la zona... y no está entubado, por lo que hay que trabajar en el interior con mucha precaución para evitar desprendimientos. Ese agujero tiene 25 centímetros de diámetro y, por tanto, no permite el acceso de un adulto. Por eso, desde que los familiares del pequeño dieron la voz de alarma (ayer sobre las dos de la tarde) se comenzó a trabajar con cámaras para tratar de localizar al niño y, a partir de ahí, diseñar un plan para rescatarlo. Se ha comenzado con esa técnica para extraer la tierra... es en lo que se sigue trabajando, aunque se saca de forma muy lenta. Y están a la espera de que llegue la maquinaria y el personal para poner en marcha otras tres alternativas para seguir profundizando en el pozo y localizar a Yulen. Se trata de un dispositivo de rescate muy complicado que está coordinando la Guardia Civil. Las labores están siendo especialmente complicadas porque NO existen precedentes de un rescate de este tipo.

Los familiares aseguran que el niño cayó en ese pozo y con esa hipótesis trabajan los equipos de rescate. El lugar en el que sucedieron los hechos es una finca privada, aunque NO se ha confirmado de quién es la propiedad. Los padres del pequeño son una pareja de veinteañeros, vecinos de El Palo, que habían ido ayer a esa zona de Totalán a pasar un día de campo. Francisco de la Torre, alcalde de Málaga o el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, también han querido enviar un mensaje a la familia del pequeño Yulen.

Lo más