Boletín

LIGA SMARTBANK

(1-2) El Málaga merece empatar ante un líder rácano en La Rosaleda

El Cádiz se impone en dos zarpazos y le vale para ganar a un Málaga que hizo un enorme segundo tiempo pero no le alcanzó

Espino y Keko pelean un balón en el duelo de La Rosaleda

Redacción COPE Málaga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:30

No pudo ser. El Málaga sigue negado. Los jugadores malaguistas merecieron más en un partido en el que en el segundo tiempo tuvieron ocasiones para ganar incluso. Víctor introdujo varias novedades en casi todas las líneas. En la portería, Kellyan entró por el internacional Munir; en el carril izquierdo, Cristo debutaba convirtiéndose en el jugador 358 en lucir la elástica del MCF en partido oficial; Keko ocupó el costado derecho y en la medular, junto a Luis Muñoz, se ubicaron Rolón, Benkhemassa y Boulahroud por detrás de Sadiku.

El Cádiz, en el arranque, mostró sus credenciales con un par de acciones peligrosas protagonizadas por su ariete Lozano en el 6’ y el 9’. El Málaga, por su parte, acumulaba hombres en la zona intermedia para cerrar espacios y evitar las transiciones rápidas típicas del líder de la categoría. Pero pasado el primer tercio del choque, una cabalgada por la derecha de los amarillos desembocaba en gol de Lozano remachado por Nano Mesa, sobre la línea de puerta. Tras la supervisión del VAR, se confirmó el gol cadista.

Víctor volvió a mover el banquillo, dando entrada a Antoñín por Benkhemassa en el 59’. Precisamente el punta filial, en el 63’, tuvo la mejor ocasión blanquiazul hasta ese momento con un chut cruzado que lamió el poste. El Málaga dominaba el esférico y el tempo del envite, frente a un rival que se limitaba a conservar su ventaja pertrechado en su campo a la espera de un contragolpe. Y este llegó, con una brillante acción individual de Caye Quintana, que batió casi sin ángulo a Kellyan (0-2) y mataba el partido sin mucho ruído, apenas nada.

A quince minutos del final, Renato Santos suplió a Luis Muñoz en lo que fue el tercer y último cambio malaguista. Antoñín, con un certero y colocado remate de cabeza, redujo distancias para el Málaga (1-2, 84’). En plena efervescencia, Keko chutó al larguero en el 86’ y la mandó alto en el 87’. Martiricos rugía en busca de un empate que debió ser por merecimientos. Incluso en el descuento Keko, de nuevo, pudo marcar tras un rechace de Cifuentes a tiro de Renato. Al final, 1-2 para el líder de la categoría y un Málaga CF que permanece en puestos de descenso con 8 puntos tras once jornadas del campeonato.

Lo más